Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Estado de la Microempresa en Chile

Publicado por Nubox | 20 de junio del 2018
Estado de la Microempresa en Chile

Quizás tienes tu propio negocio, tu amigo lo tiene o incluso, alguien de tu familia está pensando en hacer una pronta entrada dentro del universo de los emprendedores. La realidad es que ya es un panorama que a todos nos parece familiar, ya que miles de personas han creado sus propias empresas para obtener mejores expectativas de vida y de ingresos.

La figura del jefe ha ido decayendo con el pasar de los años y, del mismo modo, ha aumentado la valoración del tiempo para desempeñar otro tipo de actividades. Requerimos de más momentos para disfrutar en familia, hacer deporte y distraernos, lo cual no solo se nota en nuestro diario vivir, sino que también lo dicen las estadísticas. Por ejemplo: ¿sabías que en Chile hay unos 2 millones de emprendedores?

El dinamismo que los emprendedores entregan al sector empresarial es sin dudas un aporte hacia el equilibrio y el funcionamiento del mercado, pero también debemos admitir que es un sector que incluso hoy sigue manteniendo carencias y desafíos.

Chile está en deuda con respecto a materias de inclusión financiera, como así también, en materia de cotizaciones de salud, pensión y capacitación administrativa. Lo bueno es que se están generando instancias donde tanto los emprendedores, como los actores estatales pueden compartir ideas. Por ejemplo, hace unas pocas semanas se llevó a cabo el Encuentro Anual de Microempresarios Enamype 2018, donde, entre otras cosas, se definieron algunos lineamientos a seguir en materia tributaria para los próximos años.

 

¿Qué dicen las estadísticas?

El informe de microfinanzas de Chile corresponde a una de las estadísticas más recientes sobre el estado de la microempresa en Chile. En tal investigación se estimó que contamos con 1.865.860 emprendedores y que, además, dentro de este grupo hay unas 709.933 mujeres. ¿Un número no menor, cierto?

 

Lee también: "El informe de Microfinanzas de Chile"

 

Esto quiere decir que aproximadamente el 24% de nuestra fuerza laboral, corresponde al trabajo que realizan los microempresarios y prepárense, porque los números también muestran que a pesar de las limitantes que se le presentan a quienes emprenden, la mayoría de ellos no volvería a ser asalariado bajo ninguna premisa. De hecho, según los datos recopilados, un 56% de los encuestados no volvería a trabajar bajo una jefatura, aunque sea por un sueldo mejor.

Otro dato interesante es que los emprendedores de Chile son mayoritariamente mayores de 45 años y ya llevan unos 10 años en el rumbo. Si lo llevamos a los números, esto querría decir que un 67% de la población de microempresarios se encuentra en el rango etario que nombramos anteriormente y que un 44% de ellos, es emprendedor desde hace aproximadamente 10 años. Eso sí, es probable que esto cambie en un par de años, ya que de seguro también has visto a muchos jóvenes con ideas para desarrollar su propio negocio.

Y aquí viene una parte importante, porque en materias de salud, AFP y capacitación, los emprendedores están en números rojos. Un 52% de los encuestados no se encuentra afiliado al sistema de salud, un 69% no cotiza en una AFP y más del 70% no ha recibido capacitaciones para mejorar las gestiones de su negocio.

 

¿Qué te recomendamos nosotros?

Que le des una vuelta a los asuntos de pensión y salud. Si bien sabemos que actualmente no existen políticas públicas que se adapten a la realidad de los emprendedores en este sentido, los incentivamos e invitamos a que tomen las riendas y lo mantengan presente. Tener tu propio negocio es una genial idea, pero también lo es mirar a futuro considerando los aspectos necesarios para mantener una buena calidad de vida.

 

Lee también: “Cómo administrar el flujo de dinero en tu PYME”

Promociones para la Pyme

 

¡Quiero ser microempresario!

Tal vez estás leyendo este artículo para tantear el terreno antes de entrar al universo de los emprendedores y, si es así, te invitamos a poner atención a partir de este momento, ya que vamos a entregarte los pasos que debes considerar antes de iniciar tu propio negocio. Ojo que, si ya cuentas con él, también puedes leer con atención esta parte y asegurarte de que no haberte saltado ninguna etapa importante.

Una preparación adecuada puede sonar simple, pero la verdad es que requiere de un esfuerzo estratégico que hará la diferencia al momento de operar el negocio.

1) Una idea:  he aquí la base de los emprendimientos exitosos. Lo ideal es que pienses en una idea que actualmente no exista en tu país o algo existente, pero que puedes mejorar mediante otro tratamiento.

2) Experiencia: lo esperable es que el o la fundadora del negocio cuente con experiencia en el área en la cual quiere desempeñarse y, si no la tiene, idealmente debe capacitarse antes de poner en marcha su negocio. Por ejemplo, si vas a vender pan artesanal, podrías tomar algunos cursos que te ayuden a optimizar el proceso. Lo mismo si decides hacer un negocio de productos importados, ya que, en ese caso, tendrías que hacer un vasto análisis sobre la calidad de tus productos en relación a los existentes que cumplen las mismas funciones.

3) Determinación, perseverancia y confianza: esto es simple; ya sólo quienes tienen visión a futuro y fe en si mismos, podrán transformar los obstáculos en herramientas para lograr sus objetivos.

4) Plan de negocio:  un plan de negocios es la biblia para instaurar tu propio emprendimiento. Debes considerar que sea una guía adaptable, que incluya continuamente las últimas novedades y que te permita un enfoque a la detección de problemas.

5) Control financiero: aquí vamos a comentarte sobre la importancia de tener fondos de reserva, porque a pesar de lo positivo que seas, a veces el éxito tarda en llegar y queremos que tu negocio siga en pie para cuando eso suceda. No es necesario que cuentes con un fondo millonario, pero calcula una reserva que pueda entregarte cierta holgura para reaccionar ante un escenario poco prometedor.

6) Concepto de Marketing: es vital que emplees la estructura del Marketing para dar a conocer tu idea de negocio y captar posibles consumidores. Hay un montón de bibliografía con la cual puedes apoyarte (tanto en internet como en librerías) para que puedas determinar un tipo de comprador y generar la mejor estrategia para tomar oportunidades de negocio.

7) Ventajas Competitivas: recomendamos que analices tu ventaja competitiva antes de implementar tu negocio y que, del mismo modo, estés atento a los movimientos de la competencia una vez que lo hayas puesto en marcha.

8) Apoyo a la gestión (¡esto es importantísimo!): asegúrate de solicitar apoyo en las diferentes labores de gestión y de contar con profesionales en el área de la contabilidad financiera, las leyes tributarias y otras materias. No es común que todos manejemos tales conceptos, por lo mismo, también existen una serie de softwares que también pueden ayudarte a optimizar y agilizar la gestión de tu Pyme. Ejemplo de esto son los softwares de contabilidad, factura electrónica e incluso remuneraciones.

9) Cooperación: asóciate con alguien que complemente tus capacidades.

10) Estructura clara: una empresa exitosa tiene una estructura clara y sabe exactamente cuál es su misión y su visión. Te aseguramos que tener una estructura clara permitirá que tu empresa crezca de forma más rápida y eficiente.

 

Ahora queremos hablarte de una cosa más, y es sobre la importancia de la contabilidad para los microempresarios:

 

Para una Pyme, un contador es una figura clave y un gran aliado comercial, ya que es un potencial asesor y consejero en asuntos de negocio, alguien con quien conviene sembrar confianza y una relación estratégica.

Los contadores acompañan en el proceso de networking a las empresas, para así establecer una simbiosis entre las organizaciones, y aprovechar el espacio preparado para compartir contactos y construir relaciones.
Además, conocen la legislación necesaria, prevén situaciones de riesgo en cuanto a finanzas, y calculan los valores que debes cancelar en cuanto a impuestos, por lo tanto, pueden ayudarte a evitar unas cuantas multas por desconocimiento.

 

En cambio, si prefieres manejar la contabilidad de tu empresa por tu propia cuenta, también detallamos los aspectos que no puedes dejar de lado:

- Contabilizar todas las operaciones del día (ingresos, egresos, proveedores, etc).

- Hacer un balance diario o semanalmente, estableciendo una medición de ingresos y gastos.

- Inventariar productos e insumos.

- Llevar un control de los servicios básicos que utilizas (agua, luz, internet, teléfono, etc).

- Preparar libros de compra, venta, calcular impuestos y hacer la declaración.

 

Lee también: “Cómo iniciar actividades en el SII”