¿Cómo llevar una contabilidad simplificada?

Publicado por Nubox | 8 de septiembre del 2020
¿Cómo llevar una contabilidad simplificada?

La contabilidad simplificada llegó para quedarse. Constituye un mecanismo de control para cumplir con los tributos del contribuyente y llevar a cabo la administración contable de los capitales e inversiones de las Pymes.

Este proceso es muy ágil y fácil de comprender, por lo cual, los contribuyentes de los regímenes tributarios asociados a este sistema de contabilidad pueden cumplirlo y ejecutarlo sin inconvenientes.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Qué es la contabilidad simplificada?

La contabilidad simplificada es un mecanismo de administración contable que cuenta con procedimientos que permiten registrar movimientos en un formato electrónico más simple, eficiente y ágil. En este tipo de contabilidad, se pueden considerar algunas liberaciones tributarias que son exigidas por la contabilidad completa de una empresa, es decir, llevar libros contables, confeccionar balances, entre otros aspectos.

 

¿Quiénes llevan contabilidad simplificada?

Pueden llevar contabilidad simplificada todos aquellos contribuyentes que tributan sobre el impuesto de primera categoría, como también el global complementario.

Los contribuyentes deben cumplir con los siguientes requisitos:

 

  • Contribuyentes de primera categoría, según la Ley de Impuesto a la Renta, que tengan sus inicios de actividades en rubros comerciales asociados a industrias, comercios, educación, salud y otras que se mencionan en el número 2, 4 o 5 del artículo 20 del Decreto de Ley N°824.
  • Contar con un capital efectivo de su giro comercial menor a 2 unidades tributarias anuales (UTA), durante los inicios de su ejercicio comercial y que su renta no exceda 1 UTA.
  • Aquellos contribuyentes que tengan escasos movimientos comerciales, capitales pequeños e inversiones de bajos montos en su giro comercial.
  • Casos excepcionales que las direcciones regionales consideren como tal.
  •  

Los contribuyentes que pueden llevar contabilidad simplificada deben estar adheridos a un Régimen de Tributación Simplificada de la Ley de Impuesto a la Renta. Por lo tanto, recordemos los casos en los que no podrán acogerse a este régimen: los contribuyentes del rubro minero, agentes de aduanas y corredores de propiedades, donde su renta se clasifican en primera categoría.

Algunos regímenes tributarios que cuentan con contabilidad simplificada son;

Para este procedimiento tributario, se deben considerar los ingresos anuales netos que son devengados durante el año comercial.

Para adherirte al Régimen de Tributación Simplificada, puedes seguir esta guía, con paso a paso del Servicio de Impuestos Internos.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Cómo se lleva una contabilidad simplificada?

Para llevar una contabilidad simplificada, los contribuyentes antiguos deben solicitarla en el Servicio de Impuestos Internos (SII). Sin embargo, en el caso de los contribuyentes nuevos, podrán iniciar sus actividades desde el inicio adheridos a este régimen simplificado.

Ahora, veamos un paso a paso para llevar una contabilidad simplificada:

 

 

Recuerda que Nubox cuenta con un software contable que te permite desarrollar una contabilidad simplificada, y que cubre todas las necesidades de los Pequeños y Medianos Empresarios, sin complejidades.

 

 

¿Qué movimientos contables se registran en una contabilidad simplificada?

La contabilidad simplificada considera los movimientos de ingresos y egresos de las Pymes. Cabe señalar que este idealmente se desarrolla de manera electrónica por medio de software del Servicio de Impuestos Internos y/o softwares comerciales. Además, algunos contribuyentes, también llevan esta contabilidad de manera manual, ya que como sabemos, existen distintas formas de llevar una contabilidad.

La contabilidad simplificada considera:

 

  • Registro de Ingresos y Egresos.
  • Libros Auxiliares, tales como Compra, Ventas y Remuneraciones.
  • Declaraciones Tributarias; Declaración Formulario 29; Declaraciones Juradas y declaración Formulario 22.
  • Tratamientos Tributarios, como por ejemplo: la adquisición de activos fijos (que se rebaja como gasto al momento de la compra de manera instantánea); compra de mercadería e insumos del negocio (se rebaja como gasto al momento de la compra de forma instantánea); pérdidas tributarias (se permite rebajar de las utilidades de los períodos siguientes). ­
  •  

En formato electrónico, los software que permiten generar la contabilidad simplificada te permitirán:

 

  • Generar documentos electrónicos que se automatizan para realizar el cruce de información.
  • Cargar y/o generar libros electrónicos de compra y venta.
  • Carga y/o generar libros de remuneraciones.
  • Al generar la información contable, el usuario puede crear registros de ingresos y egresos, para luego determinar el impuesto mensual de cada mes, por medio del formulario 29 (F29)
  • Generar propuestas automáticas de declaraciones juradas (DDJJ), tales como remuneraciones, honorarios, así como también las de ingresos y egresos.
  • Calcular de forma automática la base imponible del Impuesto de Primera Categoría.
  • Generar el impuesto anual según ejercicio comercial, donde el cruce de información determinará la Renta Líquida Imponible para declarar el Formulario 22 (F22).
  •  

Para conocer más sobre el régimen tributario simplificado, puedes visitar el Servicio de Impuestos Internos en consultas frecuentes ¿qué es el sistema de tributación simplificada?, y también revisar la Ley de Impuesto a la Renta, en el portal de Biblioteca del Congreso Nacional (BC), Ley Fácil; “Tributación Simple para MIPYMES”.

Nueva llamada a la acción