¿Cómo hacer un análisis del flujo de caja?

Romina Maejo

Escrito por Romina Maejo

Soy Head of Marketing en Nubox. Cuento con más de 10 años de experiencia en el área comercial y de Marketing, desarrollando estrategias de negocios, posicionamiento de marcas y productos, gestión comercial y de clientes, para Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Perú.

Author's LinkedIn
Obtén tu plantilla excel gratis Lleva tu flujo de caja al día

Obtén tu plantilla excel gratis

Lleva tu flujo de caja al día

Índice de contenidos

El flujo de caja es uno de los indicadores económicos más importantes debido al impacto que este tiene en la operatividad. La falta de liquidez es uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta cualquier negocio —en especial si está iniciando— y saber cómo hacer un análisis del flujo de caja podría ayudarte a evitar este tipo de situaciones.

La disponibilidad de dinero y la capacidad de pago de los negocios frente a sus obligaciones demuestra en gran parte su salud financiera. De hecho, si algunos de estos mantienen un flujo de caja negativo es una señal de alarma no solo para los miembros de la empresa, sino que además para aquellos que quieran relacionarse con ella.

¿Quieres aprender cómo hacer un análisis del flujo de caja? Si la respuesta es sí, ¡quédate con nosotros y lee con mucha atención hasta el final!

¿Cómo hacer un análisis del flujo de caja?

Ante todo debes saber que un análisis del flujo de caja se hace con la finalidad de revisar todos aquellos ingresos y egresos que se han generado en la empresa durante un periodo de tiempo, ya que de esta manera es posible conocer el efectivo del cual verdaderamente dispone.

En pocas palabras, hacer un análisis del flujo de caja te permitirá conocer cuál es la situación real de tu empresa frente a sus obligaciones y dar una alerta a tiempo cuando no cuentes con la liquidez financiera necesaria para tu negocio.

Así, podrás tomar decisiones de acuerdo a los resultados de este análisis, ya sea para mejorar el panorama frente a un posible riesgo o, simplemente, saber que las operaciones se están realizando de manera adecuada.

Para analizar correctamente el flujo de caja es necesario lo siguiente:

1. Identificar cada uno de los ingresos y egresos de la empresa

Esto incluye conocer todas aquellas operaciones que de alguna forma u otra generen una ganancia para la empresa y no únicamente aquellas producidas por las ventas, como ventas de activos y préstamos, entre otros.

Del mismo modo se hace con los egresos, registrando cada una de las salidas de dinero, ya sea por gastos operacionales, compras, sueldos y salarios, obligaciones adquiridas con proveedores, impuestos, créditos y otros que permitan mantener el negocio a flote.

La idea es incluirlos todos para obtener el verdadero resultado del análisis del flujo de caja.

2. Estudiar el resultado del flujo de caja

Luego de definir los ingresos y los gastos debes realizar el estudio o cálculo del flujo de caja: este resultado te demostrará la salud financiera de tu empresa y, por consiguiente, podrás determinar si realmente cuentas con dinero suficiente para cubrir tus obligaciones o si tus gastos del mes superan tu entrada de efectivo.

Si el saldo es negativo, entonces esto es una señal de alerta, pues significa que no tienes la liquidez suficiente para mantener la operatividad de la empresa.

Por otro lado, cuando el saldo del flujo de efectivo es positivo, te demostrará que tus ingresos son suficientes para cubrir las necesidades de la empresa en cuanto a su funcionamiento y, además, podrás determinar si queda dinero para nuevas inversiones.

En resumen, conocer y manejar el flujo de caja te permitirá tomar decisiones para revertir cualquier situación de riesgo.

 

HubSpot Video

 

3. Repetir la operación constantemente

El flujo de caja no debe ser un informe esporádico, sino un reporte constante —ya sea de manera mensual, trimestral o semestral— para así mantener un monitoreo y saber la verdadera rentabilidad que puede tener tu negocio.

Como mencionamos anteriormente, te permite identificar situaciones de riesgo para que puedas actuar a tiempo frente a eventualidades.

Saber cómo hacer un análisis del flujo de caja correctamente te ayudará a ir creando nuevas estrategias mes a mes para mejorarlo, como solicitar financiamiento, aumentar tus ventas, incrementar tu inventario, disminuir tus gastos o cualquier otro elemento que te ayude a mantener una buena salud financiera en tu empresa.

En efecto, una buena opción es realizar un flujo de caja proyectado cada cierto tiempo para posteriormente comparar resultados e idear estrategias que ayuden a cumplir con las metas del negocio.

Indicadores en el flujo de caja

Al momento de analizar los resultados del flujo de caja existen ciertos factores en los cuales debes poner especial atención para evitar pasar por alto alguna señal importante. Entre algunos de estos destacan:

  • Cuentas por cobrar: Es importante que observes cómo es la gestión de cobranza en tu empresa, si existen muchas deudas por cobrar y ver si realmente se recuperan.
  • Cuentas por pagar: Te permitirá determinar cómo se encuentra tu situación crediticia para saber si es necesario reducirla y si tienes más obligaciones de las que deberías.
  • Liquidez: Este aspecto indica si las operaciones marchan como deberían, es decir, si hay suficiente efectivo para cubrir todas las obligaciones.
  • Préstamos: Observar un sobreendeudamiento puede significar que no se están realizando correctamente las gestiones, por lo cual hay que registrar cada préstamo —tanto lo que recibes como lo que pagas— en el flujo de caja.

Por supuesto, son muchos los elementos a los que debes prestar atención, pero especialmente debes fijarte en situaciones operativas de la empresa que puedan ser un llamado de atención, como el quiebre de stock, incumplimiento de obligaciones e intereses muy elevados, entre otras.

¿Qué son los gastos no desembolsables en el flujo de caja?

Se entiende por gastos no desembolsables al desembolso destinado para fines de tributación, pero que no ocasionan una salida de caja.

Para saber cómo hacer un análisis de flujo de caja también es importante que entiendas elementos importantes de su estructura, como los gastos no desembolsables, así que veamos cómo se clasifican:

  • Amortización de los activos intangibles: Se obtiene al dividir el valor del activo por el número de unidades o ciclos productivos. Cuando contribuyen a generar ingresos a la empresa, deben amortizarse, porque de esta manera se tiene conocimiento de su valor neto.
  • Depreciación: Le permite a la empresa reducir el costo de un activo en un periodo de tiempo. Se debe analizar desde dos puntos de vista: si reduce el efectivo de una empresa y cómo afecta las actividades operacionales.
  • Valor libro de un activo a vender: Se refiere al valor original de una compra. Por norma, en los principios contables de gastos los activos tienen que registrarse al costo en el libro mayor. La razón es que te permitirá tener una consistencia en la rendición de los informes.

Estos tienen como objetivo rebajar la utilidad de los impuestos al calcular el monto a pagar por los tributos. El beneficio es que el valor a cancelar será menor.

Es muy importante que, después de hacer el cálculo de los impuestos, se hagan los ajustes por pagos no desembolsables, porque de esa manera se anula su efecto sobre el flujo de caja.

Accede gratis a esta guía gratuita
Accede gratis a esta guía gratuita

Accede gratis a esta guía gratuita

¿Qué es la amortización en flujo de caja?

Cuando hablamos de amortización hay que mencionarla como un concepto contable que se refiere al desgaste del capital de una empresa.

La amortización puede definirse también como la forma en que se divide el costo de la inversión como gasto, tomando como referencia el lapso de tiempo en el que dicha inversión generará ingresos.

Todas las empresas al adquirir un capital deben entender que en algún momento ese activo de capital tiene que reemplazarse. Entonces, para compensar este costo, las empresas aprovechan la amortización durante todo el periodo de vida útil.

Además, tiene un objetivo clave en la elaboración del flujo de caja: conocer el valor real de los activos y en cuanto a los pasivos arroja números claros sobre los pagos por hacer relacionado a las deudas adquiridas.

En otras palabras, es una forma eficaz y sencilla de tener control sobre los activos y pasivos y el ascenso de valor de los mismos.

Las empresas deben tomarla en cuenta, especialmente, cuando trabajan en cómo hacer un análisis de flujo de caja y, además, si realizan pagos de forma periódica, no importa si es un monto constante o este varía.

¡Listo! Ya sabes cómo hacer un análisis del flujo de caja y su importancia.

Automatizar los procesos del flujo de caja también puede ayudarte a realizar un mejor ejercicio con información más detallada y menos errores en los cálculos.

Como ves, para saber cómo hacer un análisis del flujo de caja de manera correcta solo debes mantener todas tus operaciones organizadas y estar atento a cualquier señal que indique problemas para la empresa, sobre todo si de liquidez se trata.

Si te gustó este artículo y deseas saber un poco más sobre el flujo de caja, ¡descarga nuestro material “La guía que buscabas para mejorar el flujo de caja de tu negocio”!

+15.000 emprendedores reciben cada semana información sobre cómo hacer crecer su negocio.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor