¿Cómo calcular el IVA?

Yaileth Herrera

Escrito por Yaileth Herrera

Soy Contadora Pública y cuento con un MBA en Gerencia de Empresas realizado en la Universidad Metropolitana (VE). Tengo más de 15 años de experiencia en el sector eléctrico, servicios financieros (KPMG) y tecnológico, donde he ejercido labores estratégicas como Auditora Interna y Externa, Reportes Financieros, Control de Gestión, entre otros.

Author's LinkedIn
Kit para Gestionar tu negocio Planilla para calcular el IVA

Kit para Gestionar tu negocio

Planilla para calcular el IVA

Seguramente ya sabes que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es un tributo indirecto cobrado en casi todos los países del mundo y que afecta la mayor parte de las transacciones comerciales de bienes o servicios, sin importar el nivel de ingresos o capacidad económica del ciudadano. Pero ¿sabes cómo calcular el IVA según lo exigido por el Servicio de Impuestos Internos (SII)? ¡Aquí te lo diremos!

Además, te mostraremos cómo postergar su pago, de qué forma es su devolución y muchas cosas más. ¡Síguenos!

 5 claves del IVA en chile

  • Toda transacción mayor a 180 pesos está afecta al IVA.

  • Se aplica el 19% del valor neto de la venta.

  • Su valor va sumado en el total de la factura electrónica emitida.

  • El IVA se declara en el Formulario 29.

  • El plazo para pagar IVA ante el SII es hasta el día 12 de cada mes, pero si eres facturador electrónico tienes hasta el día 20 para hacerlo. 

¿Cómo calcular el IVA para los clientes?

Antes debes saber que, de acuerdo con la legislación chilena, toda transacción por un monto superior a $180 pesos está afecta al IVA, equivalente a un 19% del valor neto de la venta.

En ese sentido, a la hora de liquidar el IVA en las facturas de tus clientes, solo debes calcular el 19% del valor de la venta neta  y sumarlo al precio total.

Ejemplos de cómo calcular el IVA

Si vendiste productos por $100.000, le sacas el 19% ($19.000) correspondientes al IVA y los sumas al valor total de la factura.

En todo caso, debes recordar que algunos productos y actividades están exentos de IVA, por lo que no debes cobrar tal tributo a la hora de facturarlos. 

¿Cómo calcular el IVA a pagar al SII?

Este procedimiento es un poco más complejo. Lo primero es sumar todas las ventas del mes afectas a IVA, tanto de productos como de servicios. 

Para ejemplificar, imagina que tu negocio se dedica a la comercialización de computadores y en el mes de octubre lograste ventas totales netas por un monto de $5.000.000. Calcula el 19% de esos $5.000.000, correspondiente al IVA que tus clientes pagaron al cancelar la factura:

Ventas totales netas de octubre: $5.000.000. 

IVA sobre ventas (19%): $950.000

Una vez realizada esta operación, procedes a realizar el mismo cálculo, pero esta vez con la cuenta de compras. Entonces, imagina que los computadores vendidos los adquiriste por $2.000.000:

Compras totales netas de octubre: $2.000.000.

IVA sobre las compras (19%): $380.000.

El IVA pagado en las compras -en este caso, $380.000- corresponde al crédito fiscal, es decir, al dinero que el SII te reembolsa porque el pago del IVA lo asume el consumidor final y no los comerciantes que intermedian entre éste y el productor.

En ese sentido, debes proceder a restar del IVA sobre las ventas, el IVA sobre las compras. Siguiendo con el ejemplo anterior, la operación sería:

$950.000 (IVA sobre las ventas) – $380.000 (IVA sobre las compras) = $570.000.

Entonces, esos 570.000 pesos son los que debes pagarle al SII. 

En caso de que el IVA sobre las ventas fuera igual al IVA sobre las compras, el IVA a pagar se anularía, es decir, equivaldría a cero.

Por otro lado, en el supuesto de que el IVA sobre las compras fuese mayor al de las ventas, el monto se iría acumulando a favor del negocio, para futuras liquidaciones del IVA.

Guía para declarar el IVA ante el Servicio de Impuestos Internos

¿Y si el contribuyente tiene ventas afectas y exentas?

  • En este caso, el SII exige que el contribuyente calcule el IVA teniendo en cuenta los siguientes parámetros:
  • Si la compra está relacionada con ventas gravadas, tienes que aprovechar el crédito fiscal en su totalidad.
  • Si las compras están relacionadas con ventas exentas, no tienes derecho al crédito fiscal.
  • Si las compras son destinadas a ventas tanto exentas como gravadas, tienes que calcular el IVA crédito fiscal en forma proporcional.
  • Puedes utilizar como crédito fiscal el porcentaje de las ventas gravadas, el cual se determinará cada mes sobre la base de los montos acumulados de las operaciones.

Como ves, calcular el IVA en Chile -con ventas exentas, gravadas o de los dos tipos- es un proceso sencillo, basado en operaciones matemáticas básicas que no requieren de conocimientos complejos.

Sin embargo, el procedimiento se va haciendo más difícil en la medida que el negocio va creciendo y, tanto el volumen de ventas como de compras (a crédito y de contado), aumenta considerablemente. Los cálculos son más engorrosos, toman más tiempo y la posibilidad de cometer errores en el ingreso de datos incrementa. 

¿Cómo pagar el IVA?

Luego de calcular el IVA solo te queda pagar al SII el monto correspondiente. Para ello, la institución ha dispuesto diversos métodos de pago:

  • Pago en línea con tarjeta de crédito. 

  • Pago en línea con cargo a la cuenta corriente. 

  • Pago con mandato al banco para cargo en cuenta corriente. 

Al respecto, puedes elegir la opción que más se adecue a tus características o preferencias. Sin embargo, recuerda que la segunda y tercera opción requieren de convenios previos con el banco. Luego, sólo tienes que seguir los pasos indicados por la plataforma, la cual es bastante dinámica e intuitiva. 

Lo importante es que canceles dentro de los plazos establecidos por el SII para su declaración y pago. Por lo general, el plazo para presentar el Formulario 29 es hasta el día doce del mes siguiente al período tributario a declarar, pero recuerda que, si eres facturador electrónico, tienes hasta el día 20 para hacerlo. 

¿De qué forma postergar el pago del IVA?

Si bien ya conoces los periodos establecidos por el SII para pagar este impuesto, también debes tomar en cuenta que el IVA puede postergarse hasta 2 meses siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones.

Y, ¿Cuáles son esos requisitos para postergar el Impuesto al Valor Agregado? ¡Veamos!

Promedio de ingresos

Solo pueden aplicar a este beneficio tributario quienes no superen las 100.000 Unidades de Fomento en sus promedios de ingreso de los últimos tres años.

Capital de inicio de actividades

Para que puedas optar a la postergación del IVA, tu empresa debe haber iniciado actividades con capital efectivo inferior a 60.000 Unidades de Fomento.

Solvencia tributaria

Las empresas y prestadores de servicios que cuenten con morosidad reiterada no tienen la oportunidad de acceder a la solicitud de postergación.

Por morosidad reiterada se entiende el adeudo de los impuestos de los últimos 3 periodos tributarios, cuando se trata del IVA, y de dos años tributarios consecutivos, en el caso de los impuestos que afectan la renta.

Por último, para solicitar la postergación del Impuesto al Valor Agregado, tu empresa debe formar parte del régimen simplificado de tributación (14 Ter) o del régimen general – con contabilidad completa o simplificada.

Nueva llamada a la acción

A ciencia cierta, ¿Qué es el crédito fiscal?

Hablar de IVA es referirnos, también, al crédito fiscal, pero, a ciencia cierta, ¿en qué consiste?

De acuerdo al Servicio de Impuestos Internos, “es el impuesto soportado, entre otros documentos, en las facturas de proveedores, facturas de compras, notas de débito y de crédito recibidas que acrediten las adquisiciones o la utilización de servicios efectuados en el período tributario respectivo”.

Esto quiere decir, en pocas palabras, que es la suma global de los impuestos sobre servicios utilizados por el cliente o bienes adquiridos durante un determinado periodo tributario. Y, esto, por supuesto, incluye al IVA. 

¿Cuándo se pueden emitir facturas exentas de IVA?

Como mencionamos líneas atrás, existe un conjunto de actividades, especificadas en la Ley de Impuesto a las Ventas y Servicios, que están exentas del impuesto al valor agregado.

Pero, ¿cuáles son estas operaciones? Llegó la hora de abordarlas a detalle, para que sepas cuándo puedes emitir facturas exentas de IVA.

En concreto, estas actividades son:

  • Primas de contratos de seguro de vida;
  •  Arrendamiento de inmuebles, siempre y cuando no estén amoblados;
  • Entradas a espectáculos culturales, deportivos y de otras índoles;
  • Venta y comercialización de vehículos usados, salvo que exista alguna excepción y condición que obligue la declaración e incorporación del IVA;
  • Importaciones de especies bélicas y pertrechos.

Además de que la operación corresponda a este tipo de actividades, la factura exenta debe cumplir con determinadas condiciones en cuanto a formato, numeración e información para que finalmente sea aceptada por parte del Servicio de Impuestos Internos.

Entre otras cosas, el documento debe llevar la razón social o el nombre del emisor, así como el resto de sus datos de identificación, e incluir un recuadro rojo que detalle el tipo de comprobante como “Factura de Ventas y Servicios, no Afectos o Exentos de IVA".

Por otro lado, la factura no debe llevar el monto o porcentaje del IVA y tiene que indicar la naturaleza de la transacción, reflejando que se trata de una de las actividades mencionadas líneas atrás.

Finamente, es importante tener presente que existen empresas y organizaciones en general que están exentas del IVA, como agencias de noticias y empresas navieras, ferroviarias, áreas o de movilización (urbana, interurbana, interprovincial y rural).

Hospitales dependientes del Estado, así como determinadas instituciones académicas – de acuerdo a sus servicios, ingresos de docentes y reconocimiento estatal -, también están libres del Impuesto al Valor Agregado.

Para tus cálculos del IVA y la gestión del impuesto en general, también debes tener presente que algunas actividades cuentan con condiciones especiales, por lo cual no están impactadas por la tasa general de 19%.

Este es el caso, por ejemplo, del IVA inmobiliario, que puede pagarse con un desembolso único del 10% o reliquidando el Impuesto Global Complementario durante el tiempo en que se tuvo la propiedad del inmueble, con un máximo de 10 años. 

¡Eso es todo!

¡Perfecto! Ya sabes cómo calcular el IVA y, en general, conoces todo lo necesario sobre este impuesto.

Aunque parece injusto y caro para muchas personas, el IVA es una obligación fiscal que le permite al Estado reunir los recursos necesarios para cumplir con su plan de gobierno. Además, evadirlo te puede generar serias sanciones legales con graves repercusiones para tu negocio. 

Para que tengas mayor control sobre tus operaciones y puedas seguir tus transacciones afectas al IVA, digitaliza tu contabilidad a través de recursos como los softwares de facturación electrónica.

Gracias a estas herramientas, centralizarás todas tus transacciones, podrás elaborar reportes ágilmente y, en general, monitorearás de manera permanente y en tiempo real los comprobantes que generes, entre estos las facturas afectadas por el Impuesto al Valor Agregado.

+5.000 contadores reciben cada semana información financiera y tributaria.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor