Los impuestos internos que todo contador debe manejar

Publicado por Nubox | 18 de septiembre del 2018
Los impuestos internos que todo contador debe manejar

El trabajo que realiza un contador es de suma importancia y va desde mantener en orden las actividades financieras hasta ayudar a cumplir con las obligaciones tributarias de la compañía. Dicho esto, resulta absolutamente necesario que el área de la  contabilidad tenga conocimiento y claridad sobre los impuestos que deben pagar las instituciones.

En palabras simples, diremos que los impuestos son montos de dinero que las personas y empresas deben pagar a una entidad gubernamental, con el objetivo de costear los servicios que el Gobierno tiene que prestar a sus ciudadanos. En el caso de Chile, el Servicio de Impuestos Internos(SII) se encarga de recaudar estos tributos y, en líneas generales, los se pueden clasificar de la siguiente manera:

1. Impuestos indirectos

Se aplican a todas las transacciones sobre productos y servicios, tributando así de manera indirecta. En Chile, los impuestos indirectos son:

  • IVA
  • Impuesto a Productos Suntuarios.
  • Impuesto a Bebidas Alcohólicas, Analcohólicas y Productos Similares.
  • Impuesto a los Tabacos.
  • Impuesto a los Combustibles.
  • Impuesto a los Actos Jurídicos (Timbres y Estampillas).
  • Impuesto al Comercio Exterior.
  • Impuesto a los servicios digitales 

 

Como podrás darte cuenta, la mayoría de los impuestos mencionados se aplican a industrias específicas de productos y servicios.  Por lo tanto, si consideramos este caso, es el contador que pertenezca a alguna de tales industrias,quien deberá tener especial cuidado en la tributación de los impuestos específicos.

2. Impuestos directos

Se aplican directamente sobre el ciudadano o empresa, basándose en la capacidad económica que tengan, y se clasifican en:

 

  • Impuesto a la Renta de Primera Categoría: grava las rentas provenientes del capital de empresas, sin importar su rubro. Se aplica sobre las utilidades percibidas, a excepción de los rubros agrícolas, mineros y de transportes, que pueden tributar a base de la renta presunta, siempre y cuando cumplan ciertos requisitos impuestos en la Ley de Renta.
  • Impuesto Único de Segunda Categoríase aplica a las rentas de trabajos dependientes (sueldos, pensiones, etc). Emplea tasas progresivas, según la renta percibida.
  • Impuesto Global Complementario: es un impuesto personal que se paga una vez al año por personas naturales. Se impone a aquellas rentas netas globales que excedan las 13,5 UTA y su tasa aumenta progresivamente a medida que aumenta la base imponible.
  • Impuesto AdicionalAfecta a personas naturales sin residencia en Chile, aplicándose con una tasa de 35% sobre las rentas con origen chileno.

 

Nueva llamada a la acción

 

Impuesto al Valor Agregado (IVA)

En definitiva, el área contable de una empresa es quien debería preocuparse por la tributación de su impuesto específico y del Impuesto de Primera Categoría, pero también de otro impuesto que precisamente es considerado como el más importante por todos los contadores: el IVA.

El Impuesto al Valor Agregado se aplica sobre el valor comercial de un bien o servicio, aumentando su precio al público. Este impuesto está presente en casi todo el mundo y varía su tasa según el país, la que en Chile es del 19%, recargándose a todos aquellos productos que superen los $180.

¿Cómo funciona el IVA?

Con cada transacción, el vendedor entrega IVA de esta venta al SII (Débito fiscal), el cual se encarga de devolverle este impuesto correspondiente por la compra a sus proveedores (Crédito fiscal), con el objetivo de no duplicar el cobro del IVA por un mismo producto. En definitiva, es el consumidor final el que cancela el IVA con la adquisición de un producto o servicio.

A modo de ejemplo:

Si una juguetería compra muñecos de acción a $10.000 + IVA y los venderá a $30.000 + IVA, el fisco le cobrará $5.700 por cada uno (19% de $30.000). Pero, a su vez, el empresario podrá pedir un reembolso de $1.900 (19% de $10.000), por lo que sólo pagará $3.800 de IVA por muñeco (la diferencia entre $5.700 y $1.900).

¿Cómo se declara el IVA?

La forma más sencilla de declarar y pagar el IVA es a través del sitio web del SII, en donde es necesario contar con un registro por medio del RUT y una clave única secreta, la que se puede pedir en caso de no tenerla. 

Una vez en el sitio, se debe ingresar al menú de impuestos mensuales para declarar IVA llenando el formulario 29 a través de distintas modalidades. Ya declarado el impuesto, tendrás que ingresar a la sección "Declarar y pagar por caja", lo cual generará un Cupón de Pago, que sirve para pagar y finalizar el trámite de la declaración.

 

¡Recuerda estar informado con respecto a las reformas!

Para finalizar queremos recalcar la necesidad de los contadores de estar actualizados frente a los posibles reformas a la estructura tributaria, con la finalidad de cumplir a  cabalidad con sus labores dentro de la empresa.

En el caso de que un contador no esté informado respecto a los cambios de último minuto, podría generar errores e incluso tener consecuencias económicas y legales directas para la empresa en la cual se desempeñan.

Sabemos que los contadores son profesionales sumamente ordenados y estudiosos, pero nunca está demás entregar un pequeño consejo.