¿Cómo registrar una empresa en Chile y cuánto tarda?

¿Cómo registrar una empresa en Chile y cuánto tarda?

Jaiden Martínez

Escrito por Jaiden Martínez

Content Manager & SEO en Nubox

Author's LinkedIn
Plantillas Excel Gratuitas Flujo de caja, inventario y otros.

Plantillas Excel Gratuitas

Flujo de caja, inventario y otros.

Índice de contenidos

En los últimos años, ha aumentado la cantidad de personas que se ha atrevido a iniciar su propio negocio en Chile: no obstante, a veces la falta de información es uno de los primeros obstáculos al momento de tomar esta decisión, lo cual hace necesario saber cómo registrar una empresa para no dejar pasar la oportunidad.

Si bien se piensa que llevar a cabo un emprendimiento puede ser engorroso, una vez que conozcas bien el procedimiento sabrás que no es tan difícil como crees y que solo hay que tener claros los pasos para evitar cualquier tipo de problema.

Por otro lado, debes tener en cuenta que en la actualidad el Gobierno ha facilitado mucho este proceso con el fin de incentivar la apertura de nuevos negocios.

Antes de empezar es fundamental que definas algunos aspectos del emprendimiento, como el tipo de negocio, el giro al que te quieres dedicar, el nombre de la empresa y, por supuesto, un plan de negocios en el cual especifiques tanto los objetivos de la misma como las estrategias que usarás para cumplirlos.

¡Muy bien! Ahora es momento de explicarte cómo registrar una empresa en Chile.

¡Empecemos!

Elección del tipo de empresa

Si vas a constituir una empresa, primero debes definir cuál es la más idónea para la actividad que vas a desarrollar, ya que dependiendo de esta figura tendrás que cumplir diferentes requisitos y te acogerás a un régimen tributario para hacer el respectivo cálculo de impuestos y respetar las obligaciones legales correspondientes.

En este sentido, tienes dos alternativas:

  • Persona natural: Con esta opción puedes crear una empresa para desarrollar actividades comerciales sin tener que contar con socios o un capital muy grande para iniciar. Esta puede llevarse a cabo mediante tres figuras: Empresa Unipersonal, Microempresa Familiar o Empresa de Responsabilidad Limitada.
  • Persona jurídica: Esta es la más común al momento de iniciar un negocio, ya que permite al dueño separar las finanzas personales de las de la empresa y evita que todas las responsabilidades recaigan sobre él. Para este tipo de constitución existen varias figuras que dependen de las características del negocio: Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad por Acciones y Sociedad Anónima, entre otras.

Es muy importante que definas claramente este punto para conocer las responsabilidades que tendrá la empresa, los requisitos que vas a necesitar cumplir y cómo tendrás que manejar la figura en general.

Registro de la empresa

Una vez definido lo anterior, es necesario legalizar todos los aspectos para lograr el registro del negocio, empezando por la escritura de constitución de la empresa, la cual se debe firmar en una notaría para que sea un documento totalmente válido.

En esta escritura se deben plasmar todos los datos referentes a la empresa descritos a continuación:

  • Datos personales de los socios o dueños de la empresa: como nombres completos, RUT, domicilio, nacionalidad, estado civil y el porcentaje de participación que tienen en ella.
  • Capital social y su forma de distribución entre socios: en caso de ser persona jurídica.
  • Razón social, domicilio y giro de la sociedad.
  • Número de acciones y directores si corresponde.

Estos son algunos de los datos entre otros que serán necesarios dependiendo del tipo de sociedad que elijas.

Ahora bien, este procedimiento de registro se puede realizar de dos formas:

  • Tradicional: es decir, inscribir el documento en el Conservador de Bienes Raíces y luego publicarlo en el Diario Oficial.
  • En línea: por medio de esta podrás hacerlo en el nuevo portal de Empresa en Un Día, el que facilita aún más este proceso porque todo se encuentra digitalizado y reduce considerablemente los costos de constitución.

Para esta última opción, solo debes contar con la clave única del Registro Civil, seguir todos los pasos y completar los formularios sin mucha complicación para registrar la empresa de forma rápida, fácil y sin tanto papeleo.

Nueva llamada a la acción

Inicio de actividades y obtención del RUT

Luego de registrar la empresa, es momento de inscribirte en el Servicio de Impuestos Internos (SII) para proceder a obtener el RUT, el cual te identificará como contribuyente de impuestos para poder operar legalmente en el país.

¿Cómo hacerlo? Primero tienes la obligación de informar el inicio de las actividades de la empresa y después continuar con lo anterior. Actualmente, este procedimiento se puede realizar de manera online sin tener que asistir a las oficinas de la entidad fiscal, lo que significa un ahorro de tiempo significativo.

Conviene destacar que tienes un plazo máximo de 2 meses desde que la empresa empieza a operar para declarar el inicio de actividades y obtener tu número de identificación. De lo contrario, puedes incurrir en multas.

Definir la forma de facturación electrónica

Al tener ya constituida la empresa y registrada ante el SII, es necesario determinar qué tipo de Documentos Tributarios Electrónicos (DTE) utilizarás, habilitarlos y decidir por cuál medio generarlos.

Para ello, tienes tres opciones:

  • Sistema gratuito del SII: Permite generar documentos tributarios mediante su plataforma en internet, aunque no es lo más recomendable si tienes un gran volumen de ventas.
  • Software de mercado: Este es uno de los medios más comunes para la facturación porque su uso depende de la validación del SII. Una vez obtenida, es posible conectarlo con el sistema del organismo fiscal, lo cual facilita el proceso de facturación y el cumplimiento de obligaciones con el mismo.
  • Software propios: Puedes desarrollar un sistema propio de la empresa —que debes validar ante el SII al igual que los software de mercado— que se encargue de realizar este tipo de operaciones. Eso sí, esta opción resulta un poco más costosa que las dos anteriores.

Normalmente, la habilitación como facturador electrónico es un procedimiento rápido que demora alrededor de una semana, pero todo dependerá de como se encuentre la gestión en el momento y la existencia o no de inconvenientes. 

También, no olvides considerar la obtención de la patente comercial para que tu empresa pueda operar según su tipo de actividad y los permisos sanitarios correspondientes.

¡Listo! Ya tienes una noción de cómo registrar una empresa en Chile sin tanto problema.

Como ves, los pasos para hacerlo no son muy difíciles de cumplir y, además, el avance de la tecnología ha dado paso a muchas alternativas que facilitan el proceso aún más día tras día.

Si te interesa conocer más sobre el tema, ¡te invitamos a descargar el ebookLa guía para emprender un negocio”. ¡Aprovéchala y manos a la obra!

¿Necesitas ayuda con una información?

    Dirige tu negocio con confianza

    “Software de Gestión para Pymes”

    Gestiona menos y enfócate en hacer crecer tu negocio.

    Dirige tu negocio con confianza

    Visita nuestros otros blogs

    Dirige tu negocio con confianza

    Completa el formulario por favor