Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Haberes imponibles y haberes no imponibles en remuneraciones

Publicado por Nubox | 13 de noviembre del 2019
Haberes imponibles y haberes no imponibles en remuneraciones

A la hora de aplicar los descuentos por cotizaciones previsionales o impuestos al sueldo del trabajador, es importante que tengas clara la diferencia entre los haberes que son  imponibles y los que no lo son. De ello depende que las deducciones que hagas sean conforme al Código del Trabajo y no se afecten con las finanzas del empleado.


Establecer las diferencias entre haberes imponibles y haberes no imponibles es fácil. Todo es cuestión de entender algunos conceptos básicos:

  

>> Descarga gratis: Plantilla de Liquidación de Sueldo <<

 

Haberes imponibles

Corresponden a los ingresos que el trabajador percibe por concepto de sueldo y gratificación (remuneraciones) y están afectos a cotizaciones previsionales: AFP, Salud y Seguro de Cesantía.

 

Para entender mejor este punto, tienes que tener en cuenta que el Artículo 41 del Código del Trabajo, define las remuneraciones como: “las contraprestaciones en dinero y adicionales en especie avaluables en dinero que debe percibir el trabajador del empleador por causa del contrato de trabajo”.

 

Dicho esto, son parte de éstas:

 

  • 1) Sueldo: retribución fija, y en dinero, que recibe el empleado a cambio de los servicios pactados en el contrato de trabajo.

  • 2) Sobresueldo: corresponde a la remuneración de las horas extraordinarias de trabajo. Se paga con un recargo del 50% sobre el sueldo convenido para la jornada de trabajo ordinaria.

  • 3) Comisiones: porcentaje que percibe el empleado sobre las ventas en las que participe directamente.

  • 4) Participaciones: proporción en las utilidades de un negocio determinado. Se acuerda por las partes y debe estar estipulada en la Ley de Trabajo.

  • 5) Gratificación: la Ley obliga a las empresas a cancelarle al empleado, como mínimo, un 30% de las utilidades obtenidas. O el 25% de lo devengado por concepto de remuneraciones mensuales.

  • 6) Los bonos: corresponden al cumplimiento de condiciones como producción, metas, puntualidad, antigüedad, etc.  

  • 7) Semana corrida: hace referencia a la remuneración que, por Ley, debe percibir el trabajador por los días domingos, festivos o de descanso compensatorio en que no labora.

  •  

Es decir, que las remuneraciones hacen referencia a las retribuciones que el trabajador recibe específicamente por la prestación de sus servicios. Asignaciones consideradas, como la de colación o movilidad, no tienen relación con lo anterior.

 

De este modo, al hablar de montos imponibles se está hablando de los ingresos sobre los cuales se aplicarán los descuentos por prestaciones de Ley: sueldo más gratificación.

 

De interés: 6 recomendaciones a tener en cuenta al realizar el pago de sueldos

 

Haberes no imponibles

Si los imponibles son los ingresos afectos a cotización previsional, los haberes no imponibles son los que se encuentran libres de dichas obligaciones por no ser considerados remuneraciones.

 

Al respecto, hay que tener presente que el Inciso 2 del Artículo 41 del Código del Trabajador, define como prestaciones no remuneracionales las “devoluciones de gastos en que incurra el trabajador”. En otras palabras, se trata de las asignaciones que percibe el trabajador para resarcir los costes en los que incurre para llevar a cabo su labor. Se dividen en:

 

  • 1) Compensatorias: asignaciones de movilización, colación, viáticos y reembolso de gastos.

  • 2) Indemnizatorias: hacen referencia a la pérdida de caja y a la asignación por desgaste de herramientas.

  • 3) Prestaciones de seguridad social: corresponden a las asignaciones familiares determinadas por la ley.

  • 4) Indemnizaciones por término de contrato: sustitutiva del aviso previo, años de servicios, feriado anual y proporcional, y demás que procede pagar al término de la relación laboral.

  •  

Cabe señalar que para que para que estos ingresos se consideren no imponibles, las asignaciones deben ser gastadas en aquellas cosas para las que fueron destinadas. Además, tienen que conservar una relación entre “razonabilidad y prudencia en el monto”, especialmente en los casos de la movilización y la colación.

¿Qué quiere decir esto? Que el monto de cada una de esas asignaciones debe corresponder al costo real que le implique al trabajador alimentarse y movilizarse en el desempeño de su trabajo.

En conclusión, la diferencia entre haberes no imponibles e imponibles radica en que al segundo se le aplican los descuentos por prestaciones previsionales, mientras que el primero se mantiene íntegro.

 

CTA- Plantilla descargable de Liquidación de Sueldo

 

Haberes tributables

En ocasiones, se puede cometer el error de confundir los haberes tributables con los imponibles. Aunque ambos conceptos están relacionados con las remuneraciones y no tienen nada que ver con las prestaciones no remuneracionales, guardan una marcada diferencia.

 

El sueldo tributable, es aquel sobre el que se aplica un impuesto según el tramo de renta en que se encuentra el contribuyente. Hace referencia a los haberes imponibles menos las cotizaciones previsionales y otros descuentos al sueldo bruto como el Ahorro Previsional Voluntario (APV).  

 

Al respecto, no hay que olvidar, que el impuesto único de segunda categoría solo se aplica a empleados que ganan más de 13,5 Unidades Tributarias Mensuales.

Ejemplo práctico para entender los haberes tributables: 

 

Claudia Espinoza presenta los siguientes antecedentes para su confección de liquidación de sueldo correspondiente al mes de abril de 2018:

 

  • Sueldo Base: $1.000.000

  • Gratificación: $ 109.250

  • Asignación de Movilización: $ 30.000

  • AFP Habitat: 11,27%

  • Isapre: 7% del Imponible

  • Seguro de Cesantía: 0,6%

  • Mensualmente percibe también $100.000 como Beca de Estudio

 

Infografía - Ejemplo práctico sobre haberes tributables

Como se puede apreciar, las cotizaciones previsionales están calculadas sobre el monto de:

 

(+) Sueldo Base

(+) Gratificación

 

En cambio, el cálculo del IUSC está realizado sobre lo siguiente:

 

(+) Sueldo Base

(+) Gratificación

(+) Asignación de pérdida de herramientas

(-) AFP

(-) ISAPRE

(-) Seguro de Cesantía.

 

Es importante que desgloses esta información en los recibos de nómina de cada uno de los empleados. Así sabrán a que corresponden cada uno de sus ingresos y sobre cuáles remuneraciones se aplicaron los descuentos de ley.