¿Cómo emprender un negocio en Chile?

Jaiden Martínez

Escrito por Jaiden Martínez

Content Manager & SEO en Nubox

Author's LinkedIn
Kit de Plantillas Excel para gestionar tu negocio Flujo de caja, inventario y más

Kit de Plantillas Excel para gestionar tu negocio

Flujo de caja, inventario y más

Índice de contenidos

Comenzar un negocio propio es, para muchas personas, un sueño por cumplir. Si bien una buena idea puede ser el inicio de un gran emprendimiento, no basta solo con ello: para levantar tu propia empresa debes seguir una serie de pasos que explicaremos más adelante. ¿Cómo emprender un negocio en Chile?

Según indica el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2018, durante ese año uno de cada cuatro chilenos entre 18 y 64 años fue parte de algún proyecto o iniciativa emprendedora de menos de 42 meses de existencia. Además, el informe señala que alrededor del 50% de los chilenos que no posee un negocio piensa emprender en los próximos tres años.

Por otro lado, el GEM nos adentra en un panorama muy alentador para emprender al ubicar a Chile en el 3° puesto global con mayor actividad emprendedora en etapas iniciales.

Ante estas proyecciones, hoy queremos ayudarte con la información necesaria para emprender en Chile y algunos consejos clave para que tu empresa sobreviva el primer año.

¡Lee con atención hasta el final!

Pasos para emprender en Chile

De inmediato, revisaremos los pasos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de iniciar un emprendimiento en Chile.

1. Estudia el mercado

Para que una buena idea prospere es necesario validarla, es decir, saber si será bien acogida entre el público. En este sentido, un estudio de mercado te permitirá saber si un negocio puede ser rentable o no: hablamos de una investigación sobre la respuesta de los potenciales clientes en relación con un producto o servicio determinado.

Existen diversas maneras de realizar un estudio de mercado:

  • Investigación online: en internet puedes encontrar información de valor sobre tu idea de negocio para descubrir cómo otras empresas lo han logrado, saber cómo es la demanda e identificar buenas prácticas que puedas aplicar a tu emprendimiento.
  • Entrevistas: gracias a herramientas como los formularios de Google puedes realizar encuestas a tus contactos y tienes la posibilidad de ampliar el universo si les pides que la compartan con sus amigos o familiares.
  • Análisis de tu competencia: saber cómo se comporta la competencia es determinante para que un emprendimiento tenga éxito.

2. Formaliza tu emprendimiento

Para que tu emprendimiento tenga carácter legal y puedas operar con tranquilidad, debes formalizar tu negocio y hacer inicio de actividades en el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Para ello, debes seguir los siguientes pasos:

  • Definir el tipo de empresa: en general, las PyMEs suelen constituirse como Sociedad por Acciones (SpA), empresa individual de responsabilidad limitada (E.I.R.L.), Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad Limitada (Ltda.), sociedad en comandita y limitada. Definido esto, en la escritura debes establecer el giro, los socios y los aportes de capital de cada uno, además de cómo será la distribución de las ganancias y las pérdidas. 
  • Hacer la publicación en el Diario Oficial: en un plazo máximo de 60 días desde la realización de la escritura, debe publicarse un extracto de la misma en el Diario Oficial, acción que puede ser hecha por un socio o representante legal.
  • Realizar la inscripción en el Registro de Comercio: este paso se lleva a cabo en el Conservador de Bienes Raíces dentro de los primeros 60 días desde la realización de la escritura; esto tarda entre 3 y 7 días hábiles. 
  • Efectuar el inicio de actividadeseste proceso es lo que permite a una empresa comenzar a operar, el cual es se hace en el Servicio de Impuestos Internos y tiene un plazo de dos meses desde la primera operación comercial.

Al margen de lo anterior, hoy es posible agilizar la creación de un emprendimiento a través del sitio Tuempresaenundia.cl, en el cual con solo algunos pasos podrás formalizar la creación de tu negocio. Eso sí, recuerda que debes contar con una firma electrónica avanzada para gestionar el trámite.

3. Realiza un plan de marketing

¿De qué manera llegarás a tu público? Uno de los aspectos más importantes a la hora de emprender es saber cómo te darás a conocer, frente a lo cual el entorno digital ofrece variadas posibilidades.

En la actualidad, tener presencia digital es fundamental y, en este sentido, hay dos elementos que no pueden faltar en tu negocio: un sitio web —que pueda visualizarse correctamente tanto en teléfonos móviles como en computadores— y redes sociales, pues por medio de estas plataformas podrás viralizar tus contenidos y ofertas, además de relacionarte con clientes y prospectos de forma cercana.

4. Busca oportunidades de crecimiento

Aunque generalmente un emprendimiento nace con fondos propios de sus fundadores, aportes familiares, préstamos de la banca y crowdfunding, entre otros, existen organizaciones enfocadas en otorgar financiamiento y hacer crecer una empresa.

Por supuesto, emprender un negocio es solo el comienzo: para que puedas crecer de manera sostenida, considera las aceleradoras e incubadoras, entidades que no solo otorgan recursos, sino que también ofrecen asesorías y la posibilidad de acceder a redes de contactos, algo de suma importancia en un mercado tan competitivo como el actual.

Ahora que sabes cómo emprender un negocio, puedes comenzar a materializar ese sueño que hace tanto tiempo tienes en mente. Por otro lado, recuerda apoyarte en un contador —la persona idónea para ayudarte, por ejemplo, a redactar los contratos de trabajo y otros asuntos legales— para que puedas cumplir a cabalidad con las obligaciones tributarias. 

El próximo paso fundamental es aplicar ciertos procesos, actividades y rutinas en tu nuevo negocio para que pueda sobrevivir en el tiempo: en algunos países de Latinoamérica, solo el 20% de las empresas llega a superar el "valle de la muerte" que son los primeros 5 años de funcionamiento.

Por ello, a continuación, te mostraremos una serie de consejos para que puedas superar tus primeros meses sin tanto sufrimiento.

Nueva llamada a la acción

9 acciones para que una empresa sobreviva su primer año

Los primeros 365 días de un emprendimiento pueden llegar a convertirse en una película de terror para muchos, especialmente para los novatos que carecen de experiencia en un mercado tan exigente y competitivo como el chileno.

Aunque puede ser un periodo para alimentar tu base de datos de nuevos clientes y pagar tus obligaciones, entre otras cosas, el estrés, la duda y las tentaciones en el primer año pueden llevar a cualquier organización al abismo si no se toma el volante con firmeza.

Ahora bien, ¿por qué el primer año es relevante? La realidad es que el "valle de la muerte" —o el periodo de más desafíos para los emprendimientos— constituye el obstáculo más grande que las empresas enfrentarán para probar si, en definitiva, calarán en el mercado. Este se compone 3 fases:

  • Lanzamiento: el negocio es lanzado al mercado, cuenta con capital y tiene flexibilidad para resolver problemas y errores.
  • Crisis: etapa donde surgen los errores y el capital no es suficientemente grande como para salir de ella.
  • Estabilidad: momento en que se logran superar esos obstáculos iniciales y la empresa empieza a generar beneficios, convirtiéndose en una organización autosustentable.

¿Cómo hacer que tu negocio sobreviva y prospere en su primer año de funcionamiento? Mediante las siguientes acciones:

1. Enfocarse en los objetivos

Para mantener el enfoque en las metas y objetivos específicos y generales de una organización, lo fundamental es definirlos: si no lo has hecho, sin lugar a dudas, tu empresa sufrirá las consecuencias de no tener un capitán que sabe a dónde se está dirigiendo o la ruta que debe tomar para llegar a salvo.

Por el contrario, si ya lo hiciste y tanto tus colaboradores como tú están completamente claros sobre los objetivos a alcanzar, lo que debe hacerse es crear procesos y actividades que ayuden a estimular el enfoque en ellos. ¿Cómo? Puedes seguir estos consejos:

Haz que los objetivos motiven a tus equipos

Puede parecer un poco obvio. Sin embargo, los objetivos de una empresa no siempre persiguen las aspiraciones de los colaboradores: es decir, tal vez tu empresa pueda crecer al alcanzarlos, pero esto no es igual para la calidad, experiencia y metas profesionales de tus trabajadores.

Por ello, asegúrate de investigar profundamente si esos objetivos generales y específicos de tu negocio son significativos, relevantes e importantes para los planes a corto, mediano y largo plazo de tus colaboradores.

Mide el éxito

Como directivo y dueño de tu empresa debes saber cuando tu organización está llegando a las metas que estableciste, lo cual conlleva determinar procesos y actividades que permitan medir los avances y darte una perspectiva clara del camino recorrido.

Esto hará que puedas identificar problemas de crecimiento con anticipación, supervisar con precisión los procesos y observar el progreso detenidamente para la toma de decisiones.

Reconoce tu avance

Reconocer el éxito y los objetivos alcanzados es crucial para seguir trabajando y luchando por lo que se quiere lograr: evaluar el desempeño con objetividad y revisar el avance puede poner en evidencia las habilidades y hábitos que se necesitan para seguir creciendo.

Nueva llamada a la acción

2. Usar la tecnología

En el contexto actual de transformación digital y automatización de los procesos, las empresas —ya sean microempresas o grandes corporaciones— pueden adoptar ciertas herramientas a bajos costos que les ayuden a acelerar su flujo de trabajo, incluso eliminando etapas innecesarias o repetitivas con el fin de ahorrar costos y reducir los tiempos.

De hecho, existe un gran número de soluciones para las organizaciones que pueden ser agregadas sin importar el segmento de mercado en el que se desenvuelvan, por ejemplo:

ERP

El Enterprise Resource Planning es un software dedicado a gestionar todos los recursos empresariales vitales para el funcionamiento de una empresa.

Esta herramienta se encarga de administrar automáticamente una cantidad de procesos contables, operativos y logísticos para optimizar las etapas y centralizar la información generada.

CRM

El Customer Relationship Management, por otro lado, es un programa encargado de recopilar y ordenar todas las interacciones con los clientes para generar nuevos y mejores procesos de servicio, atención y experiencia del cliente.

Este sistema integra los departamentos de marketing, ventas y atención al cliente —entre otros— para gestionar de forma comercial los datos obtenidos con el objetivo de generar campañas de mercadotecnia y segmentar los clientes para promocionar tus productos de manera más eficiente.

3. Apoyarse en un software de gestión

Existen programas en el mercado que pueden ejecutar acciones controladas y automatizadas en áreas como ventas, facturación, cobros y pagos de nóminas que incluso pueden llevar el registro contable con el fin de administrar correctamente las operaciones financieras de una organización.

Estos sistemas son creados y diseñados para agregar valor a las tareas que involucran transacciones de bienes y servicios, hacer más eficiente cada etapa, acortar tiempos, abaratar costos y liberar a los trabajadores de su carga laboral en acciones repetitivas para incrementar la productividad general.

Del mismo modo, permiten:

Creación de reportes y monitoreo del flujo de caja en tiempo real

Gracias a este recurso, una empresa —sin importar su tamaño o antigüedad en el mercado— puede mantener un orden financiero dentro de sus rutinas, lo que quiere decir que con ayuda de la automatización le será posible:

  • Centralizar las ventas.
  • Controlar la recaudación.
  • Ejecutar acciones de cobranza.

Integración con instituciones públicas y privadas

Los procesos manuales de transferencia de datos y entrega de archivos con este producto quedan totalmente obsoletos.

Por ejemplo, en Chile estos servicios permiten integrarse con el SII para cargar la información contable y financiera y, por consiguiente, evitar errores humanos y agilizar el cumplimiento de normas.

Conciliación bancaria

Mediante esta ayuda es posible para los gerentes y dueños de negocios tomar decisiones con información verídica de su organización —gracias a reportes financieros— vinculada a los movimientos bancarios.

Contabilidad completa

La gestión contable queda completamente automatizada por medio del uso de cuentas predefinidas, la centralización de asientos contables y la ejecución de las declaraciones juradas con pocos procesos.

Pagos automáticos

El cumplimiento de tus obligaciones de sueldos y nóminas es posible de hacer rápida y confiablemente de manera automática.

Del mismo modo, la actualización de contratos y las liquidaciones son analizadas y reportadas a tiempo y con precisión para que tu área contable y de pagos pueda ahorrar tiempos valiosos, además de evitar malos entendidos con colaboradores y proveedores.

Así, este software se convierte en una herramienta indispensable para los emprendimientos que necesitan sobrevivir su primer año y sirve como un gran ayudante del contador para PyMEs.

4. Proteger sus compromisos

Las responsabilidades y derechos económicos son el motor que mueve los negocios, es decir, tus pagos, consumos, ventas y sociedades constituyen las principales fuentes de financiamiento, reposición y flujo de mercancía de tus productos y servicios.

Para que puedas garantizar el cumplimiento de tus responsabilidades, debes establecer penalizaciones claras dentro de tus contratos con proveedores y clientes para apoyarte legalmente a la hora de faltas de pagos.

5. Reestructurar el plan de negocios

En ocasiones, durante el primer año, podrás observar que tal vez el plan inicial de negocios no da los resultados esperados: en ese momento, es preciso que replantees los objetivos o los medios para conseguirlos.

Del mismo modo, diversificar el rubro o segmento donde la empresa trabaja puede ser una gran idea si, en sus inicios, no logra despegar financieramente o calar en la mente de los consumidores potenciales.

Por otro lado, quizás dejar de lado la idea inicial sea la mejor alternativa para lograr la tan anhelada estabilidad. Aunque produzca miedo e incertidumbre, es posible que signifique una optimización en las operaciones y las finanzas.

6. Buscar inversionistas

Muchos emprendedores suelen negarse a la posibilidad de llevar su negocio a las manos de terceros por miedo a "perder" control del mismo. No obstante, en varios países de la región y en el mundo entero, existen personas e instituciones que buscan apoyar pequeños negocios con impulsos económicos.

Hay varias opciones que se pueden escoger o explorar para los empresarios, por ejemplo, el inversionista ángel que surge como una alternativa para inyectar capital a la organización y que no necesariamente tendrá control: muchas veces, este tipo de recurso financiero viene de personas cercanas a ti, como familiares, amigos, colegas de trabajo o incluso contactos generados por medio de networking.

La particular cualidad de este tipo de inversionista es que su interés más genuino es llevar a la empresa a un estado financiero ideal, en el cual pueda obtener el beneficio que espera.

Por ello, desde el inicio de las negociaciones, debes establecer las metas o el tiempo máximo que será parte de la organización.

7. Realizar networking

En sintonía con el punto anterior, una de las recomendaciones máximas para que una empresa sobreviva su primer año es, precisamente, encontrar sociedades, oportunidades de negocios y diversificación por medio del networking.

En los tiempos que vivimos, donde es tan sencillo encontrar el email o el número de teléfono de directivos, gerentes y dueños de otros emprendimientos, iniciar relaciones comerciales es más fácil que nunca: utilizar este recurso para acercar potenciales inversionistas o socios de negocios es una práctica recomendada para cualquier emprendedor nuevo.

De ahí, pueden surgir varios beneficios para la empresa, por ejemplo, simplificar procesos, acortar tiempos de producción, hallar mejores precios o nuevos procesos de manufactura e incluso ayuda legal para el tipo de segmento donde se encuentra tu emprendimiento.

8. Ser ordenado con el flujo de caja

Es normal que las empresas jóvenes tengan pérdidas durante su primer año, por lo que utilizar el capital de inversiones y el flujo de caja de manera eficiente —para pagar a los empleados, comprar equipo adicional, saldar el alquiler y realizar marketing, entre otras cosas— es vital para mantener a flote a toda la organización.

En este sentido, ordenar eficientemente los gastos generales de la empresa para ajustarlos al mínimo sin perder calidad o producir retrasos en el flujo de trabajo, que sean adaptables a los ingresos de la empresa, puede ser una solución relativa hasta producir suficiente rentabilidad.

Por otro lado, la buena contabilidad financiera —que evita errores— puede beneficiar directamente a las ventas, ganancias, los pagos y la nómina.

Por supuesto, contratar un contador para PyMEs y, al mismo tiempo, contar con un software de gestión es la combinación predilecta para gestionar el flujo de caja.

9. Escuchar a clientes y competidores

Los clientes son la voz de la consciencia para entender si tu negocio está encaminado hacia la tierra prometida o, al contrario, se encuentra en un camino peligroso hacia el abismo: escucharles activamente es un método muy recomendado para detectar percepciones que te den pistas sobre tu rendimiento o la calidad de tus productos o servicios con el fin de encontrar nuevas características resaltantes de los mismos que te permitan potenciar tu promoción.

Asimismo, estudiar a la competencia representa una oportunidad valiosa para entender lo que el mercado considera atractivo de tu segmento.

Por esta razón, identifica a los exponentes más relevantes de tu rubro y estudia aspectos inherentes a sus operaciones, por ejemplo, la calidad de su producto, su precio y estrategias de marketing, entre otros aspectos.

Evidentemente, estos 9 consejos harán que tu negocio pueda despegar durante su primer año en lugar de batallar contra las condiciones del mercado: mantener una gestión eficiente y ordenada es crucial para sobrevivir y prosperar en los inicios de un emprendimiento.

Si necesitas más información sobre este tema, te invitamos a descargar el ebook "Las claves para emprender un negocio". ¡No te lo pierdas!

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor