Cómo emprender de manera productiva

Publicado por Nubox | 30 de octubre del 2018
Cómo emprender de manera productiva

Si bien es cierto que muchas ideas brillantes se han convertido en grandes negocios, emprender es mucho más que eso. La ejecución es igual o más importante que la propia idea, por lo cual este proceso también implicará el desarrollo de un plan de negocios, su correcto desarrollo y la utilización de herramientas adecuadas para potenciar el crecimiento.

Si te has preguntado ¿cómo hacer del emprendimiento una experiencia exitosa? Te aconsejamos que - primero que todo- consideres los siguientes aspectos como base: 

  1. Tener compromiso con el desafío de emprender.
  2. Planificar los pasos a seguir apoyándote en profesionales con experiencia, o utilizar metodologías que hayan sido testeadas con éxito.
  3. Quemar objetivos para que el negocio tenga un desarrollo sostenible y sólido en el tiempo.  Es decir, proponerse pequeñas metas que permitan mantener la motivación.

Luego de esto, lo ideal es que comprendas la necesidad de ser productivo para lograr el éxito de tu negocio. Pero, presta atención en este punto, ya que esto no significa estar ocupado constantemente o hacer muchas cosas a la vez.

Es normal que al inicio de tu aventura como emprendedor, tengas que ejecutar múltiples tareas pues tal vez no sea posible contratar a más trabajadores o definir los recursos con éxito. Sin embargo, es fundamental que no confundas el concepto, ya que ser productivo en realidad se define como la maximización del tiempo que dediquemos a nuestro negocio.

Por lo tanto, la productividad sólo se alcanzará una vez que apliquemos una metodología que nos ayude a tomar decisiones y lograr objetivos realistas.

Lee también: "Cómo convertir a tu pyme en una gran empresa"

 

Metodologías

Como ya tenemos claridad sobre el significado de "productividad" en el contexto de un emprendimiento, queremos recomendarte algunos métodos que sin duda te ayudarán a maximizarla: 

1. Método GTD (Getting Things Done) 

Esta metodología se basa en el principio de que todo individuo debe liberar su mente de las tareas pendientes y archivarlas en un lugar específico para retomarlas luego. La idea central de esta metodología es enfocarse en un proceso y no contaminarlo con otros, es decir,  hacer las tareas en el momento en que debemos, finalizarlas y luego adquirir nuevas responsabilidades.

Por ejemplo:

Imagina que, en el afán de hacer más atractivo y competitivo tu negocio,  diste con una idea para mejorar tu producto o servicio. Sin embargo, también te diste cuenta de que no es el momento de implementar dicha idea porque estás involucrado en otros quehaceres.

En este contexto, el método GTD plantea que puedes archivar ese concepto para que caiga en el olvido. Así facilitarás la finalización de las tareas mediante el enfoque específico y evitarás la desviación de aquellas actividades que no tienen relevancia en el mismo momento.

Si te estas preguntando ¿por qué vale la pena este método de trabajo? La respuesta es muy simple.  Y es que te permitirá ver la importancia de la tarea que estás realizando en un momento dado y no perder de vista aquellas que has guardado para el futuro.

2. Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades)

Esta metodología corresponde a un mapa estratégico que permite a la empresa establecer sus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (D.A.F.O), tal cual las cifras de su nombre lo presentan.  En resumidas cuentas, es a partir de este análisis, que la organización trazará estrategias para afrontar el futuro a corto, mediano y largo plazo.

El primer paso para hacer un análisis DAFO, es un diagnóstico que describa la situación actual de la organización y, posteriormente, las acciones que deben llevarse a cabo para mejorar la productividad.

Dicho esto, en el proceso de análisis interno, tendrás que identificar las debilidades y fortalezas de la organización, estudiando variables como los recursos humanos, las finanzas la estructura de la organización, marketing, etc.

Después, lo ideal es hacer un estudio del entorno empresarial y de aquellos factores que no dependen de la compañía, pero que pudieran afectarle de todos modos(amenazas), como la competencia y el mercado, por ejemplo.

El propósito final de este estudio será detectar oportunidades de negocio y posicionar a la empresa de forma sólida en un mercado tan competitivo como el actual, por eso recomendamos que si vas a planificar acciones para tu negocio, siempre consideres realizar un análisis DAFO.

3. SCRUM

SCRUM es un proceso de gestión que promueve la colaboración entre los equipos, con el objetivo de obtener mejores resultados en base al esfuerzo de cada parte involucrada en determinado proyecto.

Es particularmente útil cuando se necesita una reacción rápida ante la competencia, ya que el proyecto se ejecuta en ciclos cortos que pueden durar entre dos y cuatro semanas.

La idea de esta metodología es minimizar al máximo los riesgos considerando todos los requisitos de un proyecto.  Y esto se hará considerando en qué medida puede aportar cada parte del equipo para la obtención de los resultados deseados.

Emprender: mucho más que tener una idea

La ruta exitosa para el emprendimiento debe trazarse a través de una metodología que nos lleve a alcanzar la meta propuesta.

GTD, DAFO y SCRUM parten de la idea de generar un diagnóstico claro sobre nuestra situación actual, con el objetivo de identificar los obstáculos y aprovechar las oportunidades que nos ofrece el mercado para desarrollar nuestro negocio. Todo ello, considerando los esfuerzos grupales como eje de las estrategias.

Ahora que ya sabes el significado de la productividad dentro del contexto empresarial, no debes dejar de lado la importancia de los avances tecnológicos para alcanzarla rápidamente. La tecnología no sólo te permitirá ser más productivo, sino que también, diferenciarte de aquella competencia que no la utiliza como herramienta. 

Un ejemplo claro de esto, son los diferentes software administrativos que encontrarás hoy en día en el mercado, pues no sólo facilitan las labores financieras o el crecimiento sostenido, sino que lograrán una organización ejemplar de tu emprendimiento.

Valerte de herramientas como software de contabilidad, sistemas de remuneraciones y Factura Electrónica, de seguro optimizará tus procesos, disminuirá costos operativos y así también, el tiempo de respuesta que tengas hacia tus clientes.

Conoce aquí Factura Electrónica Nubox

Lee también: "Esto debes saber si contratas trabajadores con boleta de honorarios"