Importancia de la liquidez en una empresa

Romina Maejo

Escrito por Romina Maejo

Soy Head of Marketing en Nubox. Cuento con más de 10 años de experiencia en el área comercial y de Marketing, desarrollando estrategias de negocios, posicionamiento de marcas y productos, gestión comercial y de clientes, para Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú.

Author's LinkedIn
Obtén tu plantilla excel gratis Lleva tu flujo de caja al día

Obtén tu plantilla excel gratis

Lleva tu flujo de caja al día

Índice de contenidos

La importancia de la liquidez de una empresa es un aspecto que todo emprendedor y propietario de negocio tiene en mente.

En líneas generales, quienes tienen negocios saben que la liquidez es la disponibilidad de dinero y, por lo tanto, mientras mayor resulte, ¡mejor!

No obstante, para cuidar y gestionar correctamente este indicador asociado al flujo de caja no es suficiente esta visión básica y genérica.

Es importante comprender de manera clara en qué consiste la liquidez, cuáles son sus implicaciones tangibles en el negocio y qué tipo de activos y elementos abarca.

Precisamente, en este artículo te queremos mostrar todo esto y más, así que, ¡sigue leyendo!

De forma precisa, ¿Qué es la liquidez?

En líneas generales y términos económicos, la liquidez es la facilidad con la cual un determinado valor o activo puede convertirse en dinero en efectivo.

Si lo vemos desde el punto de vista de la liquidez de una empresa, hace referencia al saldo de dinero que esta dispone en sus cuentas corrientes, así como en otras cajas e instrumentos financieros pertenecientes a la organización.

Este saldo, a su vez, es el que le permite a la organización hacer frente a su estructura de costos, por lo cual puede valorarse como el elemento central del capital de trabajo.

Nunca debes olvidar que el dinero en efectivo se considera, a nivel mundial, el activo más líquido porque puede convertirse en otros activos de manera más rápida y fácil.

Los activos tangibles, como los bienes inmuebles, por ejemplo, son relativamente no líquidos. Lo relativo dependerá del mercado en que se oferten y las condiciones económicas del momento.

Con esto queremos decir que la mejor manera de determinar la liquidez es a través del cálculo del flujo de caja, contemplando ingresos corrientes por ventas, cuentas por cobrar y otros activos que se transformarán en efectivo de inmediato y que, por lo tanto, garantizan el ingreso de dinero a la organización en el plazo esperado.

¿Cuál es la liquidez de los diferentes activos?

Como mencionamos algunas líneas atrás, existen activos con tendencia a la liquidez, mientras que otros pueden tardar más en transformarse en dinero en efectivo, y esto debe considerarse a la hora de calcular, supervisar y gestionar el flujo de caja.

Veamos, con mayor precisión, estos dos grupos de activos.

1. Activos más líquidos

Están liderados por el dinero en efectivo, el activo más líquido que puedes tener.

Las acciones y los bonos son activos no monetarios que también se pueden convertir fácilmente en dinero tangible, disponible en cajas y cuentas bancarias.

Cuanto más alto es el volumen de comercio de una acción o un bono, más líquido suele ser. Esto se da porque a un mayor volumen indica que el activo se negocia fácilmente por el precio de mercado.

Tanto para grandes empresas como PyMEs, las cuentas por cobrar también son tomados en cuenta entre estos activos altamente líquidos, por lo cual se tienen presentes a la hora de calcular el capital de trabajo y el balance de caja.

2. Activos menos líquidos

Bienes de valor como maquinarias, inmuebles y vehículos, generalmente, son activos con menor rapidez de liquidez para las empresas.

Por ese motivo, es importante que la disponibilidad de capital de trabajo no depende directamente de la posibilidad de transformar estos activos en dinero en efectivo.

Estos, primordialmente, tienen peso en el patrimonio general de la organización, mas no en el capital disponible para sus operaciones diarias.

También, sirven como garantía financiera de la empresa a la hora de solicitar créditos y apoyo económico ante terceros.

Accede gratis a esta guía gratuita
Accede gratis a esta guía gratuita

Accede gratis a esta guía gratuita

¿Por qué es importante la liquidez en una empresa?

Si leíste hasta aquí, ya conoces el gran impacto de este indicador en las finanzas de una empresa.

Para ilustrarlo con mayor amplitud, a continuación abordamos 4 casos concretos en los cuales la importancia de la liquidez en una empresa queda en manifiesto.

1. Búsqueda de financiamiento

Cuando una organización está buscando crédito y nuevas fuentes de financiamiento, la liquidez con la que cuente será muy importante para quienes deseen invertir y para posibles acreedores.

Y es que este indicador está directamente relacionado con la capacidad de pago de una empresa.

Al buscar financiamiento, el estado del flujo de caja es uno de los documentos que puedes mostrar para generar credibilidad, así como informes de compras y ventas, entre otros registros.

2. Mejor capacidad para tomar decisiones

Cuando estás más enterado de la contabilidad de tu negocio, puedes tomar mejores decisiones, especialmente en lo que respecta a la gestión del dinero.

Y este es otro factor que demuestra la importancia de la liquidez como un indicador financiero indispensable, que debes y necesitas medir con regularidad.

Con la ayuda del contador de tu empresa, establece y calcula este indicador de forma mensual o trimestral, de acuerdo a las necesidades y características de tu organización y a la dinámica de sus operaciones.

Pasar mucho tiempo sin esclarecer la liquidez puede ser muy peligroso, ya que llevará a tomar decisiones improvisadas y, posiblemente, de impacto financiero negativo.

HubSpot Video

3. Continuidad operacional

Sin liquidez, las operaciones de una empresa se verán obligadas a detenerse más temprano que tarde.

Recuerda que se trata de un indicador financiero directamente relacionado con el capital de trabajo y, en consecuencia, con la capacidad de costear la estructura de costos.

4. Capacidad de ahorro

Además de soportar el proceso productivo de la empresa, la liquidez es el motor de su capacidad de ahorro.

Los altos índices de este indicador les permiten a las empresas empezar a crear sus fondos de ahorro y emergencia, para así disfrutar de mayor solvencia y disponer de un respaldo en caso de futuros escenarios negativos desde el punto de vista económico.

¡Bien! Ya conoces todo lo necesario sobre la importancia de la liquidez en una empresa y la forma en que debes valorar este indicador.

Mantén tu información contable al día y garantiza el acceso a los datos y documentación, para que así puedas seguir de manera continua tu balance de ingresos e ingresos y, en consecuencia, la disponibilidad de dinero en efectivo y capital de trabajo.

Tips para mejorar la liquidez de una empresa

Entre los más importantes destacan:

Reducir gastos  

En ocasiones, la empresa incurre en gastos que no son realmente necesarios. Por consiguiente, eliminarlos o reducirlos puede ser una gran ayuda para mejorar la liquidez.  

En este aspecto, debes evaluar cada una de las salidas de dinero, tanto diariamente como mensualmente, ya que así podrás identificar aquellas que consideres que no son de vital importancia para el funcionamiento del negocio.  

Asimismo, evita los llamados "gastos hormiga", que sin darte cuenta afectan considerablemente la salud financiera.  

Si no tienes idea de qué reducir, te sugerimos los gastos relacionados con impresión o papelería y suscripciones a servicios que no utilizas, por ejemplo. 

Optimizar la cobranza 

Las cuentas por cobrar en gran parte pueden afectar la liquidez de una empresa.

La explicación es sencilla: al otorgar crédito a los clientes, generas una venta, pero no recibes el dinero inmediatamente. Por esta razón, debes estar muy pendiente del cobro de la deuda.

En este sentido, resulta fundamental el establecimiento de políticas y estrategias que te permitan hacer un seguimiento de cada crédito otorgado, fechas de vencimiento, deudas vencidas e historial general de cada cliente.

Aumentar el control financiero 

La planificación y el control del dinero —tanto del que entra como el que sale— es vital para mejorar la liquidez de una empresa, lo cual hace necesaria la implementación de herramientas para saber cuándo y cómo se deben realizar los pagos o los cobros.  

Así, podrás definir el mejor momento para hacer compras o inversiones, hacer seguimiento a las facturas vencidas o cualquier otra acción que amerite una entrada o salida de dinero importante.

Crear un fondo de emergencia 

Por lo general, no tenemos certeza de cuando la empresa pueda atravesar una crisis o problemas financieros debido a la disminución de las ventas: por este motivo, hay que crear un fondo de dinero para momentos como este, destinando un porcentaje de aquellos meses donde hay un gran flujo de venta o una mayor liquidez.   

Aunque no lo creas, el fondo de emergencia puede hacer una gran diferencia cuando la empresa necesita ayuda, permitiendo que cubra sus obligaciones a pesar de las circunstancias.  

Pactar convenios con proveedores 

Tener una buena relación con los proveedores es tan importante como con los clientes, ya que esto significa optar por mejores condiciones de crédito o convenios que te permitan alargar las fechas de pago de las compras realizadas y le otorguen a la empresa la posibilidad de reinvertir o utilizar ese dinero en diferentes prioridades. 

También, puedes tratar de negociar los precios para obtener un mejor margen con el que generes un poco más de ganancia.

Todo esto es posible si mantienes una buena comunicación con tus proveedores y, por supuesto, un historial de pago positivo. 

Aplicar el factoring cuando sea necesario

A veces, las cuentas por cobrar pueden convertirse en un gran dolor de cabeza que afecta la liquidez del negocio: frente a este escenario, recurrir a empresas que presten servicios de factoring puede ser una buena solución.  

Simplemente, el factoring consiste en la cesión de algunas facturas que la empresa tenga pendientes por cobrar a una empresa de factoraje, la cual le paga lo correspondiente por esos documentos —menos un porcentaje por el servicio— y se encarga de cobrar esas deudas a los clientes.

Automatizar las operaciones

La tecnología es una gran herramienta para mejorar la liquidez de una empresa, pues la automatización de las operaciones permite tener un mayor control y orden, tanto de las entradas como las salidas de dinero.  

Por ello, contar con un software que ayude con el correcto manejo y proyección del flujo de caja ampliará el panorama para observar cualquier situación irregular —como algún déficit de efectivo, por ejemplo— a tiempo y, por lo tanto, tomar las mejores decisiones.  

Además, al automatizar el flujo de caja puedes optimizar los recursos, ahorrar tiempo, evitar errores humanos en cálculos y crear informes en cuestión de segundos, entre muchos otros beneficios. 

¿Este artículo te mostró la información que estabas buscando? Para que conozcas, de manera concreta, cómo mejorar y optimizar la liquidez de tu negocio, te invitamos a que leas el siguiente ebook: La guía que buscabas para mejorar el flujo de caja tu negocio

+15.000 emprendedores reciben cada semana información sobre cómo hacer crecer su negocio.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor