¿Cuáles son los indicadores de liquidez de una empresa?

Fernanda Lesmes

Escrito por Fernanda Lesmes

Chief Officer Revenue - Nubox

Author's LinkedIn
Obtén tu plantilla excel gratis Lleva en orden tus ingresos y egresos

Obtén tu plantilla excel gratis

Lleva en orden tus ingresos y egresos

Índice de contenidos

Evaluar el efectivo mediante diferentes indicadores de liquidez de una empresa puede ser una de las acciones más importantes para conocer la cantidad de dinero de la cual esta dispone y saber si puede cumplir con todas sus obligaciones.

Entre otras cosas, tener mayor liquidez es positivo porque:

  • Representa una buena salud financiera.
  • Genera mayores posibilidades de obtención crediticia.
  • Permite actuar ante una crisis de forma oportuna o realizar nuevas inversiones.
  • Ayuda a mantener la operatividad del negocio.
  • Sirve para conocer si realmente los recursos están siendo administrados de forma correcta y detectar a tiempo irregularidades.
  • Evita diferentes riesgos a los que se puede enfrentar la empresa por no contar con el dinero necesario para cumplir con sus obligaciones.

Normalmente, para determinar la liquidez se utiliza el informe financiero de flujo de efectivo o de caja, el cual va unido a otros indicadores para obtener una visión más clara de la verdadera situación financiera, como:

Razón corriente

Este es uno de los indicadores de liquidez que permite determinar si es posible cumplir con las obligaciones o deudas a corto plazo.

Con este cálculo podrás saber la cantidad de activos con los que cuenta la empresa, aunque esto no garantiza que representen un flujo de efectivo capaz de solventar las obligaciones: por esta razón, no conviene utilizarlo como el único indicador de liquidez al momento de querer conocer la situación financiera actual.

En otras palabras, la razón corriente mide la relación entre los activos corrientes y los pasivos corrientes. Su fórmula es la siguiente:

Razón corriente = Activos corriente / Pasivos corrientes

A partir de ese resultado podrás determinar si la empresa cuenta con una mayor cantidad de recursos de los que se espera a corto plazo. De ser así, significa que tiene la capacidad para hacer frente a sus obligaciones.

Normalmente, el índice adecuado para la razón corriente es entre el 1,5 y 2, ya que a mayor resultado, mayor será la liquidez.

Aunque no es un indicador preciso por sí solo, este da una pequeña idea de la situación de la empresa. De todas maneras, tal como ya mencionamos, siempre debe ir acompañado de otros resultados. Ahora, veamos un ejemplo sencillo:

La empresa Sol SpA cuenta con $5.000.000 en activos corrientes y $3.500.000 en pasivos corrientes.

Si aplicamos la fórmula anterior:

RC = $5.000.000 / $3.500.000 = 1,42 veces

Con este resultado, podemos deducir que la empresa tiene la capacidad de cubrir en 1,42 veces sus obligaciones a corto plazo, lo cual es positivo al momento de determinar la liquidez.

 

Nueva llamada a la acción

Test ácido o prueba ácida

Este es un indicador mucho más preciso que el de razón corriente, ya que descarta en su cálculo los activos que no representan una liquidez inmediata como el inventario, es decir, se encarga de demostrar la liquidez de la empresa con los recursos que posee efectivamente al momento de realizar el cálculo para saber si las obligaciones pueden ser cubiertas o no.

La prueba ácida se basa en determinar los resultados de liquidez sobre el efectivo disponible o aquellos bienes que pueden ser convertidos fácilmente en dinero para la empresa. Su fórmula es la siguiente:

Prueba ácida = (Activo corriente – Inventarios) / Pasivos corrientes

Su interpretación es muy similar al de la razón corriente, pero con la exclusión de los riesgos de liquidez que puede representar el inventario. ¿Por qué? ¡Fácil! Las empresas no pueden pagar sus obligaciones con mercadería que tarde en ser vendida, represente merma o esté dañada.

Liquidez inmediata o razón de efectivo

Otro indicador para medir la liquidez es el de razón de efectivo o liquidez inmediata: como su nombre lo indica, busca analizar la capacidad que puede tener la empresa para adquirir compromisos a corto plazo sin tener en cuenta su flujo de venta, el tiempo o la incertidumbre de los demás activos.

Para ello, divide los activos con mayor liquidez —como la caja y el banco— entre los pasivos corrientes. Su fórmula:

Razón de efectivo = Efectivo disponible (caja y banco) / Pasivos corrientes

Así, este es un indicador importante al momento de adquirir deudas en un plazo menor o igual a 30 días con montos relativamente bajos.

 

Qué es el flujo de caja y cómo administrarlo

Ratio de liquidez de las cuentas por cobrar

Las cuentas por cobrar pueden representar un gran problema de liquidez para las empresas si no son saldadas en un tiempo prudente o en concordancia con lo que realmente estas necesitan.

En este sentido, este índice determina el tiempo promedio en que las cuentas por cobrar se convierten en efectivo o forman parte del activo de la empresa. Su fórmula:

Periodo promedio de cobranza = Cuentas por cobrar x Días del año (365) / Ventas anuales a crédito

De esta manera, podrás medir la frecuencia de días en que son recaudadas las cuentas por cobrar de la empresa.

Si la cantidad de días es muy elevada, esto significa que existe una baja rotación de cobro de las deudas y debes agilizar el mismo para evitar que la empresa se encuentre frente a una situación de crisis económica por no contar con los recursos suficientes para cumplir con sus obligaciones.

¡Muy bien! Ya conoces los indicadores de liquidez en una empresa. Realizar el cálculo de estos constantemente te ayudará a prevenir a tiempo situaciones que puedan poner en riesgo a un negocio.

También, recuerda que la liquidez es uno de los elementos más importantes para determinar la solidez de una empresa y saber si los recursos están siendo distribuidos de forma óptima.

Por supuesto, lo principal es aplicar algunos de estos indicadores para que puedas analizar un panorama más amplio de la situación financiera y, por consiguiente, mantengas buenos resultados que faciliten su operatividad y crecimiento continuo y disminuyan los riesgos de quiebra.

Además, existen sistemas o softwares de flujo de caja especializados que te pueden ayudar a calcular estos indicadores y la liquidez de la empresa de manera mucho más sencilla.

Nueva llamada a la acción

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor