Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Cómo preparar un informe financiero en contabilidad?

Publicado por Nubox | 13 de junio del 2017
¿Cómo preparar un informe financiero en contabilidad?

El informe financiero en contabilidad consiste en presentar una evaluación detallada del estado de las finanzas y la situación económica de una compañía, en un periodo de tiempo determinado (mes, trimestre, semestre, año, etc.), contrastándolo con las metas planteadas. Por lo tanto, su importancia es de inestimable valor, especialmente a la hora de medir el rendimiento de las estrategias, rendir cuentas o planificar proyectos.

Si bien es cierto su ejecución no presenta dificultades extremas, es preferible que lo prepare un profesional contable, pues es la única persona que posee los conocimientos técnicos y especializados para entregar un documento certero y fiel a la realidad financiera de la empresa. El proceso tiene las siguientes etapas:

Recolección de registros financieros

Debes compilar en una lista, con sus debidos soportes, toda la información contable de la empresa. Dale especial importancia a los pasivos que no fueron cancelados durante el periodo a evaluar, así como a las cuentas por percibir y todos los activos que hacen parte del capital de trabajo.

Actualmente, existe la posibilidad de simplificar al máximo este procedimiento si la contabilidad de la empresa se lleva con el apoyo de un software contable robusto que permita el registro de toda esta información.

Organizar la información

Un informe financiero en contabilidad se compone -al menos- de una sección de activos y una de pasivos, que perfectamente pueden dividirse en más subsecciones (inmuebles, efectivo, participaciones, cuentas pendientes de clientes, etc.). La idea es que, de acuerdo a esto, estructures el reporte según los requerimientos de la empresa.

 

Descarga_ebook_servicios_adicionales_contabilidad

Sistematizar los datos

El paso anterior puede entenderse como la base de éste, pues no puedes sistematizar ningún tipo de datos si no se hallan organizados en categorías deliberadamente diseñadas. Sin embargo, la sistematización va mucho más allá y es la parte del procedimiento donde el trabajo del contador empieza a cobrar vital importancia.

 

Tienes que comparar los activos y los pasivos, a fin de definir perfectamente los ingresos y los gastos. El objetivo es realizar un balance que permita deducir cuáles son los ingresos netos para el periodo.

 

Sobra decir que, si los ingresos generados superan los gastos del periodo a evaluar, la actividad financiera de la empresa marcha bien y este punto se presentará como positivo. De lo contrario, la cifra será negativa.

Relación de los ingresos netos con otros activos de la compañía

Tienes que analizar la relación entre estos dos componentes. Si los ingresos netos fueron negativos, debes deducir la cantidad del valor de los otros activos. Si, por el contrario, fueron positivos, se añade como valor a los activos. El resultado final reflejará el estado financiero actual de la compañía. En todo caso, es necesario tener en cuenta la depreciación de los activos.

"Lee también: ¿Cómo enfrentar el estrés en contabilidad?"

Análisis de resultados y presentación de razones

Para cerrar el informe financiero en contabilidad es importante sumar un acápite en el que se realice un análisis detallado de los resultados.

La idea es comparar las cifras con las metas, proyecciones financieras, porcentaje de las ventas y demás que te permitan explicar el porqué de cada tendencia, y el aumento o disminución de las partidas de los estados. En consecuencia, debes presentar los siguientes puntos:

 

  • Razones de Liquidez: dile a la empresa si está o no en la capacidad de cancelar sus obligaciones en el corto plazo.

  • Razones de Endeudamiento: establece las fuentes de financiamiento (contribución de los accionistas o de acreedores). De ese modo, es posible conocer la solvencia de la compañía.

  • Razones de gestión: evalúa el nivel de actividad del negocio, a fin de medir la eficiencia en la gestión de los recursos (periodo promedio de pago, periodo promedio de cobro, rotación de los activos, rotación del inventario, etc.).

  • Razones de Rentabilidad: define en qué porcentaje las ventas, el patrimonio y las inversiones están generando utilidades, a fin de evaluar estrategias para la creación de utilidades con los recursos que posee la empresa.

  •  

Como buen contador que eres, no debes dejar este punto en el simple análisis. Lo que le suma valor al informe es el aporte de consejos para reforzar las fortalezas y contrarrestar las debilidades.

 

Por ejemplo, mencionar los gastos que están excediendo sus límites, los activos próximos a completar su vida útil, los productos y servicios que requieren una estrategia de pricing, etc. Toda esta información les sirve a los propietarios, administradores y gerentes para tomar decisiones inteligentes con el objetivo de mejorar el balance de la compañía.

Lee también: ¿Cómo hacer un balance general?

Conocer la situación económica y financiera de la empresa es fundamental para cualquier negocio y, en ese aspecto, juegan un papel esencial los informes financieros de contabilidad, es decir, tu rol interpretativo de los números. Lo más importante es que éstos se ajusten plenamente a la realidad y que tengan en cuenta toda la información, considerando hasta el más mínimo detalle.