Presupuesto 2020: ¿qué son las exenciones tributarias?

Publicado por Nubox | 11 de noviembre del 2019
Presupuesto 2020: ¿qué son las exenciones tributarias?

Ya inició en el Senado el trámite formal de la Ley de presupuesto general del Estado para el año 2020, evento de extrema importancia para el país porque se trata de la distribución y gestión del erario nacional para el próximo año. En esta oportunidad, el gasto público contempla un incremento de un 3% real (U$2.133 millones) -el más bajo desde 2003, cuando subió un 1,5%-, y el foco estaría en la reactivación económica. 

En ese contexto, es bueno prestar atención a las exenciones tributarias proyectadas para el próximo año, dada la incidencia que tienen en el erario y en la ejecución y transparencia fiscal de la Ley de presupuesto público 2020 de la República que se termine aprobando.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Cuáles son las exenciones tributarias para el 2020?

En 2020, el Gasto Tributario -entendido como el monto de ingresos que el Estado deja de percibir al otorgar  tratamientos impositivos especiales- subiría US$600 millones y llegaría a US$9.028 millones, según datos del IFP citados en La Tercera

Sin duda, una cifra considerable desde el punto de vista netamente monetario, pero de poca variación en términos de Producto Interno Bruto (PIB) si se toma en cuenta que equivale al 2.86% de éste, y en 2018 y 2017 la proporción fue de 2,88% y 2,81% respectivamente. 

Tales gastos se agrupan, según el Informe Anual de Gasto Tributario elaborado por el Servicio de Impuestos Interno (SII), en tres grandes categorías:

 

Impuesto

Monto gasto tributario (en millones de dólares)

Concepto gasto tributario (en millones de dólares)

Incremento frente a otros años

Impuesto a la renta

6.520, es decir el 2,07% del PIB.

Regímenes Especiales (209). 

Exenciones Tributarias (684).

Deducciones (1.060).

Créditos al Impuesto (435).

Diferimientos del Impuesto (4.124).

Tasas reducidas (9).

US$450 millones.

IVA

2.407.

Exenciones Tributarias y Hechos no gravados (1.582).

Créditos (687).


Diferimientos del Impuesto (138).

US$170 millones más que en 2017 y 2018.

Impuesto a los combustibles

101.

Devoluciones (101).

US$17 millones más que en 2017.

 

Una vez claras cuáles son las exenciones tributarias o los impuestos que conforman el gasto en mención, vale la pena que conozcas los principales beneficiados. De acuerdo con el Informe del SII, serían los siguientes sectores (cifras expresadas en millones de dólares): 


  • Ahorro-Inversión: 4.418. 
  • Educación: 1.055. 
  • Salud: 787. 
  • Inmobiliario: 754.
  • Resto de sectores: 731. 
  • Transporte: 535. 
  • Fomento a la MYPE: 514. 
  • Regional: 308. 
  • Seguros: 138. 
  • Exportadores: 3. 

 

Por su parte, las partidas de gasto tributario más importantes -debido a su impacto financiero- son:


  • Tratamiento de las rentas del sistema de fondos de pensiones. 
  • Cuotas de leasing. 
  • Rentas empresariales retenidas no pagan impuesto. 
  • Crédito especial para la construcción de viviendas IVA. 
  • Depreciación tributaria.
  • Amortización intangibles. 
  • Establecimientos de educación. 
  • Servicios diversos.
  • Transporte de pasajeros. 
  • Prestaciones de salud.

 

De acuerdo con el exdirector del SII, Michel Jorratt, pese al alza para el 2020 el gasto tributario se ha ido moderando con el tiempo, pues antes de la reforma de 2014 rondaba el 5% del PIB. Algo deseable para algunos expertos. Sin embargo, según declaraciones de Claudio Agostini, académico de la UAI, debería bajar más “porque el 3% del PIB en exenciones es alto para nuestra economía”.

 

De interés: Aprende todo sobre gestión empresarial

 

Al respecto, en Chile “la renuncia fiscal ha bajado en los últimos años, principalmente debido a menores sacrificios fiscales relacionados con el impuesto sobre la renta de las personas físicas”, según el informe de la CepalPanorama Fiscal de América Latina y el Caribe Políticas tributarias para la movilización de recursos en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible 2019”

Independientemente del debate que pueda generar esto último, cabe señalar que para la Ley de presupuesto general del Estado 2020 se consideraron tanto los ingresos como el gasto tributario contemplados en el proyecto de modernización tributaria -aún en trámite-, algo que generó cierto inconformismo en la oposición.

Parece ser que el debate al respecto va a ser intenso. Aunque debes tener en cuenta que, de acuerdo con la Constitución, durante el trámite de la Ley de presupuesto de la República el Congreso tiene la facultad de reducir los gastos, pero no de modificar la estimación de los ingresos. Y en el evento de que ésta no fuese aprobada, el Presidente puede promulgar como ley el proyecto original enviado al legislativo.

Nueva llamada a la acción