¡Aprende todo sobre el Impuesto Global Complementario!

Publicado por Nubox | 9 de marzo del 2020
¡Aprende todo sobre el Impuesto Global Complementario!

Si pagas el Impuesto Global Complementario (IGC) todos los años, específicamente en el mes de abril, seguramente ya estás familiarizado con él.

Sin embargo, eso no significa que sepas todo lo referente a este tributo y sus características, el motivo por el cual debe declararse y los cambios que experimentará como consecuencia de la modernización tributaria en Chile.

Precisamente, en este artículo queremos abordar todos aquellos puntos que tal vez no sepas o domines sobre este impuesto tan importante, dirigido a las personas naturales con domicilio o residencia en el país.

Pues bien, ¡ahora acompáñanos a conocer más sobre el IGC!

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Qué es el Impuesto Global Complementario?

Se trata de un impuesto personal, progresivo, complementario y global que solo se determina y paga una vez al año, durante el mes de abril.

Como mencionamos más arriba, deben declararlo las personas naturales domiciliadas o residenciadas en Chile y abarca las rentas imponibles determinadas de acuerdo a las normas de Primera y Segunda Categoría.

Se considera progresivo porque, a mayor renta, mayor es la tasa de impuesto que debe pagarse.

Se le califica como global, debido a que grava todas las rentas de los ciudadanos, independientemente de sus actividades económicas y rentas presuntas.

Entre otras cosas, toma en cuenta salarios, ganancias de capital, honorarios y otros dividendos.

Además, incluye rentas presuntas como bienes raíces o transporte, beneficios procedentes de sociedades profesionales o empresas de contabilidad simplificada y retiros realizados por dueños de empresas.

Eso sí, el Impuesto Global Complementario solo afecta a aquellos contribuyentes que tienen una renta global superior a 13,5 Unidades Tributarias Anuales (UTA), las cuales equivalen a unos $7.800.000.

En cuanto a los deducibles autorizados de este impuesto —que disminuyen su base imponible— destacan el Ahorro Previsional Voluntario (APV), los intereses pagados por créditos hipotecarios para adquisición de viviendas y las cotizaciones previsionales pagadas por los socios. 

 

MODERNIZACION TRIBUTARIA I V4

 

¿Qué cambios sufrirá el Impuesto Global Complementario a raíz de la modernización tributaria?

Sin duda, uno de los principales cambios es la tasa máxima de este impuesto, que asciende al 45% para el nivel de renta más elevado; también llamado “noveno tramo”.

Anteriormente, la tasa máxima era del 35% y la mínima del 4%. Esta última, se mantiene igual en la actualidad.

Sumado a esto, el IGC sirve ahora como “termómetro” para definir cuáles grupos disfrutarán de ciertos beneficios y exenciones en cuanto a la tributación.

Por ejemplo, los adultos mayores que —tomando en cuenta sus ingresos mensuales— se encuentren en el primer tramo del Impuesto Global Complementario, se ven beneficiados con una reducción del 100% de sus contribuciones.

Por su parte, aquellos que estén agrupados en el segundo tramo del IGC accederán a una rebaja del 40%.

 

Nueva llamada a la acción

 

Además, la modernización tributaria establece que las PyMEs que tengan menos de 75.000 UF de ventas anuales y que pertenezcan a personas que se encuentren en el tramo exento del IGC, quedarán libres de tributar siempre que cumplan ciertos requisitos adicionales determinados por las autoridades.

Para entender mejor cómo ha cambiado este impuesto —con respecto a años anteriores— es necesario analizar de qué forma se calcula, desde el punto de vista práctico.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Cómo se calcula el IGC?

Ya explicamos que la tasa del Impuesto Global Complementario aumenta progresivamente a medida que la base imponible hace lo propio.

No obstante, su cálculo va mucho más allá de esto, ya que consta de diferentes tramos y valores, como lo refleja la siguiente imagen:

 

Tabla sobre el Impuesto Global Complementario

Gracias a una hoja de cálculo predefinida, simplemente tendrás que agregar los valores en las casillas correspondientes para que se establezcan los totales, los porcentajes y, en consecuencia, el monto a pagar.

El primer paso para calcular el IGC es determinar la base imponible derivada de la suma de las rentas generadas en el ejercicio comercial.

Esto permitirá que te ubiques dentro de un determinado tramo y, de manera inmediata, sepas la tasa porcentual que te corresponde.

El monto derivado de esta tasa puede disminuir producto de los deducibles correspondientes, lo que dará como resultado el impuesto determinado a pagar.

Por supuesto, a la hora de declarar el Impuesto Global Complementario puedes utilizar el Formulario 22 (F22) del Servicio de Impuestos Internos (SII). Para hacerlo, simplemente tendrás que ingresar al sitio de servicios online del SII y escoger la opción “Declarar Renta (F22)”.

Las nuevas tecnologías y atributos de este formulario brindan grandes ventajas para los contribuyentes, como:

  • posibilidad de utilizar la información del sistema del SII para llenar el formulario;
  • adaptación a diferentes tipos de dispositivos, como tablets, computadores portátiles y teléfonos inteligentes;
  • personalización, ya que únicamente se muestran en pantalla los recuadros que está obligado a llenar el contribuyente autenticado en el sistema previamente;
  • uso del Asistente de Cálculo para el llenado del formulario.
  •  

¡Listo! Es muy sencillo, ¿verdad?

Ahora que sabes qué es el Impuesto Global Complementario, cómo ha cambiado a raíz de la modernización tributaria y de qué forma se calcula y declara, es importante que lo realices en los primeros días de abril.

De este modo, podrás recibir tu devolución —si corresponde— en los primeros días de mayo, es decir, en un periodo aproximado de un mes.

Para finalizar, siempre ten presente la importancia de contar con expertos en contabilidad y softwares especializados a la hora de declarar el IGC y cualquier otro impuesto, tanto personal como asociado a tu emprendimiento.

¿Te pareció interesante este artículo? Si aún tienes dudas acerca del Impuesto Global Complementario o deseas compartir tu punto de vista sobre esta lectura, ¡no dejes de escribirnos en la casilla de comentarios! ¡Tu opinión es muy importante para nosotros!