Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Qué descuentos al sueldo bruto se realizan?

Publicado por Nubox | 1 de agosto del 2017
¿Qué descuentos al sueldo bruto se realizan?

Al hablar de remuneraciones, es importante que tengas claros los descuentos al sueldo bruto que existen, es decir, al monto total de dinero que percibe el trabajador antes de que se le apliquen las deducciones que exige la ley. Así, el empleado tendrá claro el monto que llegará a su bolsillo en cada pago (sueldo liquido), y no habrá lugar a confusiones que pudieran afectar la relación laboral a futuro.

 

>> Descarga gratis: Plantilla de Liquidación de Sueldo <<

 

¿Qué se descuenta del sueldo bruto?

Estos descuentos al sueldo bruto hacen referencia, principalmente, al pago de la seguridad social del empleado y al pago del impuesto a la renta. Sin embargo, pueden presentarse otros, de acuerdo con las características específicas de cada trabajador. La ley define los topes exactos para cada uno de ellos. Toma nota:

 

La cotización previsional (AFP o INP)

Este descuento hace referencia al ahorro para la jubilación al que todos trabajadores chilenos se encuentran obligados a cotizar. Corresponde al 10% del salario mensual más la comisión (entre el 0.41% y el 1.54%) que cobra la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) por administrar ese dinero e invertirlo en instrumentos financieros que generen rentabilidad.

 

La cotización del plan de salud (Isapre o Fonasa)

Por ley, este descuento corresponde al 7% del total del sueldo imponible. Sin embargo, ese es solo el tope mínimo. Si el empleado prefiere un plan con mayor cobertura o beneficios especiales, puede elegirlo con total libertad. En ese caso, costará más y el empleador está obligado a descontar el porcentaje correspondiente.

Recuerda que el sueldo imponible hace referencia a las remuneraciones, menos aquellas prestaciones que no pueden considerarse como tal: asignación de movilización, asignaciones de pérdida de caja, viáticos, dotaciones, prestaciones familiares otorgadas en conformidad a la ley, etc.

 

La Cotización Voluntaria y Cuenta de Ahorro (AFP o APV)

Se trata de un ahorro previsional que el trabajador puede realizar de manera voluntaria, pero que será descontado de su salario mensual una vez el empleado haya pactado con la entidad correspondiente el monto a ahorrar.

El valor de la cuota depende las finanzas personales de cada empleado, pero en ningún caso puede superar el 30% del salario percibido.

 

Seguro de Cesantía

Se trata de un seguro a cargo de la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC). En caso de que el trabajador cumpla sus funciones bajo un contrato indefinido, debe aportar el 0,6% de su remuneración imponible. Si lo hace por contrato fijo, es el empleador quien debe correr con el 3% de la remuneración del empleado.

 

A este seguro no tienen derecho:

 

  • Empleados públicos.

  • Funcionarios de las Fuerzas Armadas.

  • Trabajadores independientes.

  • Menores de 18 años.

  • Trabajadoras de casa particular.

  • Trabajadores con contrato de aprendizaje.

 

Hay que tener presente que este seguro es complementario a los beneficios por despido, determinados por cada empresa.

 

De interés: Haberes imponibles y no imponibles en remuneraciones

 

Impuesto sobre la renta

Se le conoce como Impuesto Único de Segunda Categoría. Hace referencia a un tributo mensual progresivo aplicado a los pensionados y trabajadores dependientes, siempre y cuando su trabajo sea su única fuente de ingresos.

Este descuento corre sólo para los empleados que perciben más de 13,5 Unidades Tributarias Mensuales (UTM). Se aplica una vez descontadas las cotizaciones de AFP, salud y cualquier ingreso considerado “no remuneracional".

 

Otros descuentos al sueldo bruto

Estos descuentos al sueldo bruto corresponden a ausencias injustificadas o a pagos como préstamos, cuotas sindicales, obligaciones con instituciones de previsión, cuotas hipotecarias, ahorro para vivienda, etc.

Para ejemplificar todos estos descuentos, imagina a un empleado con salario bruto de $1.000.000 mensuales, y que está ahorrando para una vivienda mientras le paga a la empresa un préstamo que le hizo en meses pasados. Entonces, al monto percibido habría que restarle:

 

  • $110.000 de ahorro para la jubilación, suponiendo que la comisión que cobra la AFP es de 1%.

  • $70.000 que van al plan de salud (Isapre).

  • $6.000 destinados al seguro de cesantía.

  • $80.000 para el ahorro de vivienda.

  • $30.000 de cuota del préstamo realizado por la empresa.

 

En consecuencia, los descuentos equivaldrían a $296.000. Mientras que el sueldo imponible -sobre el cual se calcula el impuesto a la renta- sería de $704.000.

Sin embargo, a este último monto habría que descontarle un 4%, que es tributo correspondiente al segundo tramo (de $540.069 a $1.200.150). Finalmente, dicho trabajador recibiría 675.840 más las asignaciones de ley, como la de movilización y las prestaciones familiares.

Recuerda que, de las remuneraciones, no se pueden hacer descuentos por robos, pérdidas o destrucciones de bienes de la empresa en las que no haya mediado responsabilidad del trabajador.

Adicionalmente, todos los descuentos deben aparecer perfectamente detallados en el recibo de nómina que firma el empleado, con el fin de manifestar su inconformidad en caso de que no esté de acuerdo con alguna de las deducciones aplicadas.

Descarga gratis una Plantilla de  Liquidación de Sueldos en Excel