Claves del Régimen Semi Integrado y Renta Presunta

Publicado por Nubox | 24 de agosto del 2020
Claves del Régimen Semi Integrado y Renta Presunta

Los contribuyentes en Chile tienen hasta el 30 de septiembre de 2020 para elegir un nuevo Régimen Tributario que regirá sus labores de contabilidad tributaria y las declaraciones a partir del Año Tributario 2021, es decir, desde el 1 de enero del siguiente año.

Ante esta realidad, es importante conocer los cambios en los Regímenes Tributarios luego de la nueva Ley de Modernización Tributaria.

Entre otras cosas, el Semi Integrado pasó a ser conocido como Régimen General (Semi Integrado), mientras que el de Renta Atribuida desapareció.

Además, se mantienen los regímenes de Renta Presunta y el de contribuyentes no acogidos al artículo 14 de la Ley de Impuesto a la Renta (LIR), a la vez que se incluyeron otros 2 nuevos sistemas: Pro Pyme General y Pro Pyme Transparente.

En este material te explicaremos, principalmente, cómo cambio el sistema Semi Integrado y, también, profundizaremos en las características de los regímenes Renta Presunta y el de contribuyentes no sujetos al Art.14 LIR.

¡Toma nota!

Antes de continuar, si quieres conocer más sobre el tema abordado, no dudes en descargar y leer el ebook sobre Nuevos regímenes tributarios.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Como cambió el Sistema Semi Integrado (14A)?

Anteriormente, en este régimen se postergaba el pago de impuestos hasta que los dueños retiraran o distribuyeran las utilidades de la empresa, lo que suponía un costo impositivo del 9,45%. La principal diferencia con respecto al de Renta Atribuida era que los socios, accionistas o similares podían imputar como crédito el 65% del IDPC.

En líneas generales, podían acogerse todos los contribuyentes de Primera Categoría, es decir, aquellos que perciben rentas de capitales de empresas comerciales, industriales o mineras, entre otras.

Ahora, al convertirte en el Regimen General (Semi Integrado), este sistema de tributación es de contabilidad completa y tiene una tasa de Impuesto de Primera Categoría del 27%.

En este sistema, los socios tributan de acuerdo a los retiros efectivos con imputación parcial de crédito de este impuesto y está destinado para todos aquellos contribuyentes que no califiquen como PyMES, debido a sus niveles de ingresos del giro y capital.

Vale la pena recordar que únicamente son micro, pequeñas y medianas empresas aquellas que hayan dispuesto de un capital de inicio de actividades igual o menor a 85.000 UF y que en los últimos 3 ejercicios tengan un promedio anual de ingresos brutos que no exceda 75.000 UF.

Si hasta el 31 de diciembre de 2019 estuviste en el régimen de Renta Atribuida, en caso de integrarte y permanecer en el General Semi Integrado necesitas hacer determinados cambios, como:

 

  • Determinar por primera vez el respectivo RAI (Rentas Afectas a Impuestos).
  • Trasladar el registro de saldo de RAP (Rentas Atribuidas Propias) al de REX (Rentas Exentas).
  •  

En tanto, si tributabas en el sistema Semi Integrado podrás seguir la misma estructura en el registro de rentas empresariales.

Eso sí, existe una pequeña variante en la forma en que deberás determinar las Rentas Afectas a Impuestos, ya que tendrás que incluir las Rentas Exentas Negativas.

 

Características y exigencias actuales del régimen Renta Presunta

Este sistema está dirigido a aquellos contribuyentes de los sectores agrícolas, mineros y de transporte que dispongan de ingresos anuales que no superen los límites establecidos por la ley para las actividades que ejercen.

En el caso de propietarios y usufructuarios de predios agrícolas, deben tener ventas anuales iguales o inferiores a 9.000 Unidades de Fomento. Por su parte, los transportistas y mineros no pueden exceder 5.000 UF y 17.000 UF, respectivamente.

Quienes se acogen a este régimen pueden llevar contabilidad simplificada, por lo cual, como refleja su nombre, pagan impuestos de acuerdo a la base de rentas presuntas, como porcentajes de avalúos fiscales y tasación de vehículos.

Esto demuestra que se trata de un sistema con una baja carga de obligaciones accesorias, lo cual lo hace atractivo para mitigar el impacto financiero de los tributos.

 

 

 

Características y exigencias actuales del régimen de contribuyentes no sujetos al Art.14 LIR

Este régimen solo aplica para contribuyentes que estén obligados a llevar contabilidad completa. Además, exige que sus propietarios no estén gravados con el Impuesto Adicional o el Impuesto Global Complementario, los cuales son considerados impuestos finales.

Es importante aclarar que se entiende por propietarios socios y accionistas tanto directos como indirectos. 

Esto quiere decir que contribuyentes como corporaciones, fundaciones y empresas estatales con totalidad de propiedad son aptas para acogerse a este sistema.

Este tipo de contribuyentes también tienen la responsabilidad de confeccionar balances en cualquier época del año, así como practicar inventarios. A su vez, tienen que llevar a cabo depreciaciones de bienes físicos pertenecientes al activo inmovilizado.

¡Genial! Si leíste hasta aquí, ya sabes cómo cambió el sistema Semi Integrado y en qué consisten los regímenes Renta Presunta y de Contribuyentes no sujetos al artículo 14 de la Ley de Impuesto a la Renta (LIR).

Ten presente que hasta el 30 de septiembre puedes elegir tu nuevo régimen, por lo cual resulta muy importante que analices esta información y elijas la opción que más se adapte a las necesidades y características de tu empresa.

Por supuesto, primero averigua a cuáles sistemas puedes acogerte, tomando en cuenta tu capital de inicio y el nivel de ingreso bruto anual, principalmente.

Por último, recuerda que la Ley de Modernización Tributaria también introdujo el Régimen Pro Pyme General y el Régimen Pro Pyme Transparente.

El primero les permite a pequeños y medianos contribuyentes optar por llevar una contabilidad completa o simplificada, siempre con una tasa reducida del Impuesto de Primera Categoría del 25%.

En tanto, el Pro Pyme Transparente está dirigido a contribuyentes de impuestos finales como el Impuesto Global Complementario o el Impuesto Adicional que sean personas naturales con o sin domicilio o residencia en Chile o bien personas jurídicas sin domicilio ni residencia en el país. 

 

Nueva llamada a la acción