Lo que se espera del sector Pyme en 2019

Publicado por Nubox | 15 de noviembre del 2018
Lo que se espera del sector Pyme en 2019

Las Pymes son de extrema importancia para la economía nacional. Al año tributario 2016 habían 219.953 y son responsables de alrededor del 60% de la generación neta de empleo

Además, de acuerdo con la Cuarta Encuesta Longitudinal de Empresas -adelantada por el Ministerio de Economía Fomento y Turismo- son las de mayor participación porcentual en la distribución de empresas del país (51.9%) y hacen importante presencia en los sectores económicos como Comercio, Manufactura, Agro-silvicultura y pesca, y Construcción.

Sin embargo, pese a su importancia y cantidad, para lograr consolidarse se enfrentan a una serie de desafíos a nivel general. En 2018 -por ejemplo- tuvieron que superar diversos retos que pusieron en vilo su estabilidad y existencia, como:

1. Aprender a ser resilientes

Según Luis Candia, vicepresidente de Unapyme Bío Bío, este es uno de los principales desafíos de las pequeñas y medianas empresas, puesto que el fracaso puede llegar a ser algo común y los dueños de los negocios deben estar preparados para afrontarlo, aprender de él, adaptarse al cambio y continuar.

2. Mejorar los tiempos de recaudo de facturas

De acuerdo con el Ranking de  Pagadores del segundo trimestre de 2018 -elaborado por la ASECH-, el plazo promedio de pago a la Pyme fue de 49 días. Sin embargo, en muchas empresas de este segmento el indicador llega hasta a 90 días o más. Esto afecta notablemente su liquidez y, por lo tanto, a la continuidad de sus operaciones. 

3. Acceso al financiamiento

La “Radiografía del emprendimiento en Chile 2018” -elaborada por la ASECH- mostró que el financiamiento es la dificultad más importante para los emprendedores a la hora de levantar sus negocios (41.7%), y una de las principales causas del fracaso (43,3%). 

4. Transformación digital

Ha sido un desafío difícil de enfrentar, ya sea por el costo que supone, por el desconocimiento de las tecnologías o por la poca cultura digital de algunos empresarios.

5. Productividad y competitividad

Existe una brecha importante entre las Pymes y las empresas de mayor tamaño. Basta con ver el volumen total de ventas: si bien las micro, pequeñas y medianas empresas representan el 95,9% del total de las compañías del país, solo poseen el 13,5% de las ventas a nivel nacional.

Panorama a futuro

En términos generales, podemos decir que los desafíos anteriormente mencionados seguirán siendo importantes en el mediano plazo. Y aunque nada cambia de la noche a la mañana, es posible que el panorama sea más alentador en los meses venideros. Veamos:

  1. Resiliencia: es difícil proyectar -en el futuro- este desafío que enfrentan las Pymes hoy. Sin embargo, es de esperar que los empresarios vayan desarrollando habilidades blandas que les permitan asumir el fracaso y convertirlo en un aprendizaje. 
  2. Recaudación de facturas: para aliviar este problema, el Gobierno anunció una serie de medidas, entre las cuales destacan acortar los plazos de pago de las facturas a un máximo de 60 días e imponer el pago de intereses a quienes incumplan dicha vigencia. 
  3. Mayor acceso a financiamiento: en cierta forma, en el país existen varias entidades públicas y privadas de financiamiento, por lo que las ideas sustentadas con un buen plan de negocios pueden tener una oportunidad concreta. Además, el factoring cada día es más importantes en el país y la factura electrónica ha hecho que sea más fácil acceder a él. 
  4. Transformación digital: actualmente existen diferentes proveedores de software administrativos con paquetes a la medida de cualquier negocio. Es de esperar que, en poco tiempo, las Pymes se apoyen en estas herramientas que tantos beneficios conllevan. 
  5. Productividad y competitividad: el Estado se ha dado cuenta de la importancia del segmento Pyme para la economía nacional. Por eso, el Ministerio de Economía, Fomento y Cultura se ha propuesto impulsar estos dos indicadores en los emprendimientos y Pymes del país. Estas acciones -junto a la digitalización, la posibilidad de recaudar el pago de las facturas en menos tiempo y una buena gestión administrativa- pueden convertirse en una bomba de oxígeno para las pequeñas y medianas empresas.

La importancia de la digitalización

El SII es un gran ejemplo de transformación digital, no solo por la implementación de la factura electrónica, sino también por la puesta en marcha de varias medidas para deshacerse de las diligencias que antes se realizaban de forma manual, como la generación de aplicaciones móviles para simplificar el cumplimiento de obligaciones tributarias, la eliminación del libro de Compras y Ventas, y la Propuesta de Declaración del IVA.

En ese contexto, es necesario que pienses en la implementación de software administrativos que te permitan realizar estos nuevos trámites digitales y manejar tu empresa con el orden necesario para lograr el éxito. No olvides que la tecnología simplifica procesos y te permite obtener un diferencial competitivo con respecto a aquellas empresas que se resisten a adoptarla.

Conoce aquí Factura Electrónica Nubox