Ratio de liquidez: interpretación, cálculo y ejemplos

Romina Maejo

Escrito por Romina Maejo

Soy Head of Marketing en Nubox. Cuento con más de 10 años de experiencia en el área comercial y de Marketing, desarrollando estrategias de negocios, posicionamiento de marcas y productos, gestión comercial y de clientes, para Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú.

Author's LinkedIn
Kit para administrar tu negocio Plantillas de Flujo de caja, cobranza, presupuestos y más

Kit para administrar tu negocio

Plantillas de Flujo de caja, cobranza, presupuestos y más

Índice de contenidos

El ratio de liquidez índica la capacidad para pagar las deudas a medida que vencen. En otras palabras, podemos decir que esta relación señala qué tan rápido una empresa puede convertir sus activos actuales en efectivo para poder pagar su pasivo en el momento oportuno.

El ratio de liquidez es la proporción que indica la capacidad de uno para pagar las deudas a medida que vencen. En otras palabras, podemos decir que esta relación señala qué tan rápido una empresa puede convertir sus activos actuales en efectivo para poder pagar su pasivo en el momento oportuno.

Generalmente, los indicadores de liquidez y la solvencia a corto plazo se usan juntas.

Para conocer más, lee este contenido hasta el final y encontrarás los puntos más importantes sobre este tópico.

¿Qué es el ratio de liquidez?

Un ratio de liquidez es un índice financiero utilizado para determinar la capacidad de una empresa para pagar sus obligaciones de deuda a corto plazo.

Se trata de un KPI o "métrica" empleada para establecer si un negocio puede usar sus activos corrientes o líquidos con el objetivo de cubrir sus pasivos corrientes.

Comúnmente, son empleados 3 índices de liquidez:

  • actual;
  • rápido;
  • efectivo.

En cada uno de estos ratios, el valor del pasivo que circula se posiciona en el denominador de la fórmula y el monto del activo líquido se pone en el numerador.

Dada la estructura del ratio, con activos arriba y pasivos abajo, se buscan ratios de liquidez superiores a 1,0.

  • Una relación de 1, significa que puede pagar exactamente todos sus pasivos circulantes con sus activos circulantes.
  • Un índice de menos de 1 (por ejemplo, 0,75), implicaría que no puede satisfacer sus pasivos corrientes.
  • Una relación superior a 1 (por ejemplo, 2,0), indica que puede satisfacer sus facturas actuales. De hecho, un ratio de 2,0 significa que una empresa puede cubrir dos veces su pasivo corriente.
  • Una relación de 3,0, significaría que podrían cubrir sus pasivos corrientes tres veces, y así sucesivamente.

Un índice de liquidez se utiliza para determinar la capacidad de una empresa para pagar sus obligaciones de deuda a corto plazo.

Los tres principales índices de liquidez son el índice actual, el índice rápido y el efectivo.

Al analizar una compañía, los inversores y los acreedores quieren ver a esta con índices de liquidez superiores a 1,0. Un negocio con índices de liquidez saludables tiene más probabilidades de ser aprobado para crédito.

3 tipos de ratios de liquidez más comunes y cómo calcularlos

A continuación, vamos a explicar en detalle los 3 tipos de ratios de liquidez que son más utilizados por las empresas, y su forma de calcularlos.

1. Relación actual

Ratio actual = activos corrientes / pasivos corrientes.

El índice actual es el ratio de liquidez más simple de calcular e interpretar. Cualquiera puede encontrar fácilmente las partidas de activos corrientes y pasivos corrientes en el balance de una empresa.

Acá hay que dividir los activos corrientes, entre los pasivos y obtendremos el ratio actual.

2. Relación rápida

Relación Ratio = (Efectivo + Cuentas por Cobrar + Valores Negociables) / Pasivo Circulante

La relación rápida es una prueba de liquidez más estricta que la relación actual. Ambos son similares en el sentido de que el activo circulante es el numerador y el pasivo circulante es el denominador.

No obstante, este ratio de liquidez tan solo va a considerar algunos activos circulantes como, por ejemplo, efectivo, valores negociables y cuentas por cobrar.

Por otro lado, omite los activos circulantes, como el inventario y los gastos pagados por adelantado, porque los dos son menos líquidos. En consecuencia, la relación rápida es más una verdadera prueba de la capacidad de una empresa para cubrir sus obligaciones a corto plazo.

3. Relación de efectivo

Ratio de Caja = (Efectivo + Valores Negociables) / Pasivo Circulante

El coeficiente de efectivo lleva la prueba de la liquidez aún más lejos. Esta relación solo considera los activos más líquidos de una empresa: efectivo y valores negociables.

Son aquellos que están más fácilmente disponibles para una compañía para pagar obligaciones a corto plazo.

En términos de qué tan estrictas son las pruebas de liquidez, podemos ver el índice actual, el índice rápido y el índice de efectivo como fácil, medio y difícil.

Importancia del ratio de liquidez

El ratio de liquidez es importante para los movimientos contables de una compañía, esto debido a que:

1. Determina la capacidad para cubrir obligaciones a corto plazo

Los índices de liquidez son importantes para los inversores y acreedores para determinar si una empresa puede cubrir sus obligaciones a corto plazo y en qué medida.

  • Una proporción de 1 es mejor que una proporción de menos de 1, pero no es ideal.
  • A los acreedores e inversores les gusta ver índices de liquidez más altos, como 2 o 3. Cuanto mayor sea el índice, más probable es que una empresa pueda pagar sus cuentas a corto plazo.
  • Un índice de menos de 1 significa que la empresa enfrenta un capital de trabajo negativo y puede estar experimentando una crisis de liquidez.

2. Determinar la solvencia

Los acreedores analizan los índices de liquidez al decidir si deben o no otorgar crédito a una empresa. Quieren estar seguros de que el negocio al que prestan tiene la capacidad de devolverles el dinero.

Cualquier indicio de inestabilidad financiera puede descalificar a una compañía para obtener préstamos.

3. Determinar el valor de la inversión

Para los inversores, analizarán una empresa utilizando índices de liquidez para garantizar que sea financieramente saludable y digna de su inversión. Los problemas de capital de trabajo también pondrán restricciones en el resto del negocio.

Una organización necesita poder pagar sus facturas a corto plazo con cierto margen de maniobra.

Los bajos índices de liquidez levantan una bandera roja, pero "cuanto más alto, mejor" solo es cierto hasta cierto punto. En algún momento, los inversores se preguntarán por qué los ratios de liquidez de una empresa son tan altos.

Sí, una empresa con un índice de 8,5 podrá pagar con confianza sus facturas a corto plazo, pero los inversores pueden considerar que ese índice es excesivo. Una relación anormalmente alta significa que la organización tiene una gran cantidad de activos líquidos.

Por ejemplo, si el índice de efectivo de una empresa fuera de 8,5, los inversores y analistas pueden considerarlo demasiado alto.

La empresa tiene demasiado efectivo disponible, que no gana nada más que el interés que ofrece el banco para mantener su efectivo.

Se puede argumentar que la empresa debe asignar la cantidad de efectivo a otras iniciativas e inversiones que puedan lograr un mayor rendimiento.

Para finalizar

Como hemos visto hasta ahora, con el ratio de liquidez, existe un equilibrio entre que una empresa pueda cubrir sus facturas de manera segura y una asignación de capital inadecuada.

El capital debe asignarse de la mejor manera para aumentar el valor de la empresa para los accionistas.

Este es un tema que los profesionales manejan muy bien, por lo que te invitamos a visitar el primer directorio de contadores de Chile, donde encontrarás justo lo que necesitas.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor