Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Boleta tradicional y boleta electrónica obligatoria

Publicado por Nubox | 16 de abril del 2019
Boleta tradicional y boleta electrónica obligatoria

La propuesta de reforma tributaria -impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera- establece la boleta electrónica obligatoria cómo única forma de acreditar las ventas de productos o servicios a un consumidor final. Aunque no ha entrado en vigencia aún, pues la reforma todavía se encuentra en trámite, es importante que comiences a prepararte para su implementación. Lo ideal será que adquieras desde ya un software que permita su emisión y que investigues acerca de sus diferencias y beneficios- para el fisco y las empresas- respecto a la Boleta Tradicional.

Aspectos clave

1. Boleta tradicional

- Se trata del documento tributario que se le entrega al consumidor final para acreditar la venta de un producto o servicio.

- No requiere una factura para realizar el respectivo reembolso de crédito fiscal pues al cliente corresponde pagar el IVA (Impuesto al Valor Agregado) en este caso.

- En la boleta tradicional no se hace mayor individualización del comprador y simplemente se relacionan las mercancías vendidas o servicios prestados, su valor y el monto del IVA. 

- El SII exige emitirlas -como mínimo- en duplicado para que entregues una copia al cliente y te quedes con la original, identificarlas plenamente con tu razón social, actividad, datos de contacto y timbraje del Servicio de Impuestos Internos.

2. Boleta electrónica

-Es una boleta de compraventa convencional, solo que en formato electrónico y firmada digitalmente.

- Tiene la misma validez legal como respaldo de las operaciones y soporte contable, pero - a diferencia de las facturas electrónicas- no debes enviarlas al SII.

- Lo que sí debes enviar al Servicio de Impuestos Internos es un resumen diario llamado Reporte de Consumo de Folios.

- Evita el timbraje y el trámite para acceder a los talonarios.

3. Boleta de honorarios

- Este es un documento emitido por los ingresos generados en las prestaciones de servicios personales por las actividades clasificadas en la segunda categoría de la Ley de la Renta. Deben emitir este tipo de documentos, entre otros, los profesionales, personas que desarrollen ocupaciones lucrativas, Sociedad de Profesionales, directores y consejeros de Sociedades Anónimas y auxiliares de la administración de justicia”.

-También puede ser emitida en formato electrónico, es por eso que las personas suelen confundirlas con las Boleta de Venta Electrónicas. Pero responden a objetivos totalmente diferentes.

- La boleta de honorarios se expide por los ingresos generados en la prestación de servicios profesionales y es el instrumento que el fisco usa para rastrear las rentas de los contribuyentes de segunda categoría y así cobrarles el respectivo impuesto sobre la renta. En cambio, la boleta de compra y venta se emite para respaldar operaciones con el consumidor final y para efectos de recaudación del IVA. 

Lee también: "Social Media: 4 tendencias para pymes"

Beneficios de la obligatoriedad de la Boleta Electrónica

La principal ventaja de la boleta electrónica obligatoria es que no tendrás que enviarla al SII una vez emitida. Tampoco tendrás que invertir tiempo y dinero en adquirir talonarios en papel para luego timbrarlos ante la misma entidad, pues las boletas en formato digital son timbradas de forma automática.

Además, al ser un documento electrónico podrás enviarlo vía correo electrónico al comprador evitándote los costos asociados a la impresión.

En cuanto al respaldo de las boletas electrónicas emitidas, es mucho más sencillo porque deben estar en formato XML. Esto te permitirá gestionar los documentos en dispositivos de almacenamiento, plataformas de gestión documental y en la misma base de datos del software que utilices para emitirlas. 

Además,  se espera que la boleta electrónica represente el 80% del aumento en la recaudación fiscal y disminuya hasta en un 20% la evasión tributaria.

¿Qué pasa si no te sumas a la obligatoriedad de la Boleta Electrónica?

Bueno, según lo que establece el artículo 54 de la Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios establece que el contribuyente que no emita los DTE obligatorios puede ser sancionado en los términos del numeral 10 del artículo 97 del Código Tributario, es decir con una  “multa del cincuenta por ciento al quinientos por ciento del monto de la operación, con un mínimo de 2 unidades tributarias mensuales y un máximo de 40 unidades tributarias anuales”. 

Esto significa que si la boleta electrónica pasa a ser obligatoria y no la expides en este formato, puedes correr dicha suerte. 

¡Evita riesgos y comienza a implementarla lo antes posible con el Software de Facturación y Boleta Electrónica Nubox!

Conoce aquí Factura Electrónica Nubox

Lee también: "En qué debes fijarte al elegir un sistema digital"