Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Qué es una cuenta T?

Publicado por Nubox | 27 de febrero del 2018
¿Qué es una cuenta T?

Dentro de las tareas que se desarrollan en el campo de la contabilidad financiera, el registrar los hechos económicos resulta imprescindible. De hecho, es la más habitual. De ahí que en el desarrollo de la disciplina se hayan creado diferentes métodos o herramientas de registro, entre las cuales, la cuenta T se considera fundamental para el trabajo contable. 

Pero, ¿qué es una cuenta T?

Es la representación gráfica de una cuenta contable y los respectivos elementos que la componen, los cuales son: 

  • El concepto o nombre de la cuenta. 
  • Código de la cuenta. 
  • Su lado débito. 
  • Su lado crédito. 
  • Sus movimientos débitos y créditos. 
  • Su saldo. 

Para que lo entiendas con mayor precisión, es necesario recurrir a los gráficos. La cuenta T de Bancos, por ejemplo, podría verse registrada de la siguiente manera: 

Bancos
1.220.020
Débito Crédito
$300.000 $170.000
$150.000 $120.000
$200.000  
$650.000 $290.000
$360.000  

El lado izquierdo de la cuenta T se denomina “Debe” y el lado derecho de la misma se llama “Haber”. Cuando el saldo de una cuenta queda al lado izquierdo, se le conoce como "acreedor", mientras que si sucede lo contrario se le llama "deudor".  Por su parte, el saldo de la cuenta es el resultado de la resta de los débitos  con los créditos. 

Lee también: "¿Qué es partida doble en Contabilidad?"

 

¿Para qué sirve la cuenta T?

Permite visualizar perfectamente los débitos y créditos de cada cuenta, y representar gráficamente sus movimientos, y la capacidad de dar y recibir. Por lo tanto, resulta fundamental para el desarrollo y aplicación del principio de partida doble y la ecuación patrimonial. Se trata de una herramienta muy útil para entender de forma sencilla cómo se ven afectadas las cuentas de una empresa por las transacciones que realiza.


Una recomendación adicional...

Al emplear la cuenta T debes tener muy presente la naturaleza de las cuentas contables. De lo contrario, el registro no cumplirá con el principio de partida doble y, por lo tanto, la contabilidad del ente económico será errónea.

Al respecto, es importante recordar que las cuentas de activos y gastos son de naturaleza deudora, por lo que su saldo normal debe estar en la columna del debe; mientras que las cuentas de pasivos, capital e ingresos son de naturaleza acreedora, y deben reflejarse en la columna del haber.

Es por esto que, en el ejemplo presentado anteriormente para explicar la estructura de la cuenta T, el saldo fuese débito. “Bancos” es una cuenta del activo, es decir, de naturaleza débito. Hubiese ocurrido todo lo contrario en una cuenta del pasivo o del patrimonio, que son de naturaleza crédito.

Es posible generarlas en un software

Su utilización en lo actualidad es de lo más sencilla, gracias a los software de contabilidad modernos, que permiten automatizar el ingreso y registro de un gran número de operaciones, y la posterior generación de informes -con distintas vistas de las cifras actualizadas al momento- con los que se pueden tomar mejores decisiones.

Conoce aquí Contabilidad Nubox