Líneas de crédito COVID-19: Las claves del financiamiento vía FOGAPE

Publicado por Nubox | 4 de mayo del 2020
Líneas de crédito COVID-19: Las claves del financiamiento vía FOGAPE

Desde comienzos de la crisis del COVID-19, se han tomado medidas sanitarias y económicas en Chile y el mundo para que su impacto no sea mayor. La economía local -por ejemplo- ha tenido que experimentar fuertes inyecciones de dinero en el mercado desde diferentes áreas financieras y comerciales, para así sobrellevar  la recesión económica global.

Desde finales de marzo y principios de abril, Chile ha estado en proceso de aplicar un “Plan Económico de Emergencia”. Sin embargo, el pasado 25 de marzo, una de las acciones del plan que más llamó la atención fueron las líneas de Créditos COVID-19, que se entregarán bajo el reglamento de créditos con garantía FOGAPE para PyMES.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿De qué tratan las líneas de crédito COVID-19?

La línea de Crédito COVID-19 son préstamos bancarios otorgados por la banca privada con Recursos del Estado, para todos los pequeños y medianos empresarios que quieran acceder a ellos.

Esta iniciativa estatal constituye un apoyo importante ante la pérdida de capital a la que se han visto enfrentadas las empresas durante la crisis sanitaria.

El Estado cumple el rol fundamental de garantizar la entrega de estos recursos bajo los principios establecidos en la Ley N°21.229 del 24 de abril del 2020. Esta flexibiliza temporalmente sus requisitos para los créditos con garantía FOGAPE.

 

Ahora bien, ¿Qué se entiende por FOGAPE y en qué consiste?

Durante el año 1980, el Estado de Chile crea un Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios (FOGAPE). Éste consiste en un Fondo Estatal a través de aportes fiscales que busca fortalecer los capitales -principalmente de las de las micros, pequeñas y medianas empresas de diferentes rubros-, y con un tope de venta anual no superior 100.000 Unidades de Fomento.

Se consideran de forma transitoria las grandes empresas, siempre y cuando no cuenten con garantías suficientes para presentar en instituciones financieras para solicitudes de nuevas fuentes de inversión. Los fondos son Administrados por el Banco Estado y fiscalizados por la Comisión de Mercado Financiero (CMF).

Los requisitos necesarios para la solicitud de estos créditos se establecieron en el Decreto de Ley N°3.472 del 25 de agosto de 1980; “ Crea el Fondo de Garantía para pequeños Empresarios”. Sin embargo, producto de la crisis sanitaria, se extiende su reglamento para flexibilizar condiciones para su solicitud e inyectando un “aporte fiscal de 3.000.000.000 de dólares americanos, moneda de Estados Unidos de América”.

 

De interés: ¿Qué apoyos financieros del gobierno están disponibles para tu negocio?

 

¿Qué papel juega la banca privada en este proceso?

Los bancos deberán entregar de manera ágil los préstamos, como también informar cada semana las solicitudes y aprobaciones generadas.  

Cuando se crearon los créditos FOGAPE, solo se hacían las solicitudes a través del Banco Estado. Actualmente, algunas de las empresas de la banca privada que trabajan con FOGAPE, son: Banco Chile, Banco Santander, Banco de Créditos e Inversiones, Scotiabank y el Banco Itaú.

Por lo tanto, el rol de la Banca Privada es fundamental con la administración de los fondos destinados a los Créditos con garantía FOGAPE.

Además, se incluyen como entidades otorgantes a todas las instituciones financieras afiliadas a los bancos, como también las cooperativas de Ahorro y Créditos.  Al día de hoy, hay un total de 18 instituciones privadas financieras para la administración de este fondo.

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Qué empresas podrán acceder a esa inyección de capital?

Podrán acceder a los Créditos COVID19, todas las micros, pequeñas, medianas y grandes empresas elegibles y que estén calificadas en el Servicio de Impuestos Internos (SII), que no tengan ventas anuales superiores a 1 millón de Unidades de Fomento.

Actualmente se consideran;

  • Microempresa: ventas hasta las 2.400 Unidades de Fomento anuales.
  • Pequeña Empresa: ventas entre 2401 y 25.000 Unidades de Fomento anuales.
  • Medianas Empresas: ventas entre las 25.001 y 100.000 Unidades de Fomento anuales

 

Estos tres tipos de empresas se clasifican como “MICROPYME”, ya que, pasando las ventas sobre las 100.001 unidades de Fomento anuales, se considerarán Grandes Empresas.

Para aquellas empresas que se encuentran morosas, con un plazo mayor a 30 días, producto del periodo de doble crisis que sufrió Chile (estallido social), es decir, desde el 31 de octubre de 2019 y/o al 31 de marzo de 2020, podrán acceder a estos créditos con garantía FOGAPE, mientras regularicen su situación Financiera.

Cabe señalar que por ningún motivo podrán considerar estos créditos aquellas empresas que se encuentren en procesos de fondos concursables para reorganización de capitales y/o liquidez de activos y pasivos. Tampoco aquellas que se encuentren con una cartera financiera deteriorada.

 

¿Cómo pueden acceder las PYMES a este financiamiento a través de FOGAPE?

Se podrá acceder a través de cualquier entidad financiera de la banca privada, donde cada institución entregará las facilidades propias de su empresa para generar las solicitudes, por ejemplo:

  • El Banco Santander tiene, a través de su Banca PYME, un formulario de solicitud en línea.
  • El Banco de Créditos de Inversiones tiene simuladores al ingresar al perfil de la cuenta empresas.
  • El Banco de Chile pone a disposición la línea 600 47 67 67, para la solicitud de sus productos.
  • El Banco Estado permite, a través de su página web, solicitar o hacer consultas en línea para las Micro y Pequeñas empresas, así como también para empresas de mayor tamaño.
  • Nueva llamada a la acción

 

¿Qué requisitos deben presentar ante la banca privada?

Cada banco o entidad financiera que es parte de la administración de los créditos con garantía FOGAPE, ha puesto a disposición de sus clientes todo lo necesario para su requerimiento. Sin embargo, los requisitos principales son:

 

  • Ser persona Natural con giro comercial o persona jurídica que desarrolle actividades empresariales, comerciales, productivas o de servicios.
  • Contar con formalidad tributaria
  • Tener ventas anuales según tamaño de empresa y que no sobrepasen 1 millón de Unidades de Fomento.
  • No encontrarse moroso con sus respectivos bancos (pueden regularizarse al momento de la solicitud).
  • No tener deudas sobre créditos con garantías FOGAPE.

 

Algunos bancos solicitan tener una cuenta corriente con ellos o realizar la apertura en el momento, así como también tener una evaluación previa para su financiamiento, según las políticas crediticias de la entidad.

 

¿Cuánto es el financiamiento al cual pueden acceder las PYMES?

Ahora bien, ¿A cuánto podrán acceder las PYMES para garantizar su liquidez?  En el siguiente recuadro aparecen los valores de financiamiento, según las ventas anuales que tenga la empresa: 

 

Ventas anuales netas con IVA hasta: (UF) Límites de financiamiento (UF)
1.000 250
10.000 2.500
25.000 6.250
100.000 25.000
200.000 50.000
400.000 100.000
600.000 150.000
1.000.000 250.000

 

¿Cuál será la cobertura de las garantías estatales?

Según el reglamento emitido por el Ministerio de Hacienda, "los límites de cobertura de las Garantías COVID-19, según tamaño de empresa y monto máximo de financiamiento, serán los siguientes":

 

Ingresos anuales (UF)

Garantía de deuda

Monto

Micro y Pequeñas Empresas

85%

6.250 UF

Medianas Empresas

80%

25.000 UF

Grandes Empresas I

70%

150.000 UF

Grandes Empresas II

60%

250.000 UF

 

 

 

¿Cuáles serán las condiciones financieras para acceder al crédito Fogape?

Una de las principales condiciones de estos créditos con garantía FOGAPE es utilizar los recursos en capital de trabajo. Es decir:

  • Remuneraciones
  • Pago de cotizaciones
  • Pago de Arriendos para su funcionamiento
  • Pago de suministros básicos para su producción
  • Pago de facturas a proveedores adeudadas
  • Gastos indispensables para su funcionamiento

 

Además, la banca no podrá superar el 3% de la tasa de interés anual establecida por Ley y también deberá entregar los créditos con al menos 6 meses de gracias, a un plazo de 24 y/o 48 meses.

Cabe señalar que las entidades financieras toman la responsabilidad de verificar que el dinero sea destinado para capitales. Actualmente, el reglamento indica que los deudores podrán presentar una declaración jurada para indicar el uso de los recursos solicitados.