¿Cómo calcular el capital de trabajo en el flujo de caja?

Romina Maejo

Escrito por Romina Maejo

Soy Head of Marketing en Nubox. Cuento con más de 10 años de experiencia en el área comercial y de Marketing, desarrollando estrategias de negocios, posicionamiento de marcas y productos, gestión comercial y de clientes, para Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú.

Author's LinkedIn
Obtén tu plantilla excel gratis Lleva tu flujo de caja al día

Obtén tu plantilla excel gratis

Lleva tu flujo de caja al día

Índice de contenidos

¿Sabes cómo calcular el capital de trabajo en el flujo de caja? Se trata de un valioso indicador que necesitas establecer y seguir de cerca, ya que sirve para prevenir riesgos y proteger la continuidad de tus operaciones.

Además de explicarte con mayor profundidad la importancia de realizar este cálculo, en este artículo te mostraremos en qué consiste y cuáles son los pasos concretos que debes seguir para determinarlo y conocerlo. ¡Lee con atención hasta el final!

¿Qué es el capital de trabajo en el flujo de caja?

En el flujo de caja, este concepto hace referencia a los activos —corrientes o circulantes— y pasivos —corrientes o de corto plazo— que forman parte del periodo a analizar. En concreto, la diferencia entre estas variables es el capital de trabajo.

Estos activos son aquellos que pueden convertirse en dinero en efectivo antes del cierre de un determinado ejercicio, como las cuentas por cobrar a clientes, por ejemplo.

En tanto, los pasivos corrientes son obligaciones financieras y pagos que la empresa debe realizar antes de culminar cierto ejercicio o periodo de actividad económica.

En pocas palabras, este indicador señala la cantidad o nivel de recursos que posee el negocio para seguir trabajando y operando de acuerdo a sus mercados, características y objetivo de comercialización.

Características principales del capital de trabajo

Uno de los puntos esenciales y cruciales sobre cómo se calcula el costo de capital de trabajo recae en sus propias características, descritas a continuación:

  • Requiere de mucha atención y tiempo, en gran parte porque se utiliza cada cuenta circulante de la organización para alcanzar ecuanimidad.
  • Es utilizable únicamente en un periodo de rentabilidad.
  • Subsiste gracias a activos de la empresa.
  • Usa las cuentas donde se agrupan los activos circulantes y pasivos a corto plazo.
  • Se conforma por los recursos destinados para hacer frente a compromisos de la empresa.

Todos estos elementos demuestran la dependencia que existe entre el capital de trabajo y la capacidad de generar suficiente liquidez para cubrir los gastos de la organización.

Ejemplos de capital de trabajo

Para entender perfectamente el concepto de capital de trabajo, podemos usar un ejemplo de una empresa que posee los siguientes recursos (USD) en sus cuentas.

  • Banco: 5.000.000
  • Existencias: 20.000.000
  • Cuentas por cobrar a corto plazo: 7.500.000
  • Equipos: 30.000.000
  • Bienes raíces: 80.000.000
  • Cuentas por pagar a corto plazo: 6.000.000
  • Cuentas por pagar a largo plazo: 10.000.000
  • Patrimonio total: 25.000.000

Siguiendo con este ejemplo, para calcular el capital de trabajo de esta empresa en particular es necesario determinar en primer lugar el activo corriente que agrupa el capital en el banco, existencias y las cuentas por cobrar a corto plazo:

5.000.000 + 20.000.000 + 7.500.000 = 32.500.000 USD

Posteriormente, se calcula el pasivo corriente que solo contiene —en este caso— las cuentas por pagar a corto plazo (6.000.000).

Por lo que el capital de trabajo sería:

Capital de trabajo = 32.500.000 - 6.000.000 = 26.500.000 USD.

De esta forma, el capital de trabajo de la empresa es de, exactamente, US$ 26.5 millones.

¿Cómo calcular el capital de trabajo en el flujo de caja?

Como ya sabes, el capital de trabajo lo obtenemos al establecer la diferencia entre activos y pasivos corrientes, reflejada en tus análisis del estado del flujo de efectivo o caja.

De forma práctica, te recomendamos que sigas los siguientes pasos para realizar este cálculo: 

1. Actualiza tu estado de ganancias y pérdidas

Este informe —conocido también como estado de resultados— es un riguroso reporte de los ingresos, costos y gastos de la organización.

Por ese motivo, en este encontrarás los valores necesarios sobre los activos y pasivos corrientes que te permitan calcular el capital de trabajo en el flujo de caja.

Para que la operación sea precisa, lógicamente, es fundamental que todos los montos y valores estén actualizados y sean reales.

Es recomendable hacer pequeñas auditorías a estos estados financieros, comparando cifras con la información de libros contables y los Documentos Tributarios Electrónicos (DTE) antes de extraer de los mismos los datos con los cuales finalmente determinarás el capital de trabajo.

2. Identifica todos los activos corrientes

Una vez que tengas tus balances de ganancias y pérdidas actualizados, identifica dentro de estos cuáles son los activos corrientes que necesitas valorar para calcular el capital de trabajo.

Algunos de los más básicos —que prácticamente toda empresa posee— son:

  • Cuentas por cobrar: Son reclamaciones, legalmente exigibles, sobre bienes vendidos o servicios prestados que forman parte de la actividad económica de tu empresa. Dentro de los activos corrientes solo se toman en cuenta operaciones derivadas de facturas pendientes que deban pagarse antes del cierre del ejercicio a analizar.
  • Inventarios: Es el valor asociado a los bienes vendidos durante el periodo analizado para determinar el flujo de dinero o caja y, a su vez, el capital de trabajo.

3. Identifica los pasivos corrientes

Algunos de estos pueden ser:

  • Cuentas por pagar: aquí nos encontramos, por ejemplo, con deudas a proveedores que deben ser pagadas en un plazo máximo de 30 días y, por lo tanto, antes del vencimiento del ejercicio.
  • Impuestos: entre estos pueden estar los Pagos Provisionales Mensuales (PPM), en caso de que tu negocio tenga la obligación de liquidarlos de acuerdo a sus características y régimen tributario. 

4. Calcula el balance entre estas variables

Finalmente, calcula la diferencia entre el total de activos corrientes y el total de pasivos corrientes: este resultado será tu capital de trabajo disponible al cierre del ejercicio o periodo analizado en el flujo de caja.

¿El flujo de caja es uno de los temas que más te preocupa sobre tu negocio? Entonces, ¡no pierdas la oportunidad de descargar y leer nuestra guía definitiva para mejorar este indicador!

Ejemplo del capital de trabajo en el flujo de caja

Ahora que sabes cómo se calcula el capital de trabajo en el flujo de caja, desde el punto de vista teórico y práctico, veamos cómo se refleja en una estructura e informe concreto, simple y básico del cash flow:

Como ves, en este flujo de caja cuatrimestral la empresa incluyó, de manera fraccionada, un monto de crédito que debe pagar en el futuro —luego del ejercicio analizado— para así prever el estado real de su nivel de ganancias.

No obstante, este valor no es considerado como un pasivo a corto plazo, por lo cual no restó finalmente al monto señalado en cada mes dentro del único activo corriente de este flujo de caja: "cuentas por cobrar y ventas".

Este ejemplo deja muy clara la facilidad de identificar el capital de trabajo dentro del flujo de caja, pues simplemente consiste en considerar las variables corrientes y dejar a un lado las que no representan movimientos efectivos dentro del periodo analizado.

HubSpot Video

¿Por qué es importante calcular con precisión el flujo de caja en el capital de trabajo?

El capital de trabajo cuenta con diferentes atributos que lo hacen fundamental, como:

Resulta un indicador de liquidez

Al igual que el flujo de caja en sí, el capital de trabajo señala de forma valiosa el nivel de liquidez de una empresa. Al final, se trata de del dinero disponible para costear los gastos operativos que permiten el desarrollo de la actividad económica.

Fomenta la gestión estratégica de activos y pasivos

Al mostrarte el balance entre los activos y pasivos corrientes, alerta sobre patrones negativos y sirve de punto de partida para el diseño y la ejecución de estrategias que te permitan obtener saldos favorables en todos tus ejercicios y garantizar la disponibilidad de recursos. 

Protege las operaciones

Medir el capital de trabajo con precisión y seguirlo de cerca es esencial para que protejas las operaciones de tu empresa y evites riesgos financieros que puedan llevar a paros o, incluso, la quiebra.

Y, ¿cómo se calcula el costo de capital de trabajo?

Además de lo mencionado, debes medir el costo que tiene este capital de trabajo, es decir, los costes a los que incurre una empresa con el objetivo de encontrar financiamiento para sus proyectos de inversión internamente.

Aunque no se trata de una acción observable, es un concepto realmente importante, dado que sería muy natural pensar que, el destinar recursos propios para realizar inversiones, no tendría ningún costo, pero no es así.

Pasa saber cómo se calcula el costo de capital de trabajo, conoce su fórmula:

Ke = Rf + Bi (Rm - Rf)

Donde:

  • Ke: coste de capital.
  • Rf: tasa libre de riesgo.
  • Bi: retorno del mercado.
  • (Rm - Rf): prima del mercado.

¡Listo! Ya conoces cómo calcular el capital de trabajo en el flujo de caja y por qué razones hacerlo.

No olvides actualizar y gestionar tu documentación e información financiera de forma digital: de hecho, por medio de recursos como sistemas de contabilidad y software de facturación electrónica podrás tener todos los datos de interés a tu alcance de manera correcta y rápida. ¡Manos a la obra!

+15.000 emprendedores reciben cada semana información sobre cómo hacer crecer su negocio.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor