Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

No olvides la contabilidad de tu PYME para un crecimiento saludable

Publicado por Nubox | 20 de octubre del 2016
No olvides la contabilidad de tu PYME para un crecimiento saludable

La actividad constante de una empresa la expone a muchas transformaciones, además de altos y bajos similares a los que enfrentaría cualquier persona. Por supuesto, también necesitará ciertos cuidados para estar saludable, crecer y evolucionar. Como cualquier ser vivo, a veces su trayectoria puede acusar malestares que son síntomas de enfermedad, y es aquí donde debemos estar atentos y actuar a tiempo para devolverle oportunamente el bienestar.

¿Qué haríamos si nuestra empresa fuese una persona que experimenta problemas de salud? Ciertamente, lo primero sería llevarla al doctor para que la examine y nos dé un diagnóstico para así -en base a ello- determinar cuál es la solución. En el caso de las organizaciones, los especialistas son los consultores, quienes definen cuál es la estrategia a seguir para que la institución se mantenga en ascenso. Y para hacer una correcta evaluación, el paso indispensable es revisar la contabilidad de tu PYME.

Es necesario tener en consideración que toda entidad que está en ascenso se torna cada vez más compleja. Un empresario emergente tiene menos aspectos de qué ocuparse y más tiempo para invertir en sus quehaceres, pudiendo dividirse entre las múltiples tareas que la organización exige y el control de un reducido número de empleados. Sin embargo, cuando la empresa crece, ingresa una mayor cantidad de recursos (logísticos, humanos y financieros) que el emprendedor tendrá que gestionar cada vez con mayor eficiencia. Además, los clientes aumentarán de manera exponencial y se sumará a sus preocupaciones la tarea de fidelizarlos.

Al percibir este notable aumento en sus obligaciones, es común que el empresario no dedique todo el tiempo que quisiera a negociar, con proveedores y clientes, aspectos tan relevantes como las listas de precios. Tampoco podrá supervisar de manera reposada y acuciosa las finanzas semanales o reportes de contabilidad de tu PYME. El problema es que esta vorágine puede llevar a la empresa a un desenlace fatal.

Entonces, ¿a qué poner atención?

1.- Preocúpate de recibir un estado financiero mensual los primeros 10 días de cada mes. Exige también reportes parciales de logística y flujo de caja una vez por semana. Procura hacerte el tiempo de revisarlos o contratar a un asesor confiable que lo haga. Lo indispensable es tener claro cuál es la situación de la contabilidad de tu PYME.

2.- Paga a tiempo las facturas a proveedores sin necesidad de recurrir al endeudamiento, renegociaciones o descuentos bancarios.

3.- Procura que los socios puedan retirar utilidades en determinados periodos. Esto hará a la empresa más atractiva ante los ojos de los inversionistas.

4.- Mantén una contabilidad interna ordenada, que permita una gestión eficiente de clientes y proveedores, conociendo cuánto se adeuda y cuánto es lo que los demás deben pagarle a la institución.

Conoce aquí Contabilidad Nubox

5.- Identifica y controla a tiempo eventuales problemas de liquidez.

Es imprescindible tener visibilidad en tiempo real respecto a todos estos puntos, a fin de valorar correctamente la situación de la empresa y tomar medidas correctivas cuando el caso lo amerite (o una potencial "enfermedad" comience a manifestarse). De ello dependerá que nuestra organización se mantenga sana y al alza, para continuar creciendo y rentabilizando positivamente.

Lee también: "Cómo la contabilidad ayuda a tomar decisiones estratégicas"