¡7 técnicas para aprovechar al máximo el talento humano en tu empresa!

Publicado por Nubox | 15 de mayo del 2020
¡7 técnicas para aprovechar al máximo el talento humano en tu empresa!

Ser emprendedor no es tarea fácil y por eso, entre los diversos factores que permitirán que tu idea de negocio se convierta en una empresa hecha y derecha, está el talento humano. De hecho, es muy importante mantener a tus colaboradores contentos porque esto significará menores costos y mejor productividad para tu negocio.

Eso sí, debes tener en cuenta que atrás quedó la época del viejo paradigma sobre “ponerse la camiseta” a toda costa sin importar el sacrificio. Los tiempos han cambiado y las generaciones más jóvenes no tienen miedo de renunciar y buscar nuevos horizontes, pues exigen ser valoradas y respetadas a cambio de su compromiso laboral.

¿Cómo motivar a alguien a trabajar para tu negocio? En este artículo, te contamos 7 técnicas para retener y disfrutar del mejor talento humano en tu empresa.

¡Acompáñanos!

 

Nueva llamada a la acción

 

1. Incentivos salariales

Según Workmonitor, un estudio de tendencias de Randstad, el 37% de los trabajadores en Chile se cambia de trabajo porque quiere mejores condiciones laborales, entre las cuales sobresale el aspecto monetario.

Para entender mejor el panorama nacional y su contexto, la Fundación Sol realizó una investigación titulada “Los Verdaderos Sueldos de Chile”, entre cuyos resultados está que el 50% de las personas que conforman la fuerza laboral del país gana menos de $400.000. 

En virtud de esto, te recomendamos valorar e incentivar a tus colaboradores por medio de compensaciones salariales, en especial cuando tu empresa tenga ganancias significativas.

Tal vez hayan ocasiones en las que no puedas entregarles mucho, pero si ven que realizas el esfuerzo de distribuir el dinero y pagar salarios justos, ten por seguro que esta acción tendrá un impacto positivo en su autoestima y en su voluntad de seguir trabajando para tu negocio.

 

2. Oportunidades de aprendizaje y capacitación

Otra de las razones por las cuales la gente se aburre en un trabajo es la falta de oportunidades para aprender y desarrollar habilidades nuevas.

Si deseas que la productividad sea óptima, es importante proporcionar las herramientas necesarias para profundizar su desempeño. Por eso, la capacitación es un elemento clave para que se mantengan actualizados respecto a sus conocimientos específicos.

De este modo, podrán perfeccionar constantemente su trabajo y adaptarse a los cambios del mercado, sin importar el contexto o las causas.

Además, ofrecerles aprender sobre otras áreas de tu negocio les hará sentirse motivados y, al mismo tiempo, involucrarse más con la empresa, pues comprenderán mejor su funcionamiento y verán cómo su rol encaja en el engranaje laboral.

 

3. Flexibilidad y equilibrio

Pese a que vivimos en tiempos donde todo tiene una velocidad vertiginosa, las personas intentan buscar el equilibro en sus vidas.

Actualmente, los millennials son la generación con más trabajadores en Chile: casi 4 millones de personas entre los 25 y 39 años. Este dato es muy relevante porque es precisamente esta generación la que ha estado impulsando los cambios en el mercado laboral en cuanto a la demanda de mejores condiciones, las cuales incluyen un balance entre la vida personal y el trabajo.

La flexibilidad es clave, ya sea en las horas de trabajo, en la posibilidad de permitir el trabajo desde casa cuando sea necesario o en la modificación de procedimientos.

Las personas están dispuestas a dar lo mejor de sí mismas, pero si no se sienten valoradas ni compensadas, buscarán un lugar mejor. Por esta razón, si alguno de tus colaboradores te comenta que planea estudiar algo y necesita salir antes uno o dos días a la semana, encuentra el modo para conceder esa solicitud; si te propone mejorar algún proceso, escúchale y aplícalo.

 

4. Liderazgo e inclusión

Si quieres que tus colaboradores te sigan, da el ejemplo. Esto puede parecer un consejo muy obvio y sencillo, pero la verdad es que nadie va a trabajar ni esforzarse por tu negocio si no ve que tú eres la primera persona en hacerlo. Ejerce un trato digno y humano, y trabaja codo a codo con tu personal.

Un buen líder siempre será capaz de motivar y hacer sentir parte a sus trabajadores. Demuestra interés en lo que hacen y que sabes muy bien qué es necesario en el rol que cumple cada uno de ellos, pues lograrás que estén conscientes de la relevancia que tienen para tu empresa.

 

5. Buena comunicación y cultura laboral

Este punto está estrechamente relacionado con tu capacidad de liderazgo e inclusión. No es un secreto que la comunicación es esencial en la vida diaria y, menos aún, cuando somos seres de naturaleza gregaria.

Promueve una buena comunicación para generar un buen clima laboral, donde puedas dejar en claro cuáles son los principios y valores de tu empresa. Mantén un estilo de comunicación abierta y receptiva en la cual tus trabajadores se sientan cómodos y libres para expresar sus inquietudes, sugerencias y deseos.

Cosas tan simples como saludarles, preguntarles cómo están, fomentar el trabajo colaborativo y el respeto harán de tu empresa un lugar agradable.

También, es muy valioso generar instancias para compartir entre miembros de la empresa en un nivel menos formal, como un almuerzo los días viernes o una salida después del horario laboral. Si quieres que tu negocio se destaque aún más, organiza iniciativas de responsabilidad social donde tus colaboradores y tú puedan ofrecer algún servicio a la comunidad.

 

De interés: ¿Cómo hacer proyecciones?

 

6. Definición precisa de cargos y funciones

Parte de la cultura laboral en Chile nos muestra que es muy común —sobre todo en organizaciones de menor tamaño, pero no exclusivo de estas— esperar que una persona haga más de lo esperado, no solo en el sentido de esforzarse más, sino que también desempeñe otras labores ajenas a su rol.

En este sentido, no confundas el espíritu colaborativo con la mezcla de obligaciones. Debes ser preciso a la hora de establecer los cargos y sus respectivas funciones para que nadie sienta que está haciendo más trabajo que otra persona.

 

7. Creación de nuevos proyectos

Estimula la creatividad de tus trabajadores y conversa sobre la posibilidad de hacer nuevos proyectos que sirvan para mejorar el desarrollo de la empresa.

Plantea nuevos desafíos que motiven a tu equipo de trabajo, los cuales pongan en evidencia la importancia de cada uno de sus miembros en el cumplimiento de los diferentes objetivos.

¡Eso es todo! Ya conoces 7 técnicas que serán de gran utilidad para motivar a tus colaboradores y aprovechar su talento humano el mayor tiempo posible.

En el mercado competitivo de hoy, es crucial construir y mantener un equipo de trabajo sólido para alcanzar todas las metas que te propongas y, de esta manera, desarrollar y expandir tu negocio sin sufrir la fuga de talento humano.

Si necesitas algún consejo particular para implementar estas técnicas o tienes alguna otra que sea efectiva y quieres compartir, ¡no dudes en escribirnos!

 

Nueva llamada a la acción