Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Querida Pyme: hablemos sobre el estado del flujo de efectivo

Publicado por Nubox | 13 de agosto del 2019
Querida Pyme: hablemos sobre el estado del flujo de efectivo

De acuerdo con estadísticas recogidas por Paypie, las Pymes representan el 99% de todas las empresas del mundo, y la mayoría consideran el flujo de efectivo como uno de sus principales desafíos.

 

Es tal el impacto de este factor, que se estima que el 82% de los negocios fracasan debido a una mala gestión del flujo de efectivo. Por eso, para que tu empresa no sea parte de estas cifras, debes darle a este indicador la importancia que merece.

 

Cuando lo monitoreas y consolidas la data de tu flujo de efectivo, obtienes mucha más información sobre el rendimiento y la posición financiera de la entidad, así como de los probables resultados futuros. Algo indispensable para optimizar la toma de decisiones, pero difícil de lograr únicamente con el estado de situación financiera y el estado de resultados.

 

¿Cuál es la importancia del flujo de efectivo positivo?

Cuando el flujo de caja es positivo es posible hablar de una buena salud financiera, ya que puedes asumir los gastos y financiar con total libertad las operaciones del negocio, garantizando así el normal desarrollo de los procesos.

Si, por el contrario, sale más efectivo del que ingresa, corres el riesgo de sobregiro e incluso de cesar operaciones por falta de capital de trabajo, y la empresa entra en estado de insolvencia, es decir, no puede cumplir con los compromisos contraídos.

En esa misma línea, ¿sabes cuáles son las problemáticas más comunes que enfrentan las empresas para tener un flujo de efectivo positivo? Aunque existen varias, entre las principales vale la pena destacar:

 

  • Largo plazo de pago de facturas: dar crédito a los clientes es una excelente estrategia para incrementar las ventas. Sin embargo, puede ser contraproducente para el flujo de efectivo porque el dinero se demora en ingresar y las operaciones tienen que continuar. Si bien la ley de pago a 30 días comenzó a regir a mediados de mayo de este año, no será hasta febrero de 2021 cuando el plazo máximo de pago -para el sector privado- sea de un mes. Hasta ese entonces, el límite es de 60 días.


  • Pocos convenios con los proveedores: cuando se tiene poco poder adquisitivo o la Pyme tiene poco tiempo de constitución, puede verse limitada para negociar con los proveedores. En ocasiones, esto deriva en precios más altos y poco o nulo crédito, lo que puede afectar el normal flujo de caja.

  • Sobre inventario: tener mercadería de más en bodega supone, aparte de un gasto mayor asociado al almacenamiento, la pérdida de flujo de efectivo por el ingreso que dejas de percibir. Procura estudiar muy bien la rotación de productos en tu negocio y gestiona el inventario en función de ello.

Un flujo de efectivo positivo mantiene a tu Pyme activa en el mercado. Conoce su importancia y el papel del contador a la hora de mantenerlo en niveles óptimos.

 

Ahora que tienes clara cuál es la importancia del flujo de efectivo para tu negocio y las fallas más frecuentes que se comenten durante la administración, ¿sabes cómo mantenerlo siempre positivo? En esta tarea, el contador tiene un rol fundamental. Este profesional es el encargado de realizar el estado de flujo de efectivo, el cual proporciona información relevante que -junto a la aportada por los otros estados financieros- te ayuda a:

 

  • Evaluar la capacidad del negocio para generar flujos de dinero positivos, cumplir con sus obligaciones y repartir utilidades en efectivo.

  • Determinar sus necesidades de financiamiento.

  • Identificar los efectos producidos por el financiamiento e inversiones que involucran dinero en efectivo.

  • Prever si hay o habrá suficiente para cumplir con los objetivos planteados.

  • Evaluar la posibilidad de solicitar préstamos.

  •  

Si bien es cierto que los software contables modernos pueden ofrecer una gran cantidad de data relacionada con el flujo de efectivo, es el contador el que tiene los conocimientos y habilidades necesarias para analizar esta información.

 

Gracias a sus conocimientos y experiencia, puede asesorarte para optimizar los resultados y lograr que el balance sea positivo, anticipando riesgos y evitando problemas que solo un experto es capaz de identificar. Y tú ¿de qué manera monitoreas el flujo de efectivo en tu negocio?