Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Descubre todo sobre la NIC 36 y el deterioro de activos

Publicado por Nubox | 20 de agosto del 2019
Descubre todo sobre la NIC 36 y el deterioro de activos

Medir el deterioro de los activos y su importe permite controlar mejor los estados financieros y es clave para la transparencia financiera. De esta manera, ayuda a incrementar la confianza de los entes reguladores y los stakeholders.

 

Pero, ¿Qué es un deterioro en contabilidad y bajo qué norma internacional contable se regula?

El valor de los activos de las empresas, una vez contabilizados, pueden sufrir diferentes mermas que se manifiestan cuando el importe recuperable del bien es menor a su precio contable.

 

Estos detrimentos son conocidos, en el ámbito de las NIIF, como deterioros del valor de los activos.

 

La Norma Internacional de Contabilidad (NIC 36), denominada Deterioro de Valor de los activos, es la que trata estas pérdidas y sus posibles reversiones.

 

 

¿A qué tipo de activos aplica el deterioro?

De acuerdo con el párrafo 2 de la NIC 36, la norma aplica para la contabilización del deterioro del valor de todos los activos tangibles e intangibles, con excepción de los siguientes:

 

  • Inventarios.

  • Activos surgidos de los contratos de construcción.

  • Activos por impuestos diferidos.

  • Activos procedentes de beneficios a los empleados.

  • Activos financieros incluidos en la NIC 39.

  • Propiedades de inversión que se valoren según su valor razonable.

  • Activos biológicos relacionados con la actividad agrícola.

  • Costos de adquisición diferidos y activos intangibles derivados de los derechos contractuales de contratos de seguros enmarcadas en el alcance de la NIIF 4.

  • Activos no corrientes mantenidos para la venta, según lo dispuesto en la NIIF 5.

  • Circunstancias que merman el valor de un activo y señales de deterioro


  •  

Entre los factores más representativos de orden externo que pueden deteriorar el valor de los activos, se encuentran las condiciones económicas, legales y políticas nacionales o globales. Ya a nivel interno, se hallan la obsolescencia, la disminución de rendimiento de un bien, su uso y antigüedad.

 

De acuerdo con el párrafo 12 de la norma, los siguientes hechos son indicios de un deterioro de activos durante el periodo:

Fuentes externas de información

  • El valor de mercado del activo disminuyó más de lo que se podría esperar producto del paso del tiempo o de su uso.

  • Se presentaron o se van a presentar cambios importantes con una incidencia adversa sobre el entorno legal, económico, tecnológico o de mercado en los que la entidad se desenvuelve o sobre el mercado al que está destinado el bien.

  • Las tasas de interés de mercado o de rendimiento de inversiones sufrieron incrementos que pueden afectar la tasa de descuento empleada para calcular el valor de uso del bien.

  • El importe en libros de los activos netos de la organización económica es más alto que su capitalización bursátil.

DE INTERÉS: ¿Cuáles son las cuentas del activo?

 

Fuentes internas de información

 

  • Existe evidencia que da cuenta de la obsolescencia o deterioro físico del bien.

  • Hubo o habrá cambios significativos en la forma en que se emplea o se espera usar el activo que afectarán de forma negativa al ente económico.

  • Existe evidencia de que el rendimiento económico del bien es o va a ser menor de lo esperado.

 

La NIC 36 regula la contabilización de la merma de valor en los bienes tangibles e intangibles de la compañía y debe ser reconocida en el estado de resultados.

¿Cómo se refleja en el balance general?

Ahora que tienes claro qué es un deterioro en contabilidad, ten presente que el párrafo 60 de la norma dispone que:

“la pérdida por deterioro del valor se reconocerá inmediatamente en el resultado del ejercicio, a menos que el activo se contabilice por su valor revalorizado de acuerdo con otra norma”.

Para entender un poco mejor cómo sería el registro, presta atención al siguiente ejemplo:

 

"Una empresa X compró un computador a finales del año 2017 por valor de 500.000 pesos, con una vida útil estimada de 5 años. Se emplea el método lineal para depreciarlo (100.000, por año). El valor residual del equipo es nulo".

 

Ahora es necesario calcular la pérdida por deterioro del valor del activo durante el periodo 2018, teniendo presente que su importe recuperable es de 190.000.

 

Así las cosas, el registro quedaría de la siguiente manera:

 

Importe en libros del computador a 31 de diciembre de 2018

 

Valor del computador en libros

500.000-100.000 (1 año de depreciación)

400.000

Depreciación 

100.000

 

Importe recuperable

 

190.000

 

Contabilización de la pérdida por deterioro del valor del computador

 

Cuenta

Débito

Crédito

Pérdida por deterioro 

210.000

 

Activo tangible

 

210.000

 

En ese sentido, el cálculo de las nuevas cuotas de depreciación sería:

 

  • Nuevo valor neto contable: 400.000-210.000 = 190.000

  • Años de vida útil restantes: 4

  • Nuevas cuotas de depreciación: 190.000/4 = 47.500.

 

Frente al tratamiento de los activos intangibles, debes tener presente que el párrafo 10 de la NIC 36 señala que la entidad “comprobará el deterioro del valor de cada activo intangible con una vida útil indefinida, así como de los activos intangibles que aún no estén disponibles para su uso, comparando su importe en libros con su importe recuperable”.

Por lo tanto, es fundamental que se implementen los mecanismos de comprobación correspondientes.