<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719939494918793&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

6 recomendaciones a tener en cuenta al realizar el pago de sueldos

Publicado por Nubox | 27 de diciembre del 2017
6 recomendaciones a tener en cuenta al realizar el pago de sueldos

Existen importantes consideraciones a tener en cuenta al realizar el pago de sueldos, ya sea desde el punto de vista legal o monetario, y pese a ser una tarea repetitiva que puede parecer simple, cualquier error puede llegar a significar más que un dolor de cabeza. Por eso, ten en cuenta las siguientes recomendaciones: 

Recuerda incluir el Seguro de Cesantía

Si tu trabajador tiene un Contrato de Trabajo a Plazo Indefinido, la contribución obligatoria del 3% se subdivide de la siguiente forma: i) el trabajador debe pagar un 0,6% de su remuneración, y ii) el empleador debe pagar el 2,4 % restante, por tanto, sólo se puede descontar al trabajador el 0,6% de su remuneración.

Cualquier otro tipo de Contrato (a plazo o para una obra, trabajo o servicio determinado), obliga al empleador a pagar la totalidad del aporte al Seguro de Cesantía, es decir, el 3% de la remuneración imponible mensual.

Descuentos se hacen sobre el sueldo imponible

El sueldo imponible hace referencia a los ingresos del trabajador considerados por la ley como remuneraciones, por lo tanto, resulta al restar del sueldo bruto aquellas prestaciones que no constituyen remuneración.

Entonces, constituyen remuneración: Sueldo base, Sobresueldo, Comisión, Participación, Gratificación y Bonos.

No constituyen remuneración, y por lo tanto no son parte del sueldo imponible: Asignaciones de movilización, pérdida de caja, colación, desgaste de herramientas, familiar; Viáticos; Indemnizaciones por años de servicio establecidas por la ley.

Plazo máximo de pago de remuneraciones

En el artículo 55 del Código del Trabajo se dispone que la periodicidad de pago debe ser estipulada en el contrato, pero que los períodos convenidos (semanas, quincenas, etc.) jamás podrán exceder un mes. La Dirección del Trabajo determinó que el concepto "mes" hace referencia al periodo de tiempo que va desde un día señalado hasta otro de igual fecha en el siguiente mes

Así también, el artículo 56 del Código del Trabajo es claro al señalar que las remuneraciones deben pagarse en día laboral, entre lunes y viernes y en el lugar en que el trabajador se desempeña. En caso de que el pago de las remuneraciones recaiga en sábado, domingo o festivo, tienes que anticipar la cancelación al viernes inmediatamente anterior.

Recuerda que hay un tope de gratificación legal

Los empleadores o empresas que obtengan utilidades y que perciban fines de lucro (excepto las cooperativas) están en la obligación de pagar gratificaciones a sus empleados en proporción no inferior al 30% de las utilidades.

Legal y comúnmente lo que se hace por parte de las empresas, es pagar el 25% de lo devengado por concepto de remuneraciones mensuales; Es decir se paga el 25% del sueldo base o sueldo bruto del empleado. Si el 25% del sueldo base supera el tope de 4,75 veces el sueldo mínimo se paga hasta ese tope.

Lee también: "¿Cuáles son los parámetros del pago de remuneraciones que se actualizan cada mes?"

Descarga gratis una Plantilla de  Liquidación de Sueldos en Excel

Diferencia entre bruto y neto (líquido)

Ten claridad respecto de lo pactado con tus trabajadores a la hora de hacer sus liquidaciones.

El salario neto o líquido es el monto que percibe el trabajador una vez descontados los impuestos y cotizaciones. El salario bruto en cambio, es la cifra anterior a que se apliquen esos descuentos.

De esta forma, si lo pactado fue respecto de un monto líquido, deberás hacerte cargo del pago de los recargos asociados a impuestos y cotizaciones, entre otros. Si el acuerdo fue sobre el monto bruto, deberás hacer los descuentos a cargo del salario del trabajador.  

Asignaciones y bonos

No constituyen remuneración y por lo tanto no son imponibles, las asignaciones de movilización, de pérdida de caja, de desgaste de herramientas y de colación, los viáticos, las prestaciones familiares otorgadas en conformidad a la ley, la indemnización por años de servicios establecida en el artículo 163 y las demás que proceda pagar al extinguirse la relación contractual ni, en general, las devoluciones de gastos en que se incurra por causa del trabajo.

Mientras que todo tipo de bono constituye remuneración, por lo tanto, son imponibles, además, al ser pagado más de 3 veces de forma consecutiva, pasa a ser un derecho adquirido del trabajador.

Conoce aquí Remuneraciones Nubox