¿Sabes cuáles son los gastos operativos?: conoce los 5 más comunes

Fernanda Lesmes

Escrito por Fernanda Lesmes

Chief Officer Revenue - Nubox

Author's LinkedIn
Kit para administrar tu negocio Plantillas de Flujo de caja, cobranza, presupuestos y más

Kit para administrar tu negocio

Plantillas de Flujo de caja, cobranza, presupuestos y más

Índice de contenidos

Para una empresa es importante conocer cuáles son los gastos operativos, ya que son un elemento fundamental en su economía y un factor esencial para determinar si un negocio es rentable o no, sobre todo para PyMEs que no pueden contar con un amplio departamento de evaluación financiera.

En esta ocasión podrás conocer qué son los gastos operativos, en qué tipos se dividen, 5 ejemplos de los más comunes y su importancia para lograr un crecimiento sostenible.

¿Qué son los gastos operativos?

Hacen referencia al gasto en el que incurre una empresa para el desarrollo normal de sus actividades diarias, por ejemplo: arriendo, salarios, marketing, costos de inventario, compra de suministros, etc.

Una de las principales preocupaciones de la administración de una empresa es cómo reducir los gastos operativos sin disminuir su capacidad competitiva, una tarea importante teniendo en cuenta que son un gasto inevitable de cualquier negocio.

Algunos logran reducirlos con éxito consiguiendo una ventaja competitiva y más ganancias.

La clave está en encontrar un equilibrio en la gestión empresarial; reducir los gastos operativos para generar mayores beneficios, pero sin llegar a un punto en que pueda afectar negativamente la integridad y calidad de las operaciones.

¿Qué son los gastos no operativos?

Por otro lado, los gastos no operativos son aquellos que no están implicados con las operaciones principales de una empresa ni con su actividad productiva. Es una salida de dinero que no se había previsto y, por lo tanto, no estaba incluida en el presupuesto, pero se tienen que realizar a riesgo de tener mayores problemas.

Algunos ejemplos de gastos no operacionales son:

  • Multas o infracciones de algún tipo;
  • Demanda laboral por parte de un empleado;
  • Incendio o avería;
  • Recargos por parte de la administración.

Aunque este tipo de gastos no forman parte del funcionamiento diario de un negocio, se deben reflejar en las cuentas para saber con exactitud hacia dónde van los recursos de la empresa.

¿Tiene un nuevo proyecto empresarial en mente? Si quieres aprender más sobre cómo comenzar un nuevo negocio, lee el ebook: las claves para emprender un negocio.

Tipos de gastos operativos

Para saber cuáles son los gastos operativos debes conocer en qué tipos se dividen. Existen varias clasificaciones para este tipo de gastos, y la más común separa en:

  • Gastos fijos: como su nombre indica, se caracterizan por mantenerse más o menos constantes a lo largo de cada mes. Este tipo de gastos no suelen variar sin importar la clase de actividades que se realicen, la escala de producción o la variación del número de clientes de la empresa. Algunos ejemplos son: el salario de los empleados, el arriendo de un local y su mantenimiento, facturas de servicios, etc.
  • Gastos variables: por otro lado, los gastos variables pueden cambiar, aumentar, disminuir e incluso aparecer o desaparecer según sea el caso, tanto de forma voluntaria como involuntaria. Por ejemplo: pago de horas extra imprevistas a empleados, aumento en el coste de impuestos específicos, comisiones, etc.

Nueva llamada a la acción

Ejemplos de gastos operativos más comunes en las empresas

Saber exactamente cuáles son los gastos operativos es una de las claves para emprender un negocio. A continuación, podrás ver cuáles son los más comunes:

1. Gastos laborales y de producción

Este es uno de los más importantes, ya que se trata del dinero que se le abona a empleados, asalariados y profesionales vinculados con la empresa.

Se trata de un gasto controlado por completo por la dirección de la empresa, pues tienen la opción de aumentar o reducir la cantidad de horas que trabajen los empleados, así como el número de contrataciones que se hacen mes a mes.

Normalmente este gasto se rige por el volumen de ventas que tiene el negocio. Si son altas, les da la capacidad de aumentar los fondos para este gasto, ya que pueden esperar muchos más ingresos.

Al contrario, si las ventas disminuyen, pueden optar por disminuir la nómina, el nivel de producción o la cantidad de horas trabajadas para reducir los gastos.

2. Marketing y publicidad

El marketing es un área de la empresa que busca optimizar la forma en que se comunica con el público y los esfuerzos por conocer sus necesidades. Se trata de un trabajo en equipo que planifica, genera e implementa estrategias que se adaptan al mercado, y cuyo principal objetivo es captar nuevos clientes y generar más ventas.

Estas estrategias pueden ser desde digitalizar la empresa, imprimir folletos, redactar notas de prensa, crear anuncios televisivos, de radio, etc.

3. Arriendo o hipoteca

Este es uno de los gastos típicos de cualquier empresa, a excepción de negocios con operaciones completamente remotas o aquellas que ya sean dueños de la propiedad.

4. Gastos de oficina y materiales

Se tratan de dos gastos comunes que tiene cualquier empresa sin importar su tamaño, y es importante saber distinguirlos para saber exactamente en qué se gasta y prevenir problemas fiscales. Los gastos de oficina es un coste relacionado con el funcionamiento del negocio. Por ejemplo: software de gestión, internet, mantenimiento de los equipos de oficina, entre otros.

De igual forma, los materiales de oficina son los objetos que se utilizan diariamente. Pueden ser papeles, bolígrafos, clips, marcadores, tinta de impresora, tijeras, lápices, etc.

5. Costos de inventario

Los costos de inventario es un gasto relacionado con el mantenimiento, aprovisionamiento y almacenamiento del inventario en un período de tiempo determinado. Suele ser el mayor gasto —y a la vez el mayor activo— de minoristas, mayoristas y e-commerce.

Está clasificado en tres categorías principales:

1. Costes de almacenamiento

Incluye costes de verificación, movilización y ordenamiento de los productos que se van a almacenar en el inventario;

2. Costes de ordenamiento o pedido

Es el gasto total que se tiene cada vez que se formaliza el pedido de un nuevo producto;

3. Costes de falta de existencias

Estos son los gastos que se generan cuando un negocio no puede ser capaz de atender la demanda de un producto debido a la falta de existencias. También se conoce como rotura de stock o inventario.

Finalmente, recuerda que antes de crear una empresa, es importante conocer cuáles son los gastos operativos, ya que puede afectar cuánto será el precio de los productos, el salario de los empleados y otras tomas de decisiones en las PyMEs. ¡No te olvides de este importante detalle!

+15.000 emprendedores reciben cada semana información sobre cómo hacer crecer su negocio.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor