Gestión del talento humano: 12 desafíos a superar para tener éxito

Javiera Ríos

Escrito por Javiera Ríos

Soy Chief People Officer en Nubox Chile; tengo un Magíster en Dirección de Personas y Organizaciones realizado en la Universidad Adolfo Ibáñez, además soy Psicóloga Laboral egresada de la Universidad Diego Portales.

Author's LinkedIn
Súper guía práctica Técnicas para realizar una entrevista de trabajo

Súper guía práctica

Técnicas para realizar una entrevista de trabajo

Índice de contenidos

Uno de los grandes retos que se le presentan hoy en día a las empresas es hacer una buena gestión del talento humano, con el fin principal de que este se quede y crezca a la par de la organización.

¿Pero qué está pasando? ¿Por qué últimamente se pone tanto énfasis en hacer todo lo que se pueda para no perder miembros del equipo de trabajo?

Las respuestas son muchas y a lo largo de este artículo explicaremos las razones por las cuales hoy en día un trabajador no lo piensa tanto a la hora de renunciar a un puesto de trabajo.

Y claro que esto es un desafío enorme para las empresas. Es por eso que la gestión del talento humano debe ser refrescada, analizada y evaluada constantemente para lograr que la plantilla laboral se consolide y, en consecuencia, los procesos se lleven de la mejor manera posible.

En este artículo podrás leer 9 desafíos que tienen las compañías en este ámbito, y a su vez comprender cómo lograr el éxito para que el talento humano permanezca.

¡Continúa con nosotros!

¿Qué es la gestión del talento humano?

En el contexto donde vivimos, en un mundo lleno de incertidumbre, volatilidad, complejidad y de ambigüedad, realmente se debe tener en cuenta que la gestión del talento tiene que ser una actividad estratégica alineada al negocio.

Por tanto, el objetivo de esta actividad debe ser la atracción del capital humano, su desarrollo y por supuesto la retención. Y es que la gestión del talento humano es el arte de hacer evolucionar a las personas en ese microsistema social llamado empresa, con el fin de elevar los niveles de productividad.

Esos niveles de productividad son consecuencia tanto de las habilidades blandas como de las técnicas y profesionales, junto con la satisfacción que proporcione el clima organizacional.

Gestión de talento humano: inversión y responsabilidad social

Cuando hablamos de la gestión del talento humano, hay que tener en cuenta algunos aspectos fundamentales. El primero es que se está tratando con seres humanos, pensantes, que son capaces de impulsar tu empresa con su talento, virtudes y aprendizaje.

Y en segundo lugar, se debe entender que el capital humano también es activador de los recursos y es el que permite que las cosas sucedan. Es capaz de conducir a la empresa a la excelencia con su esfuerzo, compromiso, responsabilidad y dedicación.

Entonces, para lograr que estas personas se arraiguen a la organización y decidan crecer a la par de la compañía, hay que motivarlas, incentivarlas financieramente, prepararlas y actualizarlas a fin de que sigan su crecimiento personal.

Y esto es verdaderamente interesante si se comprende que todo se trata de una inversión que le traerá ganancias a la empresa. Contar con un equipo de trabajo fiel y con alto sentido de pertenencia, no tiene precio.

Desde la perspectiva de la gestión del talento humano, es ético constituir procesos que permitan a las personas crecer dentro de la empresa, tener buenas remuneraciones, acceder a beneficios que mejoren su calidad de vida y poder escalar a otros puestos de trabajo. Incluso, muchas organizaciones tienen planes para convertir en socios a sus empleados más destacados.

12 desafíos para tener éxito en la gestión del talento humano

Realmente sí es un desafío mantener a los empleados contentos, y esto es algo que se puede lograr a la par de un liderazgo enfocado en la motivación. De hecho es imprescindible teniendo en cuenta la cantidad de opciones que hay fuera.

Y con eso nos referimos a ofertas de trabajo, a otro tipo de formas de laborar como hacerlo desde casa, ganar dinero por Internet, emprender, entre muchas más opciones que atractivas o no, pueden llevar a las personas a renunciar a sus puestos para buscar más oportunidades.

Por eso, sin más preámbulos, a continuación te dejamos los nueve desafíos a superar para que tengas un éxito total en la gestión del talento humano.

¡Toma nota!

1. Estructurar y organizar el reclutamiento

A la hora de buscar a las personas que formarán parte de la empresa, se debe tener claro cuáles son los objetivos que se quieren alcanzar, el perfil requerido para cada cargo y cómo adaptar a esos nuevos miembros al equipo existente.

Y no solo se trata de hacer buenas búsquedas, sino también de construir una propuesta de trabajo realmente atractiva.

El mercado laboral es una competencia. Por lo tanto, si la personalidad, virtudes y conocimientos que tiene un profesional son los que quieres para tu equipo, debes luchar por ello.

La idea es contratar personas que tengan compatibilidad con los objetivos y cultura de tu organización. No servirá de nada esforzarse para fidelizar a personas que no se alinean con la visión empresarial que tengas.

Siempre ten en cuenta hasta dónde puedes llegar, pero además de eso, que el departamento de recursos humanos esté bien nutrido de conocimiento y preparado para explicarle a los aspirantes todo sobre la empresa: la misión, sus valores y lo positivo que será para ellos formar parte del equipo.

No se trata de crear expectativas irreales, todo lo contrario: ser honesto y mostrar los planes que tienes, la gran labor que se realizas como competencia de otras organizaciones, el tema de los días libres y vacaciones, y todo lo demás que consideres importante mencionar.

Para que tengas más información sobre cómo aprovechar el talento humano de tu empresa, te invitamos a descargar este ebook. ¡No puedes perdértelo!

2. Ofrecer salarios competitivos

Armar un sistema de motivación en cuanto al salario es un desafío primordial porque es lo que más llamará la atención del candidato a un puesto de trabajo. Estar en sintonía con los parámetros de pagos y tabuladores que tengan otras empresas es absolutamente necesario.

Y en este particular también entran los conocidos incentivos como aumentos graduales de salario, bonos en efectivo, acciones de la empresa y hasta tarjetas de regalo. Estos serían los de tipo financiero, mientras que los no financieros son días de vacaciones adicionales, algunas horas libres, teletrabajo, algo de flexibilidad y hasta políticas de bienestar empresarial.

Para lograr todo esto debes tener estipulado un presupuesto y plan de acciones que no pongan en riesgo los números; sin embargo ten en cuenta que todo esto también es una inversión segura e inteligente, que te ayudará a tener éxito con la gestión del talento humano.

3. Lograr un ambiente de trabajo idóneo

Trabajar en un espacio que lo tenga todo para llevar a cabo de manera efectiva las labores que se tengan, es una forma de mantener a los empleados contentos, pues es evidente que la comodidad es en gran medida la base de trabajar alegre y a gusto.

Aquí entran muchos elementos que no solo tienen que ver con una decoración adecuada, sino con la iluminación, buen mobiliario, equipos de computadora, Internet rápido, material de papelería y, por qué no, una estación de café - por ejemplo - y por supuesto buenos baños y un salón de reuniones y otro para conversaciones libres.

Recuerda que no son exigencias, son medios que te permitirán tener al talento humano con una energía positiva, que se traducirá en más y mejor producción y esas ganas de volver a la oficina.

¿Cuántas personas existen en la vida que detestan ir a sus lugares de trabajo porque no tienen las mínimas condiciones para trabajar cómodos?, les aseguramos que muchas, es por eso que creemos firmemente que un buen sitio para las labores es determinante para que los empleados permanezcan en una organización.

4. Definir y establecer prácticas para el fortalecimiento del equipo

Es importante fomentar el espíritu de la empresa poniendo en marcha actividades de comunión dentro del equipo. Se trata de dinámicas de grupo que permitan que entre las personas se cree una camaradería laboral, facilitando la colaboración y resolución de problemas en momentos de crisis.

Estas pueden llevarse a cabo tanto en horario laboral como en el extra laboral, y tienen que ver con conocerse más, saber las actitudes y virtudes que tiene cada uno, lo que piensan de los procesos que llevan a cabo y de qué manera pudieran ellos resolver un caso determinado.

A veces estas actividades tienen mejores resultados si se llevan a un espacio fuera del lugar de trabajo como parques y plazas, donde el cambiar de ambiente les ayudará a ver las cosas con otra perspectiva.

Si lo piensas, esto es muy favorable: un equipo unido y comprometido tiene mayor sentido de pertenencia y reafirmará que es parte de un todo. Esto fomenta el espíritu de la empresa y también aumenta la productividad.

Accede a esta guía gratuita
Accede a esta guía gratuita

Accede a esta guía gratuita

5. Evitar que el talento quede rezagado

Las nuevas tecnologías ponen a correr a las empresas y como quiera que sea, se debe estar actualizados en todo. En especial en lo referente a las bases laborales y sus nuevos paradigmas que implican el nacimiento de nuevos cargos, herramientas y procesos para la gestión automatizada de talento.

Los nuevos perfiles profesionales son una realidad y, entre algunos, podemos nombrar el experto en big data, que tiene como objetivo gestionar y analizar las grandes cantidades de datos que se producen o almacenan en una empresa.

También podemos destacar al experto en Inteligencia Artificial, que ayuda a las organizaciones en lo concerniente a la programación, robótica, deep learning, machine learning e ingeniería artificial.

Y aunque ya es conocido, no puede quedar fuera el especialista en redes sociales porque este es un puesto que debe estar en línea con cada cosa nueva que podemos observar en las diferentes aplicaciones.

Además es un ancla importante del departamento de Recursos Humanos, porque puede tener como tarea verificar los perfiles de los candidatos a empleados y atraer talentos a través de anuncios y publicaciones.

Por otro lado, dentro de esa necesidad de estar actualizados, se pueden incorporar diferentes software que hagan más eficientes los procesos que deben llevar a cabo los trabajadores, e incluso permitirles rendir más durante su horario laboral.

6. Construir verdaderos planes de crecimiento

La formación y planes de carrera, debe considerarse como uno de los elementos estratégicos dentro de la gestión del talento humano. Capacitar a los empleados es muy atractivo y de seguro esto es algo que les llamará la atención y decidirán permanecer en la empresa.

Además hay que tener en cuenta el desarrollo de sus habilidades y la promoción de sus actitudes. Los beneficios son muchos tanto para el talento humano, como para la empresa, así que en este punto no puede hablarse de pérdidas si las cosas se hacen bien.

Algunos de esos beneficios son promover el reclutamiento interno, favorecer el crecimiento personal y profesional, y fidelizar el capital humano.

Y si a esto se le suma la gamificación aplicada a la formación corporativa, los resultados serán superiores porque impactará en la gestión de Recursos Humanos, pues se basa en la eficaz idea de utilizar estrategias dentro de la empresa que permitan mejorar las habilidades de los empleados y enfrentarse a algunos problemas. Esas estrategias son juegos, competencias y retos.

Esto generará mayor motivación, menos aburrimiento, creatividad, trabajo en equipo y la retención del talento.

7. Reconocer verdaderamente al talento

Cuán importante es reconocer el talento de los trabajadores; esto los hace sentir queridos y relevantes, además de que les da esa sensación de saber que lo están haciendo bien y por ende seguirán dando lo mejor de sí para continuar con un desempeño positivo.

Y si la empresa hace este reconocimiento de manera pública no solo causará un efecto positivo en la persona sino también en el resto del equipo. La competencia sana es buena y esto impulsará a que los demás también quieran obtener un reconocimiento por lo que hacen.

La figura del empleado del mes sigue utilizándose en muchas empresas, y no está mal, pero hay muchas otras estrategias para darle valor a los trabajadores. Motivar a la fuerza laboral es un acto importante y que como seres humanos, necesitamos.

Pero no solo hay que reconocer los logros individuales, los logros en equipo son de igual importancia y hay que darles el valor que se merecen. A fin de cuentas, trabajar al unísono no es la idea, sino que los grupos laborales se fortalezcan cada vez más para que logren objetivos y beneficios colectivos.

8. Cultivar la comunicación interna

La comunicación es esencial para lograr el entendimiento, y en una organización utilizar buenos canales para eso, resulta en un elemento indispensable para lograr que la gestión del talento humano sea efectiva.

Si quieres lograr que tu equipo te comprenda y haga las cosas como se le piden, debes expresarles con detalles lo que quieres y los objetivos que se deben alcanzar. Y muy importante, en el tiempo estipulado.

Y al comunicar, también es válida la retroalimentación. Saber si se entendieron los parámetros, si hay dudas, opiniones y pautas que dejar en claro.

Realmente, para que esto sea más eficaz en los procesos de gestión, el departamento de Recursos Humanos debe tener un líder competente que apoye y ayude al capital humano. No se trata de mandar y mandar, sino de lograr las cosas sin imposiciones, permitiendo la participación de los demás y sabiendo escuchar.

Un líder positivo sabe motivar al grupo y es capaz de llevar a la gente a su cargo a los niveles más altos. Este profesional es vital para lograr evitar la fuga del talento humano. Además, a través de un feedback constructivo, logrará corregir errores, mejorar el desempeño y reforzar los aspectos positivos.

9. Mostrar proactividad ante la crisis

Algunas personas se asustan cuando se ven amarrados en una situación laboral que no les permite responder de forma práctica y conseguir soluciones. Esto les genera estrés, se sienten desmotivadas y pueden llegar a pensar que no sirven para ese trabajo.

Y si a eso le sumamos lo que ya hemos hablado sobre la velocidad a la que va el mundo, puede resultar abrumador para una persona pensar que no está logrando los objetivos que se le pidieron.

Y es por ello que, para grandes responsabilidades y crisis, se amerita una mayor proactividad en detectar a esas personas que de pronto puedan sentirse inconformes con su trabajo. En la gestión del talento humano existen formas de apoyar a los empleados que tengan estos sentimientos y ayudarlos a que continúen y se adapten a las diferentes situaciones.

Y la verdad es un desafío que todos los trabajadores tengan las destrezas a tope y la motivación para que logren las cosas, pero sí es posible y todo se logra conversando y dándoles más oportunidades.

Adicional a esto, hay que evaluar bien, porque en muchos casos se crean funciones que no se adaptan a la personalidad de una persona, y es mejor hacerlo al revés, ubicar actividades donde pueda desarrollar sus destrezas y actitudes de manera libre.

Es casi seguro que con ese tipo de cambios, los trabajadores que pasen por esa fase logren conseguir grandes cosas dentro de la organización, siendo absolutamente favorable para todos.

Y para dar un mayor apoyo emocional y físico a sus empleados, algunas empresas han incluido en sus políticas de bienestar algunas prácticas como programas y actividades deportivas, de salud mental o para cuidar la salud y la alimentación, planes de tipo petfriendly, de meditación, entre otras que les ayuden a gestionar el estrés y llevar una mejor calidad de vida.

10. Más allá de la salud: el bienestar

Y a propósito de la pandemia del COVID-19, entre los desafíos más urgentes a los que han tenido y tendrán que seguir enfrentándose las empresas ha sido garantizar la salud de sus empleados, no solo desde el punto de vista físico, sino además emocional.

Esta necesidad de preservar el bienestar de los trabajadores permitirá atraer y retener a los mejores talentos dentro de las organizaciones, lo cual redundará tanto en una mayor productividad como beneficios.

11. Flexibilidad para aumentar la competitividad

Justamente la crisis ha hecho que el teletrabajo, el cual hasta ahora era residual, se convierta en un factor importante dentro de las organizaciones del mundo, por lo que se ha evidenciado las ventajas de eliminar las fronteras en la ubicación de los mejores talentos.

Por su parte, los trabajadores también han resultado beneficiados con la mencionada modalidad, toda vez que les ha permitido una mayor y mejor conciliación de la vida familiar y laboral, al cambiar su entorno de tareas a su hogar.

Tomando en cuenta que el desarrollo de talento humano siempre está en busca de la agilidad, la meta es mantener la flexibilidad para que la organización esté lista para enfrentar cualquier tipo de eventualidad.

12. Diversidad e inclusión

Todas las políticas de gestión de talento humano no solo deben centrarse en aquellos aspectos que tengan que ver con la sostenibilidad o solidaridad con los más desfavorecidos, ya que las organizaciones cada vez más tienden a impulsar medidas laborales de inclusión y diversidad como valor agregado.

Cuando las empresas cuentan con un entorno inclusivo ello habla, además de su responsabilidad social, de que han asumido el desafío de atraer y retener talentos, a fin de mejorar su imagen corporativa.

El tema es que la fuerza laboral que poseen las organizaciones se ha convertido en la clave para que avancen en el logro de sus principales objetivos, pues los nuevos desafíos de la gestión de talento humano tienen que ver con un mayor compromiso de la compañía con el trabajador y viceversa.

Ya conoces cuáles son los 12 desafíos que deben superarse para tener éxito con la gestión del talento humano, y como puedes observar, son prácticas que definitivamente te van a ayudar a que los procesos en tu organización se lleven de la mejor forma posible. Estamos seguros de eso.

No olvides que la comunicación es muy importante para lograr el entendimiento entre las personas y cuando se trata de llevar de la mano a un personal, las voces de cada uno de los miembros son fundamentales. Saber escuchar también es prioridad y ayuda a la hora de buscar soluciones a los problemas.

¡Impulsa la gestión del talento humano!

+15.000 emprendedores reciben cada semana información sobre cómo hacer crecer su negocio.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor