<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719939494918793&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Cómo hacer un contrato de trabajo?

Publicado por Nubox | 2 de noviembre del 2017
¿Cómo hacer un contrato de trabajo?

El contratro de trabajo es el vínculo legal que establece los términos en que se llevará a cabo una relación laboral. En su Artículo 7°, el Código del Trabajo lo define como “una convención por la cual el empleador y el trabajador se obligan recíprocamente, éste a prestar servicios personales bajo dependencia y subordinación del primero, y aquél a pagar por estos servicios una remuneración determinada”. Esta relación puede prolongarse durante un tiempo fijo o indefinido, estableciendo principalmente las obligaciones de las dos partes y el pago que recibirá el empleado por cumplir con lo que le corresponde, siempre bajo el mando del contratante. 

Por lo tanto, aprender cómo hacer un contrato de trabajo es indispensable tanto para empleadores como contadores y gestores de recursos humanos. De su correcta elaboración depende que los términos de la relación laboral se ajusten a la ley y que las obligaciones de ambas partes queden perfectamente definidas, a fin de evitar situaciones judiciales con los trabajadores. Por lo tanto, hay que prestarle atención a las siguientes consideraciones: 

Cláusulas e información del Contrato

De acuerdo con el Artículo 10 del Código del Trabajo, todo contrato laboral debe contener, al menos, la siguiente información: 

  • Lugar y fecha en que se ejecuta el contrato. 
  • Identificación plena de las partes, indicando la nacionalidad, fechas de nacimiento e ingreso del trabajador. 
  • Especificación de la naturaleza de los servicios a prestar, así como del lugar en que se prestarán. 
  • Si procede, el contrato debe determinar dos o más funciones específicas, sean alternativas o complementarias. 
  • Monto, forma y período de pago de la remuneración acordada. Recuerda que el sueldo no puede ser inferior al salario mínimo en Chile. Y que las asignaciones de movilización, colación y prestaciones familiares, entre otras, no constituyen remuneración. 
  • Duración y distribución de la jornada de trabajo, siempre respetando los topes establecidos por la ley y reconociendo el valor mínimo de las horas extras para los trabajadores chilenos. 
  • Demás compromisos a los que, de mutuo acuerdo, llegarán las partes.
  • Si es el caso, beneficios adicionales que proporcionará el empleador, como la vivienda, combustible, alimentación y demás prestaciones en especie. 
  • Plazo del contrato.

En cuanto a este último ítem, duración del contrato, debes tener presente que puede ser:

  • A plazo fijo: establece una fecha de inicio y de terminación de la relación laboral. 
  • A plazo indefinido: no define la fecha en que finalizará, teniendo como causales de finalización la renuncia, despido o muerte del empleado. 
  • Por faena: se emplea para labores específicas en las que, tras su ejecución, el contrato se da por terminado. Esto no impide que el trabajador pueda suscribir otro contrato con la misma empresa para realizar una tarea diferente.

Por lo demás, es necesario que incluyas tantas cláusulas como sea necesario para proporcionar certeza y seguridad jurídica a la relación de trabajo, como las causales de terminación del contrato, establecidas en los Artículos 159, 160, 161 y 161 bis del Código del Trabajo. La idea es que ambas partes conozcan a cabalidad los derechos y las obligaciones que los rigen.

Sin embargo, debes tener presente que ninguna cláusula puede ir en contra de lo establecido en el Código del Trabajo, la Constitución política y los Tratados firmados entre Chile y la OIT (Organización Internacional del Trabajo). 

Lee también: "¿Qué tipos de remuneraciones existen en Chile?"

Tiempo para legalizar el contrato

En la práctica, el contrato de trabajo no puede ser verbal. En su Artículo 9, el Código del trabajo establece que los plazos para que el vínculo conste por escrito son:

  • 15 días desde que el trabajador se incorpora a la empresa.
  • 5 días cuando la relación laboral es menor a 30 días.

Si el empleador no escritura el contrato dentro de estos plazos incurrirá en una multa de 1 a 5 Unidades Tributarias Mensuales (UTM). Y en caso de que se presente un pleito judicial, el juez laboral dará como verídicas las declaraciones del trabajador, entendiendo que, por ley, el acuerdo verbal es consensuado y legal. Por ejemplo, si el empleado dice que ganaba dos salarios mínimos por la prestación de sus servicios (aunque se hubiese pactado que su remuneración sería de uno y medio), el despacho le dará la razón y tomará las respectivas decisiones en base a ello. Así las cosas, lo más recomendable es que desde un principio el vínculo sea escriturado y firmado por las dos partes, como única estrategia para garantizar su transparencia. 

El contrato por honorarios y sus especificaciones

Algo a considerar a la hora de hacer un contrato de trabajo es la contratación por honorarios. En Chile, las personas que trabajan bajo contrato de honorarios o “boletean” (Boleta de honorarios) no se rigen por la normatividad laboral; lo hacen por la legislación civil. En consecuencia, el pago de las cotizaciones previsionales y de seguridad social queda bajo su responsabilidad, liberando al empleador de la obligación de descontar del pago el monto para cubrirlas. 

En este tipo de trabajadores tampoco tienen efecto las normas referentes al ingreso mínimo mensual, descansos y vacaciones, protección a la maternidad y negociación colectiva, entre otros derechos adquiridos por los empleados en relación de dependencia una vez firman un contrato. 

Requisitos especiales del contrato de trabajo para extranjeros.

Pese a su bajo crecimiento, la economía chilena sigue siendo la más competitiva de América Latina. Esto ha llevado a que varios foráneos con excelente potencial decidan buscar suerte en el país. En caso de verte frente a uno de ellos, tienes que saber que su vínculo laboral debe realizarse mediante un contrato de trabajo para extranjeros. Éste tiene algunas características especiales a tener en cuenta:

Debe quedar estipulado en el contrato de trabajo que la obligación de prestar servicios sólo podrá cumplirse cuando el trabajador haya obtenido la visación de residencia o el permiso especial de trabajo para extranjeros con visa en trámite.

Es necesario establecer una cláusula en la que el empleador se compromete a pagar, al finalizar la relación laboral, el pasaje de regreso del trabajador y su familia a su país de origen o al lugar que oportunamente acuerden las partes (puede ser una ciudad fronteriza para reducir costos). Tal obligación persiste hasta que el extranjero salga de Chile, obtenga nueva visación o consiga la permanencia definitiva.

Para finalizar lo referente a este punto, es deber del empleador comunicar a las autoridades la finalización del contrato. En la comunicación es necesario aducir las causales que llevaron a tal decisión, pues el término de la relación laboral da por terminada la visación del contrato de trabajo, y el incumplimiento de las cláusulas puede derivar en sanciones que van desde la imposición de multas hasta la expulsión del país. 

Lee también: "¿Quiénes están obligados a llevar libro de remuneraciones?"

Realizar una copia del contrato de trabajo para el empleado

El contrato laboral es consensual y bilateral. Es decir que media la voluntad libre tanto del empleador como del trabajador para darle origen a la relación de trabajo, así como genera obligaciones para ambas partes. Por lo tanto, cada uno de ellos debe firmar el documento y quedarse con una de las copias. Así lo establece el Artículo 9 del Código del Trabajo. 

Descarga gratis una Plantilla de  Liquidación de Sueldos en Excel

Finalmente, existen varios formatos y modelos de contrato laboral que puedes usar como guía para elaborar los tuyos. Sin embargo, no olvides que estos no pueden tener ningún tipo de enmendadura o tachón. Siempre que sea necesario modificarlos, debe hacerse de común acuerdo entre las dos partes. De no presentarse tal convenio, los cambios sólo podrán materializarse en los términos del artículo 12º del Código del Trabajo. 

Ahora que sabes cómo hacer un contrato de trabajo sólo tienes que elaborarlo y cumplirlo al pie de la letra. Así te evitas líos judiciales que puedan arruinar la productividad del negocio o dejar mal posicionada la marca. Y, por nada del mundo, olvides las obligaciones del empleador en lo que se refiere a cotizaciones previsionales y demás asignaciones. Recuerda que los software de remuneraciones son una gran ayuda al respecto, y reducen de manera drástica los errores relacionados con el ingreso de datos y el cálculo de los montos referentes a la carga previsional y los sueldos bruto, liquido e imponible.