<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719939494918793&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Lo que más estresa a un contador

Publicado por Nubox

¿Sabías que el estrés laboral se convirtió en una de las epidemias del siglo XXI? Actualmente, la sociedad vive en un ambiente casi asfixiante y a un ritmo tan acelerado y competitivo, que el estar estresado es algo muy común. 

Para la mayoría de los profesionales alrededor del mundo, es normal contraer esta enfermedad moderna, y quienes están en el campo contable no son la excepción. ¿Cuáles son los factores que potencian el estrés de un contador, tan propio de su carrera? Te los contamos más abajo.

Ambiente laboral y naturaleza de la profesión 

Es, sin duda, lo que más produce el estrés de un contador. ¿Por qué? Los profesionales del área tienen que trabajar dentro de esquemas y parámetros estrictos, donde deben concentrarse al máximo para evitar cometer errores, que podrían significar incluso multas y sanciones para sus clientes.

Por otra parte, los clientes o la administración de la empresa para la que trabaja le exigen la entrega oportuna de información contable, que sea fiable y de calidad. Esto implica grandes volúmenes de trabajo y esfuerzo mental, con horas extra incluidas, llevar trabajo a casa y trabajar los fines de semana. Sin embargo, la situación puede empeorar su estrés cuando se está en un ambiente en el que cuenta con poca gestión de recursos humanos (es decir, un mal ambiente laboral) y tecnológicos, como un software de gestión contable que permita la optimización de procesos.

Tareas para las que no están preparados

Debido a la alta competitividad y el exceso de habilidades que las Pymes modernas buscan en un contador, muchos profesionales se ven sometidos a desarrollar varias tareas que implican conocimientos complementarios (aunque también, a veces, ajenos) a los de la disciplina contable, como realizar una asesoría administrativa, financiera y apoyar en relaciones públicas.

Esto genera estrés no solo porque hacerlo demanda tiempo y esfuerzo para prepararse y realizar las tareas extra, sino porque la complejidad de las mismas produce cierto miedo al error o fracaso.

Lee también: "Consejos para trabajar cuando no tienes ganas"

La personalidad del contador

Una de las causas principales del estrés de un contador es su misma personalidad. Entendiendo que se trata de una profesión que no da espacio a errores, los contadores suelen ser en extremo perfeccionistas, lo que genera cierta adicción al trabajo e indecisión, ya que debe verificar en varias ocasiones que su trabajo esté bien realizado y bajo control.

Cuando estos rasgos se presentan en exceso, pueden derivar en patologías como el ya conocido estrés. Y esto no es lo más grave: lo peor es que puede declinar en consecuencias como la falta de tiempo para la familia y la vida personal o social, lo que incrementa inconscientemente los niveles de ansiedad y estrés. 

Responsabilidades y compromiso

Como ya hemos dicho, en la labor contable no puede haber espacio para los errores. Las tareas de alta responsabilidad (como auditorías o la preparación de estados financieros, declaraciones tributarias e informes) generan una presión muy alta, debido a que deben cumplir con las normas contables, fiscales, laborales y comerciales. Con esto en cuenta, fallar implicaría vulnerar la ley y/o asumir las sanciones correspondientes.

A esto, se suma el compromiso ético con la sociedad. El trabajo debe ser perfecto, no solo para evitar vulnerar las normas, sino que también porque de ello depende - en gran medida - la estabilidad financiera de las organizaciones, de los inversionistas y de los socios; sin mencionar la obligación de presentar un informe contable y tributario fidedignos, que no denigren los intereses del sistema fiscal.

Falta de tiempo 

La sobrecarga de trabajo y el perfeccionismo excesivo pueden derivar en un gatillante importante de estrés de un contador: no tener tiempo libre para estar con su familia y amigos. Y no solo eso, a veces le falta tiempo incluso para estudiar y mantenerse actualizado en temas relacionados a su trabajo y que lo ayuden a mantenerse vigente profesionalmente.

Esto genera angustia y cierta carga de estrés adicional, especialmente en un ámbito tan dinámico como el contable. La aplicación de las NIIF, la implementación de los nuevos regímenes fiscales y los avances tecnológicos, por nombrar algunos, son temas en los que algunos contadores se van quedando rezagados por falta de tiempo para actualizarse, ya sea por cuenta propia o mediante cursos y seminarios dictados por entidades públicas o privadas. 

¿Qué hacer para evitar el estrés de un contador?

Para enfrentar estos factores, se pueden aplicar diferentes estrategias para minimizar los niveles de estrés. Por ejemplo, es buena idea tener una planificación de tareas, darse tiempo para el ocio, dormir bien, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.

Pero ¿y el tiempo para hacer eso? ¡La respuesta está en la tecnología!

Actualmente, existen en el mercado software especializados capaces de optimizar la ejecución de todas las tareas contables. Son muy eficaces, reducen las tareas manuales y entregan resultados rápidos y exactos. Con su ayuda es posible disminuir el estrés y tener más tiempo para estudiar, estar con la familia y amigos, dormir más horas y, desde luego, ofrecer una asesoría administrativa y financiera más integral.

Súbete a -Contabilidad Nubox-