¿Por qué es importante hacer el cierre anual contable?

Yaileth Herrera

Escrito por Yaileth Herrera

Soy Contadora Pública y cuento con un MBA en Gerencia de Empresas realizado en la Universidad Metropolitana (VE). Tengo más de 15 años de experiencia en el sector eléctrico, servicios financieros (KPMG) y tecnológico, donde he ejercido labores estratégicas como Auditora Interna y Externa, Reportes Financieros, Control de Gestión, entre otros.

Author's LinkedIn
Kit de Plantillas Excel para Contadores Libro de Caja, Balance General, Estado de Resultados, Depreciación de Activos y más

Kit de Plantillas Excel para Contadores

Libro de Caja, Balance General, Estado de Resultados, Depreciación de Activos y más

Hacer el cierre anual contable no es un requisito o un "cliché", sino un proceso fundamental para la estabilidad de un negocio porque impacta de manera favorable tanto el presente como el futuro del mismo.

Aunque —teóricamente— podría resumirse como una labor que formaliza la cuenta de resultados y traslada las cifras a un balance final y general, su alcance va mucho más allá, gracias a que nos lleva a analizar en detalle diferentes variables claves de una empresa que siempre necesitamos comprender mejor, como ingresos, gastos, existencia de inventario y otros activos.

Luego de esta breve introducción, te dejamos una lista de razones concretas por las cuales el cierre anual contable es tan necesario e importante:

Permite comprobar la fiabilidad del proceso contable

El cierre anual contable va de la mano con un balance de comprobación que refleja la precisión y fiabilidad del registro contable: al cumplir con esta tarea, estarás evaluando de manera profunda y cualitativa todos los registros y harás conciliaciones con cajas y cuentas bancarias para asegurarte de que todo está en orden.

Asimismo, revisarás los documentos tributarios electrónicos (DTE) —como facturas y boletas— para garantizar que señalaste todas las operaciones en los libros contables.

Además de ayudarte a detectar y corregir imprecisiones a tiempo, el cierre anual te permite comprender mejor cómo es la gestión contable de un negocio para luego tener la posibilidad de tomar decisiones que ayuden a mejorarla y optimizarla. 

Muestra los resultados

El cierre contable es un ejercicio que nos ayuda a medir y visualizar —de forma tangible— los resultados de una empresa durante el año: es imposible tener un panorama claro del rendimiento de un negocio si omites este importante proceso de contabilidad financiera y general.

Al realizarlo, obtendrás valores finales sobre cuentas, operaciones, inversiones y otras variables que muestran los niveles de rentabilidad y la efectividad en la gestión del capital de un negocio.

Incluso, como verás dentro de muy pocas líneas, ayuda a recolectar información cualitativa sobre áreas tan indispensables y vulnerables como el inventario.

Presenta los estados de cambio del patrimonio neto

Una de las etapas y labores asociadas al cierre anual contable es el análisis de bienes como mobiliario, vehículos, locales y maquinarias, los cuales forman parte del patrimonio de la empresa.

En sí, este estudio busca determinar el balance de pérdida de valor de estos activos y, al mismo tiempo, puede ayudar a proyectar la dinámica futura de depreciación de los mismos.

Evidentemente, el cierre anual contable es una vía que lleva hacia el conocimiento del patrimonio neto y sus estados de cambio, información fundamental para la gestión de un negocio: al tener conciencia de la dinámica del patrimonio podrás tomar decisiones mucho más seguras y coherentes en el ámbito financiero, especialmente en temas como el acceso a líneas de crédito y los proyectos de inversión.

Nueva llamada a la acción

Refleja la dinámica de los gastos

Uno de los resultados finales de esta operación es el monto general de los gastos que permitieron cumplir con las operaciones en el ejercicio correspondiente.

Además, durante el cierre anual contable se desglosan todos los gastos, lo cual te permitirá obtener información precisa sobre la evolución de cada uno de estos y los niveles de capital que demandan.

Por otro lado, conocer —a ciencia cierta— los costos operativos también te ayudará a mejorar la planificación para meses y años futuros.

Ayuda a dotar a la empresa de provisiones

Hasta aquí hemos dicho que el cierre anual contable refleja los resultados y el rendimiento de la empresa durante el ejercicio junto al detalle de sus gastos y el total del costo operativo.

Gracias a la combinación de dichos factores, este proceso facilita y optimiza la determinación de montos y valores asignados a las provisiones, es decir, aquellas cuentas resguardadas exclusivamente para casos de emergencia, riesgos y gastos inesperados.

Como ves, el impacto del cierre contable anual va mucho más allá del ejercicio a analizar, ya que adicionalmente protege las operaciones y la estabilidad de un emprendimiento en el futuro. 

Audita el inventario y la gestión del mismo

La valoración de la existencia del inventario es otra tarea clave y fundamental dentro de este importante cierre anual: así, las empresas pueden actualizar el valor contable del inventario y los gastos asociados a la gestión de este.

Junto con obtener datos valiosos para el balance final, te permite comprender la calidad del manejo de esta área de un negocio y te muestra qué tan rentable está siendo la misma, permitiéndote optimizar la toma de decisiones y diseñar mejores esquemas y políticas de gestión. 

Favorece empezar el nuevo año con mayor orden de datos

Como mencionamos al inicio del texto, el cierre anual contable contribuye con la estabilidad actual y futura.

Completar este proceso te entrega una mayor base organizativa para enfrentar los próximos meses y permite entender mejor la dinámica del negocio para identificar aspectos de gestión que deben ser mejorados con el objetivo de evitar riesgos.

Actúa como un indicador de la evolución histórica de la empresa

Más allá de cerrar todas las cuentas y valores del año en sí, cumplir con determinadas obligaciones fiscales de manera transparente o, simplemente, evaluar el rendimiento del ejercicio, este proceso documenta la evolución de un negocio.

En efecto, cada cierre anual contable es un antecedente registrado y detallado de los resultados de una empresa y, a la vez, es un punto comparativo con respecto al rendimiento que esta mostró en periodos anteriores.

¡Genial! Si leíste hasta aquí, ya comprendes en qué consiste este ejercicio contable y conoces las razones concretas de su importancia.

Por supuesto, para que este tipo de procesos generales y trascendentales sean mucho más ágiles, necesitas contar con tecnologías que optimicen la recolección de información y el alojamiento de comprobantes y documentos, como los software de contabilidad.

¿Te pareció útil e interesante la información que compartimos en este artículo? Entonces, ¡no dudes en suscribirte a nuestro newsletter para recibir directamente más contenidos como este!

+5.000 contadores reciben cada semana información financiera y tributaria.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor