¿Qué es el Impuesto de Primera Categoría y cómo se calcula?

Publicado por Nubox | 5 de agosto del 2020
¿Qué es el Impuesto de Primera Categoría y cómo se calcula?

Dentro de las múltiples funciones tributarias que ejerce el Servicio de Impuestos Internos (SII) está la clasificación de los impuestos en relación con los tipos de contribuyentes, entre los cuales se encuentran el Impuesto de Primera Categoría y el Impuesto de Segunda Categoría.

Antes de continuar con este tema, te invitamos a descargar nuestro ebook sobre los nuevos regímenes tributarios para que no te pierdas ningún detalle que pueda influir en la decisión que debes tomar el próximo 30 de septiembre. ¡Descárgalo aquí!

 

Nueva llamada a la acción

 

Retomando el tema, ambos impuestos se encargan de regular las rentas obtenidas mediante la actividad laboral que realiza cada persona, ya sea por explotación de bienes y servicios sujetos a la Primera Categoría o por remuneraciones correspondientes a actividades laborales dependientes, clasificadas en la Segunda Categoría. 

Evidentemente, los impuestos son importantes para todos los países y resulta necesario saber a qué corresponden y cuándo debemos pagarlos para cumplir con nuestras obligaciones tributarias a cabalidad.

En virtud de ello, en esta ocasión queremos contarte lo que debes conocer acerca del Impuesto de Primera Categoría: qué es, cómo se calcula y qué contribuyentes deben pagarlo.

¡Lee con atención!

 

Impuesto de Primera Categoría: ¿Qué es? 

Este impuesto grava la renta y, en este caso en específico, se refiere a todos aquellos ingresos que provengan de un capital, ya sea de empresas comerciales, servicios, industriales, mineras o cualquier otra figura legal de este tipo que contemple la ley.  

Como recién señalamos, este tributo se basa en la renta y no en el tipo de persona —natural o jurídica— para determinar su aplicación: es decir, si tus ingresos se generan con base en un capital establecido, estarás dentro de esta clasificación. 

Mencionamos esto porque generalmente se hace referencia a las empresas cuando se habla del Impuesto de Primera Categoría, generando confusión entre los contribuyentes. Sin embargo, las personas naturales también están afectas a este impuesto siempre y cuando cumplan con las especificaciones.  

El Impuesto de Primera Categoría se considera por periodos anuales que normalmente van desde enero hasta diciembre, declarándose y pagándose en abril del año siguiente. Algunas de las actividades específicas que considera son:

 

  • Posesión o explotación de bienes raíces agrícolas o no agrícolas; 
  • Seguros; 
  • Bancos; 
  • Rentas de capitales mobiliarios como: pensiones, bonos, dividendo, intereses, entre otros; 
  • Constructoras; 
  • Telecomunicaciones; 
  • Colegios; 
  • Empresas de diversión;  
  • Clínicas; 
  • Otras actividades estipuladas por la ley. 
  • Nueva llamada a la acción
  •  

¿Cuál es la tasa del Impuesto de Primera Categoría? 

Primero que todo, no existe una tasa fija para todas las empresas: esta depende del tipo de empresa y el régimen tributario al que pertenezca, por lo cual puede variar entre 25% o 27%.  

Además, estas tasas fueron modificadas recientemente según la nueva Ley de Modernización Tributaria y serán aplicadas a este año fiscal 2020 durante la próxima Operación Renta.

Antes existían cuatro tipos de regímenes tributarios, pero tras la aprobación de la reforma, ahora son los cinco siguientes:  

 

  • Pro PyME General; 
  • Pro PyME Transparente; 
  • Régimen General (Semi Integrado); 
  • Renta Presunta; 
  • Contribuyentes no sujetos al 14 de la Ley sobre Impuesto a la Renta.  
  •  

¿Cómo se calcula el Impuesto de Primera Categoría?

Si bien la ecuación principal para determinar este impuesto es muy simple, lo complicado está en la obtención de las variables que contempla.

Para empezar, esta es la ecuación:

 

Impuesto de Primera Categoría = Base Imponible x Tasa del Impuesto según corresponda

 

Si vamos a lo específico, la base imponible depende del régimen al que estés acogido, ya que existen muchos factores que intervienen en el resultado final de la misma, como su simplificación, rebajas, inclusión de ciertos gastos, corrección monetaria, depreciación instantánea, tasas fijas de pagos provisionales mensuales (PPM), entre otros, los cuales generan la Renta Líquida Imponible.  

Esta renta es sometida a disminuciones o agregados según lo establecido por la ley con el fin de obtener la base con la que se hará el cálculo de impuestos.

En palabras simples, esta se determina inicialmente a partir del balance general de las empresas —o la persona, si corresponde— con sus respectivos ajustes. 

Posteriormente, se procede a determinar el Impuesto de Primera Categoría aplicando la tasa especificada en la ley, lo cual equivale al resultado conocido como Impuesto Determinado.  

Una vez obtenido este resultado se procede a la aplicación de ciertas rebajas a las que puedes acceder, como: 

 

  • Pagos provisionales mensuales (PPM); 
  • Créditos por impuestos pagados en el exterior; 
  • Créditos correspondientes a donaciones; 
  • Gastos relaciones con la capacitación en tu empresa; 
  • Otros similares según lo señalado en la ley. 
  •  

De esta manera, si al realizar estas deducciones el Impuesto de Primera Categoría es mayor a las rebajas mencionadas anteriormente, el resultado representa la cantidad de dinero que deberás pagar por concepto del impuesto.  

Por el contrario, si tus rebajas son mayores, entonces te corresponde obtener una devolución a tu favor: por lo tanto, en vez de pagar, vas a recibir.  

Por ejemplo: 

La empresa Sociedad SpA —que pertenece al régimen General (Semi Integrado)— al 31 de diciembre de 2019 tuvo:

 

  • Base Imponible: $3.240.000;
  • Tasa de impuesto: 27%;
  • PPM: $540.000
  • Crédito correspondiente a donaciones: $295.000.
  •  

Por consiguiente, el cálculo de Impuesto Determinado equivale a:  

Base Imponible $3.240.000 x Tasa del Impuesto 27% = Impuesto Determinado $874.800

Resultado al que se descuentan las rebajas correspondientes por concepto de PPM y el crédito equivalente a donaciones: 

Impuesto Determinado $874.800 - Rebajas (PPM $540.000 + Donaciones $295.000) = Impuesto a pagar $39.800 

 

Como puedes ver en este ejemplo, la empresa Sociedad SpA debe pagar $39.800 como Impuesto de Primera Categoría según el cálculo realizado.

¡Eso es todo!

Recuerda que este impuesto tiene plazos estipulados, tanto para su declaración como para su pago, por lo cual debes estar muy atento a las fechas señaladas por el SII —en los calendarios tributarios que presenta cada año— para evitar las multas.

Por supuesto, el pago de impuestos es sumamente importante para los contribuyentes y para el país, razón por la cual debes cumplir con tus obligaciones tributarias para mantener tus finanzas al día y conforme a las disposiciones de la ley.

Nueva llamada a la acción