¿Cómo conseguir financiamiento para una empresa en Chile?

Nicole Feliu

Escrito por Nicole Feliu

Head de Alianzas e Integraciones Nubox I Buscando poder acompañar a un millón de pymes en su crecimiento.

Author's LinkedIn
Crédito Fogape Reactiva Aprende aquí cómo solicitarlo

Crédito Fogape Reactiva

Aprende aquí cómo solicitarlo

Índice de contenidos

Uno de los principales obstáculos para las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) es conseguir financiamiento tanto para iniciar actividades como para darle continuidad a sus operaciones, pues muchas veces no cuentan con los requisitos necesarios para optar por créditos para empresas tradicionales.

Actualmente, existen varias opciones de financiamiento en Chile tanto de entidades públicas como privadas que ayudan a las PyMEs en este difícil recorrido.

De hecho, los tiempos de crisis generados por la pandemia y las limitaciones comerciales han conllevado el surgimiento de diferentes iniciativas de este tipo, que atienden la demanda de proteger a las pequeñas y medianas empresas y el músculo económico que ofrecen a la sociedad.

En este artículo te mostraremos cuáles son esas fuentes de financiamiento, de qué forma acceder a ellas, cuáles son los mecanismos tradicionales de búsqueda de recursos para los emprendedores y otros puntos de interés.

¡Buena lectura!

Fuentes de Financiamiento en Chile

Como mencionamos, se han ido creando cada vez más opciones de financiamiento para ayudar a las PyMEs a mantener su operatividad en el tiempo y fomentar la creación de nuevos negocios que impulsen el crecimiento socioeconómico del país.

Dependiendo del tipo de negocio, el tamaño y lo que se necesita se puede optar por diversas opciones tanto públicas como privadas, lo importante es conocer cuál es la que más le conviene a la empresa y saber aprovechar estos recursos.

Existen dos tipos de fuente de financiamiento:

  • Internas: son aquellas que provienen de las aportaciones hechas por los socios y que forman parte del dinero que posee la empresa como su capital. Aunque puede que sea más limitada la inversión, bajo esta opción los propietarios se ahorrarán importantes sumas de dinero en intereses.
  • Externas: se refiere a aquellas aportaciones de dinero que se obtienen por terceros como accionistas o entidades financieras o gubernamentales tanto públicas como privadas.

Importancia de las fuentes de financiamiento

El financiamiento puede ser una gran herramienta para las empresas, ya que permite crecer, ingresar a nuevos mercados y hasta lograr expandirse a territorios internacionales, sin mencionar que también ayuda a aumentar la productividad y a acelerar la integración de la tecnología por medio de la adquisición de herramientas innovadoras.

Estos financiamientos fomentan, además, una liquidez inmediata que a su vez ayudará a aprovechar grandes oportunidades, conseguir mejores negociaciones con los proveedores y hasta invertir en nuevos proyectos.

Algunas de las ventajas que pueden ofrecer las fuentes de financiamiento son:

  • lograr la modernización de la empresa;
  • incrementar el flujo de caja;
  • deducir la carga fiscal por los intereses asociados;
  • poder de compra en volúmenes;
  • mejores condiciones de pago o créditos al construir un buen historial de tu comportamiento de pago; entre otras.

Es importante que antes de adquirir un crédito o acceder a una fuente de financiamiento se realice una proyección general del negocio para saber cuánto se necesita, cuál es el objetivo del crédito y, así, crear un plan donde se involucren diferentes escenarios que eviten complicaciones con el cumplimiento de los pagos.

Ahora bien, seguro te preguntarás "¿cómo puedo conseguir ese financiamiento para mi empresa?" ¡Sigue leyendo y lo sabrás!

¿A qué fuentes de financiamiento se pueden acceder?

Cada empresa tiene sus propias características y objetivos, por lo cual es necesario estudiar las diferentes fuentes de financiamiento disponibles y elegir la que mejor se adepta a las necesidades particulares..

Normalmente, la principal fuente de financiamiento que se viene a la mente de los emprendedores son los bancos tradicionales, pero la realidad es que existen muchas otras opciones, incluso algunas de mayor flexibilidad.

A continuación, veamos esta y otras alternativas que puedes tener en cuenta a la hora de conseguir financiamiento.

Créditos bancarios

Los instituciones financieras o bancarias son la principal fuente de financiamiento a la que muchas empresas recurren cuando necesitan obtener liquidez, ya sea para iniciar, continuar o crecer.

En muchas ocasiones, para las empresas nuevas no es posible acceder a este tipo de créditos para empresas, especialmente, ya que la mayoría de los bancos o instituciones solicitan una serie de requisitos bancarios que no pueden cumplir por estar iniciando o no tener un plan financiero muy sólido.

En estos casos, tener avales, garantías o documentos que soporten la capacidad de pago de la empresa es primordial, así como un buen historial crediticio.

La ventaja de este tipo de financiamiento es que suelen otorgar grandes cantidades de dinero, dependiendo de la situación de la empresa, lo que ofrece mayor flexibilidad para invertir en desarrollo y crecimiento. Eso sí, los intereses y comisiones suelen ser significativos y logres o no el objetivo se deben pagar de igual forma.

Hay que tener mucho cuidado al optar por este tipo de créditos, ya que, de suceder alguna circunstancia que no permita el pago del mismo, las instituciones financieras pueden quedarse con los bienes en garantía que se ofrecieron como garantía.

Créditos Bancarios

FFF: Friends, Family and Fools

Esta es una de las fuentes de financiamiento más comunes entre los emprendedores, pues se trata de recurrir a aquellas personas cercanas, ya sea: amigos, familia o conocidos que puedan ser capaces de aportar la inversión necesaria para iniciar o continuar con un negocio.

Aunque es una de las opciones más accesibles cuando no se tiene una trayectoria que permita acceder a otro tipo de créditos, se debe tener mucho cuidado porque si no se maneja adecuadamente puede traer problemas que quiebren la relación familiar o de amistad.

Algunas ventajas de este tipo de financiamientos son: ausencia de intereses o comisiones, mayor libertad en cuanto al uso de los recursos, pocas condiciones y mayor confianza con la persona inversora.

Por otro lado, también es importante mencionar que esta opción se encuentra un poco limitada si necesitas una cantidad muy elevada de dinero, puesto que muchas veces los préstamos FFF son moderados.

Es fundamental dejar claro siempre las condiciones al momento de solicitar estos préstamos, incluso si no existe un contrato legal de por medio.

Fondos Concursables

Este tipo de fuente de financiamiento se basa en llamados o convocatorias que realizan diferentes organismos - públicos o privados - con el fin de ayudar a los emprendedores económicamente a levantar un proyecto con un gran potencial en el mercado.

Para postular a este tipo de financiamiento se deben cumplir ciertos requisitos de acuerdo al fondo concursable al que se desee participar; algunos de ellos se enfocan en negocios que están iniciando, otros en emprendimientos en crecimiento y así un sinfín de opciones que se deben evaluar según la necesidad de cada empresa o proyecto.

En Chile, existen una gran cantidad de fondos de este tipo donde se puede participar con la presentación de un proyecto ante un jurado que va decidiendo entre los concursantes, seleccionando al emprendedor que obtendrá el premio en efectivo.

Una de las ventajas de optar por participar en estos fondos es obtener financiamiento sin tantas restricciones y, además, que tu idea sea conocida ante otras personas que luego pueden ofrecerte a financiamiento.

Algunos de los fondos concursables en Chile más conocidos son: Capital Semilla, Capital Abeja, Brain Chile, Programa Yo Emprendo, The S Factory, entre otros.

Inversionistas ángeles

Los llamados inversionistas ángeles son personas o entidades que tienen experiencia en el área de negocios y que desean promover los emprendimientos mediante una participación económica en los mismos.

La dinámica de este modelo consiste en ofrecer un capital a aquellos negocios que están iniciando o en crecimiento junto con la experiencia y asesoramiento del inversor.

Por lo que, además del dinero, también contarás con mentoría en el área de negocios, lo que puede ser beneficioso cuando no posees mucha experiencia y necesitas una guía para el emprendimiento. Otro punto favorable de este tipo de financiamiento es que se realiza directamente con la persona interesada sin recurrir a terceros.

Este tipo de financiamiento es de gran ayuda al momento de querer crear redes de contacto y a la vez obtener liquidez para llevar a cabo el proyecto o negocio.

Es fundamental que antes de decidir trabajar con algún inversionista se deben dejar claras las condiciones, pues mayormente estos esperan obtener algún retorno o beneficio en caso de que el negocio sea próspero, por lo que asesorarse bien te ayudará a evitar ceder la mayor parte de tu negocio a personas externas.

Crowdfunding

El crowdfunding es un tipo de financiamiento relativamente nuevo, que ha crecido muy rápidamente y ha ayudado a que muchos emprendedores hayan conseguido el dinero o ayuda necesaria para empezar o continuar con su proyecto.

Esta forma de financiación consiste en la obtención de recursos de manera colectiva a través de plataformas digitales donde se publican los proyectos de miles de emprendedores con el fin de que cualquier persona que le interese el negocio o quiera realizar un aporte pueda hacerlo, y así, contribuir a que se lleve a cabo.

Existen diversas formas de aportar, puede ser con dinero, experiencia o conocimiento y en algunos casos el aporte puede venir acompañado de una pequeña participación en el negocio.. Todo dependerá de las condiciones que se pacten con las personas que realicen el aporte.

La idea principal del crowdfunding es que los emprendedores creen videos y otros contenidos donde detallen su proyecto y busquen la manera de que sea una opción atractiva para inversores y personas que simplemente quieren hacer donaciones.

Factoring

Otra forma de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas es el llamado Factoring, el cual consiste en el traspaso de facturas mediante un contrato. Es decir, la empresa que requiere obtener el financiamiento les cede a estas instituciones el servicio de cobranza de ciertos documentos que no ha podido cobrar hasta el momento.

Pero ¿Cómo funciona realmente? Al ceder las facturas, la empresa de factoraje le da de forma inmediata la cantidad de dinero pactada en el documento tributario con una reducción del monto que corresponde al porcentaje de comisión que le corresponde por el servicio prestado.

Por ejemplo, si la Empresa La Perla SpA tiene una factura por cobrar a 60 días por $500.000 y necesita liquidez inmediata para cumplir con algunas de sus obligaciones, puede contratar a estas empresas con el fin de traspasarle el documento a cambio del pago de la misma.

En este caso, la empresa de factoraje XXX o el banco le paga un monto que corresponde el 90% del valor de la factura. Al momento de cumplirse los 60 días esta procede a realizar el cobro al cliente correspondiente y de esta manera, obtener su pago por el monto total donde la diferencia corresponderá a la ganancia obtenida por el servicio prestado.

Esta es una muy buena opción si se necesita liquidez inmediata, ya sea para una inversión o para algún pago importante, especialmente, si los plazos de las facturas son muy extendidos o no se puede esperar para obtener el dinero.

Existen diferentes tipos de factoring a los cuáles puedes recurrir dependiendo de lo que realmente desees obtener o pactar, pueden ser: con recurso, sin recurso, de exportación, de importación, de múltiples contratos, entre otros. Hoy por hoy existen softwares en el mercado que te permiten hacer de forma rápida esta opción de financiamiento.

Nueva llamada a la acción

Capital privado

El capital privado se considera una actividad que consiste en la aportación de dinero o recursos financieros por parte de entidades especializadas a cambio de una participación, ya sea minoritaria o mayoritaria. Este modelo se puede dividir en dos dependiendo de la etapa en la que se encuentre la empresa:

  • Capital de Riesgo o Venture Capital: que es cuando la empresa se encuentra en una etapa inicial.
  • Private Equity: para empresas ya consolidadas o en etapa de crecimiento.

En este caso hablaremos del primero, donde se puede decir que el capital de riesgo es una forma de financiación mediante el cual los inversionistas apuestan por empresas que están iniciando y no tienen un trayecto que les permita obtener financiamiento de las fuentes tradicionales.

Los inversionistas de este tipo buscan negocios que estén en una etapa temprana de desarrollo y que ofrezcan un crecimiento rápido con modelos de negocios innovadores que les aseguren un gran rendimiento apenas empiece a funcionar.

Es importante conocer las condiciones de la inversión, pues mayormente en el capital de riesgo, los inversionistas pasan a tener una parte de la empresa ya sea como dueño parcial o accionistas; recuerda que la idea es que reciban un retorno por la inversión que están realizando.

En Chile, existen organismos tanto públicos como privados que buscan impulsar a los pequeños emprendimientos con una gran oportunidad de crecimiento a través de estos fondos de inversión o de capital de riesgo.

Otros beneficios que puedes obtener mediante este financiamiento son:

  • Mayor crecimiento en ventas
  • Atracción de talento
  • Modernización a través de la innovación en tecnología
  • Liquidez para las operaciones.

Y posteriormente, existe la posibilidad de que los inversionistas reviertan la inversión cuando la empresa ya ha consolidado su plan de negocio, puede ser mediante la venta o recompra de acciones, entre otros procesos.

Aportes gubernamentales

El gobierno de Chile ha creado diferentes mecanismos de fuente de financiamiento para ayudar a todas aquellas empresas que necesiten un capital de trabajo ya sea para iniciar, continuar o sobreponerse de situaciones complejas como la pandemia actual.

Normalmente, se debe postular a estos subsidios o préstamos a través de la evaluación del proyecto de negocio pero uno de sus objetivos principales es promover los emprendimientos en el país.

A raíz de la pandemia son muchas las medidas y programas de inyección de liquidez que se han creado por parte de los entes gubernamentales para ayudar a la recuperación de las PYMES, así que veamos algunos:

  • Creación de la ley de pago a 30 días, que permite agilizar el período de cobro de las pequeñas y medianas empresas que otorgan créditos a sus clientes. Incluyendo la obtención de intereses por retrasos.
  • Suspensión de pagos de PPM y postergación del pago del IVA.
  • Devolución anticipada del Impuesto sobre la Renta.
  • Nueva Capitalización para Banco Estado por US$500 millones que permita otorgar mayores créditos a las PYMES, aumentando la capacidad crediticia que pueda ofrecer el banco.
  • Ampliación del Fondo de Garantía de Pequeños Empresarios (FOGAPE) mediante la inyección de fondos y flexibilización de los requisitos que permita que cada día más PYMES obtengan financiamiento.
  • Nuevos programas de financiación de SERCOTEC, enfocados en la reactivación de diferentes sectores que hayan visto afectadas sus ventas u operaciones durante la crisis sanitaria y que además, les permita invertir en protocolos sanitarios.
  • Nuevas líneas de financiamiento a través de CORFO que permite obtener créditos, leasing o factoring que faciliten el crecimiento mediante operaciones más flexibles.
  • Diferentes herramientas de asistencia técnica que dan la posibilidad de: aumentar visibilidad, formarse gratuitamente en diferentes áreas de ayuda para los negocios, capacitaciones y apoyo para postular a las diferentes opciones de financiamiento.

Estos son sólo algunos de los aportes gubernamentales que se ofrecen actualmente en Chile, considerando que cualquier apoyo tanto económico como técnico es de gran ayuda al momento de querer emprender en un mercado altamente competitivo.

¡Esto es todo!

¡Muy bien! Ya tienes una idea más clara sobre cómo conseguir financiamiento en Chile e impulsar el crecimiento de tu negocio.

Como ves, en el país encontrarás un amplio abanico de posibilidades, tanto públicas como privadas, con diferentes características y requerimientos.

Antes de optar por obtener financiamiento se debe tener un plan de negocio sólido o proyecciones de lo que realmente se necesita, así como especificar para qué será utilizado el dinero y cuál es la capacidad de pago que tiene la empresa frente a los créditos.

Esto incrementará las posibilidades de que tus solicitudes sean aprobadas y, en general, el proceso de financiamiento se desarrollará de manera ordenada y documentada desde el principio.

Y, en caso de que busques sumar accionistas e inversores ángeles, es importante que muestres proyecciones de rentabilidad concretas de tu negocio, que generen confianza y capten la atención de personas de negocios.

Recuerda que cualquiera de los encargados de otorgar financiamiento desde la banca hasta los entes privados lo que buscan es tener confianza en el proyecto donde van a invertir o a otorgar un crédito, por lo que tener una estructura financiera bien elaborada será de gran ayuda para lograr obtenerlos.

Igualmente desarrollar habilidades en cuanto al emprendimiento te ayudará a ofrecer una propuesta más sólida al saber que estás comprometido y sabes lo que realmente quieres hacer con la idea de negocio, incluyendo las habilidades de persuasión para cumplir con el cometido.

Por último, no improvises a la hora de elegir la fuente de financiamiento a la cual acudirás. Recuerda que esta debe adaptarse a las características y necesidades reales de tu emprendimiento.

Además, si estas opciones involucran vender acciones o sumar a nuevos socios, analiza qué tanto poder perderás sobre tu negocio y si realmente es conveniente que sacrifiques parte de tu autonomía como emprendedor por recibir una determinada cantidad de dinero.

En conclusión, sé analítico, documenta todo el proceso y no tomes decisiones aceleradas, impulsadas por el deseo de obtener capital cuanto antes para concretas determinados planes y proyectos asociados a tu negocio.

¡Anímate y evalúa todas tus opciones de financiamiento disponibles para que empieces desde ya los trámites para optar por alguna de ellas! ¡No te quedes sin liquidez!

Si todavía no estás seguro cuál es la mejor fuente de financiamiento para tu empresa ¡Te invitamos a leer nuestro post “Cómo financiar mi empresa: ¿con créditos o inversionistas?”! Así podrás tener una idea más clara de cuál opción elegir para obtener la liquidez que el negocio necesita para crecer en el mercado.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor