Gestión Pymes: ¿cómo lograr un crecimiento sostenible?

Publicado por Nubox | 23 de octubre del 2019
Gestión Pymes: ¿cómo lograr un crecimiento sostenible?

En un mercado globalizado y dinámico como el actual, las Pymes tienen un doble desafío: posicionarse y crecer, aunque la competencia sea alta. Sin embargo, muy pocas lo logran: se estima que un 80% fracasa antes de los 3 años, y solo un 10% logra permanecer por una década.

Siendo así, es comprensible que el crecimiento sea un aspecto esquivo para las Pymes chilenas.  Según un estudio de la CEPAL, las pymes tienen una modesta participación del 7% en las ventas totales del país y muestran un crecimiento promedio anual de sus ventas de apenas el 4.9%. 

No obstante, el crecimiento sostenido no es imposible para las empresas de este segmento: solo es cosa de ordenarse. Con una buena gestión Pymes es posible aumentar la competitividad del negocio y lograr que se desarrolle a buen ritmo. Al respecto, hay algunos útiles consejos que vale la pena considerar:

 

Gestión de Negocio

 

Implementa un plan de crecimiento empresarial

Una empresa no puede saber hacia dónde va si no ha establecido objetivos claros; un norte a seguir que le permita gestionar sus recursos de manera óptima para alcanzarlo. Eso es, básicamente, un plan de crecimiento empresarial.

Hablamos de un documento que contiene los objetivos de tu empresa de cara al desarrollo y las estrategias para lograrlos. Es tan importante un plan de crecimiento empresarial que -junto con la falta de liderazgo, ausencia de controles y mala administración- constituye una de las principales causas del fracaso de las Pymes.

Esta hoja de ruta debe contener objetivos, pero no cualquiera: es importante que sean SMART:


  • Específicos (Specific).

  • Medibles (Measurable).

  • Alcanzables (Attainable)

  • Relevantes (Relevant).

  • En un tiempo definido (Timely).

 

El concepto central tras esta idea es que los objetivos sean reales, que a través de una buena planificación y gestión financiera puedas alcanzarlos.

En cuanto a las estrategias o acciones para lograr dichos objetivos, debes considerar el presupuesto a invertir, fechas de ejecución concretas y posibles problemas que te encontrarás en el camino. 

Lo ideal -al desarrollar este plan- es que te bases en estudios de mercado y demás datos que te permitan trabajar sobre un terreno más seguro, y que definas los KPI -o indicadores de rendimiento- necesarios para poder evaluar a lo largo del tiempo si se están logrando o no los objetivos.

 

Planificación y gestión financiera

Sin duda, la planificación y gestión financiera representa uno de los puntos más importantes a la hora de hablar de crecimiento sostenible y rentable, pues es determinante a la hora de tomar decisiones estratégicas.

En ese sentido, contar con información financiera confiable precisa y oportuna te permite tomar decisiones más sustentadas y acertadas frente a temas relacionados con inversión, ahorro y financiación. Además, te ayuda a obtener más fácil financiamiento de parte de instituciones financieras e inversionistas que revisan la contabilidad del negocio para decidir si es conveniente o no desembolsar dinero. 

Sumado a lo anterior, en la gestión Pymes la mala o nula planificación financiera es una gran debilidad porque te impide tener un manejo de recursos inteligente que se ajuste a las estrategias de crecimiento. Si planificas con más de lo que tienes, en algún momento no podrás continuar y todo esfuerzo previo habrá sido en vano.

Si deseas que tu negocio crezca, tienes que empezar por establecer un plan financiero  con metas económicas claras y estrategias para lograrlas, incluyendo todos los proyectos e inversiones que tu negocio realizará en el corto, mediano y largo plazo. Por supuesto, esto exige una gestión financiera de alto nivel, fundamentada en una contabilidad fidedigna y actualizada que te permita  explotar al máximo los recursos financieros del negocio. 

Tal vez eso implique externalizar la contabilidad y buscar asesoría financiera pues, tal y como lo señalan en el documento “Gestión Financiera para el Crecimiento Empresarial” -elaborado por el SENA Colombia- “las empresas que se sienten satisfechas cuando el empresario es también el contador, el financiero y el comercial al mismo tiempo, no pueden aspirar a crecer”.

Entre las acciones de control de gestión para Pymes en el ámbito financiero, debes darle especial relevancia al Flujo de Caja

En una publicación de la revista Observatorio de la Economía Latinoamericana, los autores evidencian que la falta de monitoreo del flujo de caja es -y ha sido- una de las principales causas del fracaso de las empresas, ya que generan problemas como la falta de liquidez y la necesidad de recurrir a sistemas de financiación con altos costos. 

Optimizar la gestión del flujo de caja de tu Pymes es uno de los pilares del crecimiento empresarial, algo en lo que un software especializado -o con funcionalidades afines- puede ser clave, ya que este tipo de herramientas permiten automatizar procesos y generar informes claros para analizar el comportamiento financiero de tu negocio.

 

Implementa un software gestión pymes 

Mientras años atrás la transformación digital era una opción atractiva para las empresas, hoy es un proceso necesario para mantenerse competitivas, especialmente considerando el gran nivel de digitalización y tecnologización del mercado.

¿Tu empresa ya inició un proceso de transformación digital? Una forma fácil y efectiva de comenzar es implementando un software gestión Pymes que, entre sus prestaciones, te permite administrar de forma eficiente las finanzas. 

Con un software gestión Pymes -como Emprende Nubox- podrás:


  • Emitir facturas electrónicas.
  • Gestionar y monitorear las ventas del negocio.
  • Realizar acciones de cobranza (agilizando el flujo de efectivo).
  • Obtener el detalle de documentos por cobrar vencidos y por vencer.
  • Contar con certificado digital gratuito.

 

Este tipo de herramientas es clave para el control de gestión para Pymes y las estrategias de crecimiento sostenible, porque si un buen manejo de las finanzas existen altas posibilidades de que la empresa se estanque e incluso quiebre. 

 

Gestión del talento humano 

Al final, las personas son el motor de cualquier empresa. Por lo tanto, tienes que implementar dos tipos de acciones orientadas a construir un equipo del más alto nivel y compromiso:

1. Proceso de selección centrado habilidades concretas

A la hora de buscar colaboradores, debes saber con claridad qué habilidades blandas y duras necesitas para alcanzar los objetivos de tu Pyme. En base a ello, puedes establecer un riguroso proceso de selección que te permita captar a ese perfil laboral específico que necesitas.

2. Fidelización de empleados

Una vez que cuentes con los trabajadores necesarios, tienes que implementar acciones para aumentar su compromiso y motivarlos a quedarse trabajando contigo. 

las posibilidades son variadas: hoy, los colaboradores valoran mucho otros beneficios como la flexibilidad horaria, un buen ambiente laboral, la posibilidad de crecer profesionalmente, la capacitación, etc. Trabaja en esto y podrás construir un “employer branding” de buena calidad, que no solo te ayude a retener a los empleados, sino también a atraer a los mejores profesionales a tu equipo.

Cuando tienes un buen equipo comprometido con la empresa, lograr los objetivos estratégicos de crecimiento es mucho más sencillo. Por supuesto, ese grupo de colaboradores necesita un óptimo liderazgo y que le comuniquen de forma eficiente qué y cuáles son sus responsabilidades concretas, qué se espera de ellos y a dónde pretende llegar la marca con su ayuda. 

En ese sentido, un buen consejo es que si no tienes buenas habilidades de comunicación y liderazgo, tienes que empezar a trabajar en ello.

Las Pymes son parte de un entorno en constante evolución y se mueven en mercados bastante dinámicos. Los cambios en las normativas, los nuevos modelos de negocio y las tecnologías de vanguardia pueden transformar las reglas del juego en cualquier momento, por lo que es recomendable que te mantengas actualizado, adoptes tecnologías y capacites constantemente a tus colaboradores.

Ahora, es momento de compartir opiniones: ¿qué otras formas de incentivar el crecimiento sostenido agregarías? ¿Cómo ha sido tu experiencia al respecto?

 

Nueva llamada a la acción