Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Operación Renta 2020: ¡absolutamente todo lo que necesitas saber!

Publicado por Nubox | 20 de febrero del 2020
Operación Renta 2020: ¡absolutamente todo lo que necesitas saber!

La Operación Renta 2020 representa una preocupación inmediata para las empresas y para aquellas personas que deben presentar sus declaraciones de renta.

Para los contadores es un desafío, debido a que el Servicio de Impuestos Internos (SII) ha hecho cambios y adiciones en algunos trámites; por lo tanto, es fundamental mantenerte actualizado y atento a cualquier variación.

Es muy importante que conozcas el significado de esta operación anual, sus plazos, multas y cada mínimo detalle que necesites para cumplir con los compromisos adquiridos con tus clientes.

 

Modernización Tributaria

 

La Operación Renta es una obligación para todos los chilenos y extranjeros que tengan domicilio o residencia en Chile; todos los contribuyentes —tanto personas jurídicas como naturales— deben cumplir con este deber.

Por eso, ahora vamos a profundizar sobre los conceptos necesarios para que comprendas este largo proceso.

 

¿Qué es la Declaración de Renta?

La Declaración de Renta es un proceso que se realiza anualmente —mediante el uso del formulario 22 (F22)— para que los contribuyentes, empresas y personas informen todos aquellos ingresos obtenidos durante el año anterior contable —por medio de la actividad económica que realizaron— para cumplir con las obligaciones tributarias que exige la ley.

Estos ingresos pueden ser obtenidos de dos maneras:

Hasta ahora conoces lo esencial, pero otro punto que debes considerar es que la Declaración de Renta no se realiza únicamente para pagar impuestos: también sirve para conocer si tienes una devolución a tu favor.

Cada mes, durante todo el año —en este caso el 2019— retuviste impuestos mensuales en la declaración del formulario 29, ya sea por pagos provisionales mensuales (PPM) o el impuesto único a los trabajadores —que equivale a una retención del 10% sobre actividades profesionales— correspondiente al Impuesto de Segunda Categoría —que a partir del año 2020 aumenta a 10,75%.

Estas retenciones, se acumulan durante el año tributario y, al declarar renta, son rebajadas del monto final a pagar, lo que puede ocasionar que no te corresponda pagar impuesto y, como mencionamos anteriormente, obtengas una devolución de dinero, la cual proviene de la diferencia existente entre lo acumulado y el monto reflejado en la declaración.

Por eso es esencial cumplir mensualmente —en el caso de las empresas— con la declaración del formulario 29 —correspondiente al IVA. A fin de cuentas, te puede generar un alivio al declarar renta.

Ahora bien, ya señalamos que cada año se realizan modificaciones a esta operación y es de gran importancia conocerlas para saber qué debes agregar, quitar o simplemente qué obligación cumplir.

Por este motivo, pasamos a contarte las novedades.

 

 

¿Qué novedades tiene la Operación Renta 2020?

La actualización e innovación en los procesos tributarios son cruciales para el desarrollo del país y su crecimiento económico.

Tienes que ver estas variaciones como algo positivo y no solo como un dolor de cabeza para la Operación Renta, ya que siempre están destinadas a mejorar el sistema.

Este nuevo año trae consigo algunos cambios, especialmente en las declaraciones juradas (DDJJ). Algunos de estos son:

  • se consideran 60 declaraciones juradas para este año —lo que implica el aumento de 3 declaraciones adicionales en comparación con el año anterior—, pero no debes presentarlas todas, solo las que correspondan a tu régimen tributario;
  • los trabajadores independientes están obligados a cotizar y, a partir de este año 2020, aumentará la retención gradualmente, comenzando con un 10,75% hasta llegar al 17% para el año 2028, es decir, se aumentará un 0,75% cada año;
  • se solicitará más información y antecedentes sobre intereses devengados en operaciones financieras como préstamos bancarios, específicamente en la DDJJ 1907;
  • hubo modificaciones en las declaraciones juradas 1822, 1887, 1894, 1902, 1907, 1913, 1922, 1926, 1932, 1937, 1940,1941, 1945 y 1946;
  • no deberán pagar impuestos adicionales aquellos empresarios que mantengan sus utilidades reinvertidas —para declarar y obtener este beneficio, se debe realizar la DDJJ 1822 para comprobar que se realizó la reinversión en el año correspondiente—;
  • se incorpora un nuevo asistente como ayuda para los contribuyentes que declaran por el Régimen de Renta Presunta;
  • las declaraciones juradas tendrán una nueva plataforma que facilitará el ingreso de la información correspondiente según el régimen tributario que hayas registrado al último año.
  •  

Además, este año trae un beneficio muy sustancial —proveniente de una iniciativa del gobierno— para las PyMEs que se han visto afectadas por el estallido social desde octubre de 2019: la obtención de la devolución del Impuesto a la Renta 2020 de manera anticipada.

Para acceder a este beneficio, debes cumplir con los siguientes requisitos:

 

  • ser micro, pequeña o mediana empresa (PyME);
  • ser contribuyente de Impuesto de Primera Categoría;
  • que tus ventas hayan experimentado una disminución de más del 10% en los meses de octubre o noviembre de 2019 con respecto al promedio de tus ventas en los últimos 12 meses anteriores.
  •  

Ahora bien, ¿cómo calcular la cantidad que vas a recibir por concepto de devolución? Fácil. Deberás promediar los PPM pagados en el año 2019 con el saldo a favor del F22 del 2018 (en UTM) más el saldo a favor del F22 del 2019 —igual en UTM— y dividir el resultado de la suma por 2.

Este anticipo debe ser declarado en el formulario 22 al realizar la Operación Renta 2020; la solicitud de este, se podrá hacer hasta el 28 de febrero de este año y solo en el sitio web del SII. Una vez solicitado este beneficio, obtendrás respuesta en un plazo máximo de 8 días hábiles.

Si alguno de tus clientes cumple con los requisitos, no dudes en mencionarle esta opción para que obtenga una liquidez a corto plazo que le permita salir de algunos problemas financieros.

Hasta el momento, estas son las modificaciones más importantes para este año, pero debes estar alerta por si surgen nuevas consideraciones.

Igualmente, recuerda que el plazo para presentar las primeras declaraciones juradas es hasta el 28 de febrero.

Continuando con los detalles de esta Operación Renta 2020, debes tener muy claro quién está obligado a declarar renta y, por supuesto, quién no. Existen ciertos criterios para considerar este ítem y que detallamos en la siguiente respuesta.

 

OR2020 - Capsula 1

 

 

¿Quién declara renta y quién no?

Según el régimen tributario chileno, la Declaración de Renta es obligatoria; pero existen excepciones dispuestas en la ley que aplican para algunas personas y que las eximen de cumplir con esta obligación tributaria.

Todas las empresas deben realizar la declaración anual, pero a las PyMEs se les han otorgado ciertos beneficios para disminuir su carga tributaria considerablemente y, en los casos de los pequeños comerciantes que desarrollan sus actividades económicas en la vía pública o de los mineros artesanales, estos se encuentran exentos de cumplir con esta obligación.

En cuanto a las personas naturales —con residencia o domicilio en Chile— que hayan obtenido un ingreso anual igual o inferior a $7.609.464, no se encuentran obligadas a declarar impuestos.

De igual forma, los trabajadores dependientes, jubilados o pensionados —categorizados en el Impuesto Único de Segunda Categoría— que no posean fuentes de ingresos adicionales a lo devengado por concepto de sueldos, salario o pensión, se encuentran exentos de cumplir con la obligación de este impuesto.

Por otra parte, están obligadas a declarar aquellas personas que ejercieron dos trabajos simultáneamente, emitieron boletas de honorarios, obtuvieron un ingreso anual que supera el tope estipulado en la ley, o aquellos que quieran optar por algún beneficio que corresponda a la devolución de impuestos.

Luego de aclarar los contribuyentes de la renta, te contaremos sobre qué declarar.

 

¿Qué se debe declarar?

La respuesta es muy simple: se declaran todos aquellos ingresos obtenidos en el año 2019, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, lo que implica una serie de consideraciones para lograr una Declaración de Renta exitosa.

Aquí, entra en juego el papel fundamental del contador, donde debe seleccionar, registrar y clasificar la información contable de manera adecuada para obtener un resultado acertado. Lo anterior, dado que los ingresos tienen que corresponder específicamente a tu actividad económica, al igual que los gastos.

Sumado a esto, se debe determinar el capital propio tributario con toda la información del balance de 8 columnas, para cumplir con la DDJJ 1847 —en caso que corresponda— y rellenar el campo requerido en el F22 con esta información. Mantener la contabilidad al día será de gran ayuda para esto.

Asimismo, debes tener mucho cuidado al momento de implementar beneficios, deducciones o exoneraciones que creas correspondientes a tu situación, para evitar que el SII pueda encontrar inconsistencias que traerán consigo consecuencias como la tediosa tarea de presentar la declaración rectificada.

Un registro erróneo o con información faltante puede ser motivo de rechazo o podría traer problemas a tu Declaración de Renta y, por ende, al impuesto que debes pagar. También, debes tener clara la clasificación de tus impuestos diferidos —si los tienes— y si influyen en la declaración de tu renta actual.

Poco a poco, vamos conociendo más sobre esta Operación Renta 2020 y una de las consideraciones más importantes para salir triunfante con tus obligaciones tributarias es conocer el calendario dispuesto por el SII para el cumplimiento de las declaraciones.

 

¿Cuáles son las fechas de la Operación Renta 2020?

Las primeras en la lista son las Declaraciones Juradas, las cuales deberán presentarse entre el 28 de febrero y el 1 de julio del presente año.

En cuanto al caso específico del Impuesto a la Renta, podrá ser declarado en el mes de abril y su fecha tope es el 30 de ese mes.

Por otro parte, las devoluciones —en caso de que correspondan— serán reintegradas desde el 11 hasta el 30 de mayo de 2020 —dependiendo de la fecha de presentación del F22.

Es fundamental cumplir con las fechas señaladas en este calendario, para evitar incurrir en multas y trámites molestos.

Según el SII, “todo impuesto que no se pague dentro del plazo legal se reajustará en el mismo porcentaje de aumento que haya experimentado el Índice de Precios al Consumidor (IPC), en el período comprendido entre el último día del segundo mes precedente a su vencimiento y el último día del segundo mes que precede al de su pago”.

Igualmente, establece que al impuesto reajustado se le irá aplicando una multa del 10% —si el retraso no supera los 5 meses— y progresivamente aumentará dependiendo del tiempo incurrido —sin exceder el 30% del impuesto adeudado. Esto, a su vez, incluye intereses por mora.

Por esta razón, hay que ser cuidadosos con el cumplimiento de estas obligaciones, ya que, como puedes apreciar, las sanciones representarán un valor considerable en el que deberá incurrir el tributario.

Con la automatización de los sistemas, se ha vuelto más sencilla la presentación de los diferentes impuestos al igual que los pagos en línea, evitándote largas filas para realizarlos. Así que, ¡no tienes excusa para no cumplir los plazos estipulados!

 

¿Cuáles son los canales disponibles para presentar la Declaración de Impuestos?

Siguiendo con la Declaración de Impuestos, el SII ha dispuesto los siguientes canales para presentarla:

 

  • en línea, mediante el sitio web de la institución. Debes estar registrado —o registrarte— y poseer una clave para acceder al portal;
  • en la oficina del SII, con todos los antecedentes que te pidan y donde sus funcionarios te ayudarán a realizar la Declaración de Renta 2020;
  • para las personas naturales con propuesta de devolución, el SII ha desarrollado una aplicación llamada e-Renta, que puedes descargar —de manera gratuita— en tu celular, logrando declarar de manera fácil y sencilla tu Impuesto a la Renta 2020.
  •  

Del mismo modo, puedes realizar el pago en el mismo sitio web del SII, pero, si eres más tradicional, también es válido hacerlo en bancos o instituciones recaudadoras que se encuentren autorizadas.

Como ya hemos indicado anteriormente, varios han sido los mecanismos implementados durante los últimos años para facilitar la Operación Renta, principalmente los relacionados a la sistematización de los procesos y la simplicidad para cumplir a tiempo las obligaciones.

Además, nos encontramos en la era tecnológica, y los softwares contables representan un aliado indiscutible para facilitar tu trabajo en la Declaración de Renta Anual.

Muchas empresas ya han implementado estos sistemas en sus operaciones diarias, lo que permite obtener información contable más rápida y ordenada —sin tanto papeleo— en una plataforma digital. Esto hace posible realizar el análisis correspondiente y corregir aquellos errores que pudieron ser ingresados de manera incorrecta.

Otra característica de estos programas contables es que tienen plantillas establecidas de las declaraciones juradas o simulaciones del Impuesto a la Renta, avance que proporciona un ahorro de tiempo considerable.

Es relevante que sepas aprovechar cada una de estas herramientas para no incurrir en sanciones ni retrasos en la entrega de tus declaraciones.

 

¿Con qué fin se realiza la aplicación de la Declaración de Renta?

Cabe destacar que la Operación Renta no es más que una herramienta aplicada por el gobierno —de casi todos los países— con la finalidad de recaudar fondos monetarios para seguir cumpliendo con sus obligaciones y planes de desarrollo para el país, donde los impuestos son un mecanismo muy importante para lograr estos objetivos. De ahí el énfasis en este impuesto tan importante todos los años.

Podemos decir que la Declaración de Renta se aplica a todas las actividades económicas —con algunas excepciones— y que las empresas están obligadas a declarar, mientras que las personas naturales pueden salir exentas de esta obligación, dependiendo de las condiciones en las que se encuentren sus ingresos.

Pero nos falta un punto fundamental, el régimen tributario.

Según el régimen donde estés acogido, se establecerá una base para el pago de los impuestos correspondientes a tu actividad económica. Pero no te preocupes, ahora responderemos a la pregunta que tal vez ya estás haciéndote.

 

OR2020 - Capsula 2

 

¿A cuál régimen tributario pertenezco?

Existen 4 tipos de regímenes tributarios y tú eliges —dependiendo del tipo de empresa— en cual se sostendrá el pago de tus tributos. Estos son:

  • Régimen de Renta Presunta: es aplicado sobre una suposición de ingresos para el pago de impuestos y normalmente se utiliza cuando no se lleva un control muy detallado de las operaciones de la empresa. Puede ser implementado por micro y pequeñas empresas dedicadas a las actividades agrícolas, de transporte y de minería.
  • Tributación simplificada: es aplicado para PyMEs y ofrece beneficios para que puedan disminuir sus obligaciones tributarias.
  • Renta Atribuida: es aquel aplicado a cualquier empresa que lleve una contabilidad completa, cuyas responsabilidades implicadas en el Impuesto de Primera Categoría sean atribuidas a los socios. Uno de sus mayores beneficios es la reducción de hasta un 50% de la Renta Líquida Imponible; por esta razón se recomienda para empresas que no tengan un nivel elevado de rentas.
  • Régimen Semi Integrado: en este régimen, al igual que el anterior, la empresa debe llevar una contabilidad completa, pero las responsabilidades recaen de carácter parcial en los socios. Se recomienda para aquellas empresas que desean invertir sus utilidades a largo plazo.
  •  

Para saber cuál es la mejor opción de régimen para tu empresa, tienes que realizar estudios, análisis y comparaciones de cada uno de ellos junto con la información de tu negocio. Establece cuáles son sus características, proyectos, desempeño económico y todos aquellos factores que puedan ser de importancia para considerar el pago de impuestos.

Asimismo, cada uno de estos regímenes deben presentar declaraciones juradas —diferentes, según el que escojas— y el SII debe estar informado sobre el régimen bajo el cual trabajará tu empresa para poder exigirte el impuesto correspondiente.

 

OR2020 - Capsula 7 (2)

 

¡Ya estás más preparado!

Bien, hasta este punto hemos abarcado casi todo lo referente a la Operación Renta 2020; es un tema extenso y que incluye una cantidad considerable de factores que se deben considerar.

Tal vez puede resultar algo abrumador procesar toda esta información, pero tómalo con calma y relájate, pues con esta fórmula lograrás excelentes resultados.

Recuerda que mantenerte informado de cada detalle hará la diferencia al momento de empezar la Operación Renta 2020; ¡demuestra que estás preparado!

No dejes pasar por alto fechas de presentación y de pago, pero sobre todo, ¡no esperes al último momento para realizar la declaración!

Adelántate y comienza tu planificación antes de tiempo.

Toma ciertas previsiones para evitar estresarte: mientras más organizado estés, ordenes tu tiempo, delegues tareas, optimices información y te apoyes en las herramientas tecnológicas, lograrás reducir la cantidad de trabajo y tendrás un desempeño excepcional en esta operación tributaria.

No olvides que no debes aceptar más trabajo del que puedes hacer. Este impuesto es de suma importancia para el sistema tributario y, en el caso de que seas contador, el cliente necesita toda tu atención para que su declaración sea exitosa. Cada caso es diferente, al igual que la aplicación de la ley según el tipo de contribuyente con el que estés trabajando.

Por último, lee mucho y mantente alerta a cada cambio o anuncio que sea emitido por el Servicio de Impuestos Internos.

Ya estamos cerca de la fecha y pueden ir surgiendo nuevas interrogantes sobre el proceso. Indaga y conócelas con anticipación para buscar soluciones antes de que se acumulen en el momento más fundamental.

Tu opinión nos importa, así que cuéntanos cómo han sido tus experiencias anteriores con la Declaración de Renta y cómo te preparas para este nuevo año.

Todo aporte es necesario. ¡No olvides dejarnos tu comentario si tienes alguna duda sobre la Operación Renta 2020!

 

Modernización Tributaria