Suscribirme al Blog

¿Cómo hacer un discurso de ventas ganador? ¡Descúbrelo aquí!

Publicado por Nubox | 7 de julio del 2020
¿Cómo hacer un discurso de ventas ganador? ¡Descúbrelo aquí!

Saber cómo hacer un discurso de ventas cautivante, persuasivo y ganador es clave para ampliar la cartera de clientes de tu negocio y, en consecuencia, impulsar su rentabilidad.

Transmitir un mensaje certero y estratégico a tus potenciales clientes en el momento cumbre incrementará la tasa de conversión e, incluso, te permitirá optimizar el tiempo y el dinero.

De nada vale invertir una gran cantidad de recursos y esfuerzos en el proceso de atracción del usuario si —al momento del cierre— el discurso es defectuoso y, debido a ello, no se desarrolla el contrato o acuerdo comercial.

En las próximas líneas compartiremos 7 consejos fundamentales sobre cómo hacer un discurso de ventas sólido y efectivo que permita obtener como respuesta el anhelado “sí”.

¡Acompáñanos! 

 

1. Establece un tono de voz

En el mundo de la comunicación, el marketing y la publicidad, el tono de voz es un importante elemento estratégico que hace referencia a la forma en que se expresa una marca de acuerdo a su entorno y sus objetivos.

En líneas generales, la “voz” de una marca siempre debe ser la misma, pues eso le permite adquirir una personalidad, ser identificable y generar empatía entre su público objetivo.

A la hora de realizar un discurso de ventas, este principio aplica a la perfección. Con base en las características del potencial cliente, define de qué manera te expresarás durante todo el discurso para ser coherente, genuino y generar una conexión.

El tono de voz puede ser formal, básico, especializado, coloquial, amigable, cercano o sumamente respetuoso, entre otros tipos. Lo importante es recordar que todo depende del perfil del lead.

 

2. Evoca sentimientos

Siempre que se piensa en cómo hacer un discurso, independientemente de si es de ventas u otra índole, es importante tomar en cuenta la emotividad.

Solo lograrás captar la atención del receptor —y transmitir tu mensaje con efectividad— si tocas sus sentimientos y su fibra humana, lo que además genera confianza y proximidad.

Frases como “juntos podemos lograrlo” y hablar de “sueños” en vez de “objetivos”, puede ayudar a evocar sentimientos. 

 

3. Incluye pruebas

Ser cautivante y motivador es un arma poderosa, pero sirve de poco si no se ofrecen pruebas y conclusiones sólidas sobre la conveniencia de un determinado producto o servicio.

Tomando en cuenta esto, en tu argumentación incluye investigaciones y estadísticas sólidas que respalden tus afirmaciones sobre las potencialidades de tu negocio y su oferta comercial.

Asimismo, los casos de éxito de clientes que ya hayan trabajado con tu empresa o utilizado sus servicios o bienes son muy valiosos y útiles para apoyar tu discurso.

 

De interés: ¡Aprende todo sobre la gestión empresarial! ¡La Guía Definitiva!

 

4. Establece comparaciones

Suele decirse que las comparaciones son odiosas, pero realmente este principio no aplica en el mundo de las ventas, sobre todo cuando se trata de un discurso que busca concretar un acuerdo comercial.

Las comparaciones son un argumento sólido y real de las potencialidades de una determinada oferta comercial.

Por ejemplo, si tus productos o servicios se basan en las tecnologías, compáralos con sistemas, softwares y soluciones de años recientes para destacar sus virtudes, capacidades y elementos de innovación.

 

5. Sé relevante

Este consejo parece obvio. Sin embargo, muchas veces es dejado a un lado durante los discursos de ventas.

Ser relevante no es, simplemente, resaltar las cualidades de una determinada oferta comercial. En efecto, un mensaje relevante es aquel que está orientado a las necesidades, problemas y características particulares del cliente potencial.

En otras palabras, en vez de centrarte únicamente en las bondades de tus servicios o productos, explica al cliente cómo las mismas lo ayudarán a mejorar sus tareas específicas o resolverán problemáticas concretas que afronta en la actualidad.

 

6. Piensa en las preguntas de tu cliente y respóndelas

El protagonista de tu discurso debe ser el potencial cliente: con cada argumentación y frase que compartas, este tiene que sentirse identificado y satisfecho.

Por esta razón, antes de desarrollar la “anatomía” de tu discurso de ventas, resulta clave que identifiques cuáles son esas preguntas o dudas claves que puede tener el usuario y te enfoques en responderlas a lo largo del discurso.

Desde luego, también debes estar preparado para responder cualquier duda o planteamiento adicional del lead.

 

7. No precipites la oferta

Aunque el lead o contacto comercial parezca estar muy interesado, no des el éxito por sentado ni te apresures a realizar la oferta comercial sin antes aclarar preguntas claves y cautivar al potencial cliente.

Al contrario, desarrolla todos los puntos que habías planificado, manteniendo el enfoque en las necesidades particulares del usuario y en la forma en que tus productos o servicios pueden suplirlas.

Adicionalmente, detalla todos aquellos valores agregados que ofrece tu negocio —en cuanto a servicio posventa, interacciones y atención— para que el lead realmente tenga una perspectiva de lo que representará establecer un acuerdo comercial y los beneficios que puede obtener por medio del mismo.

Por supuesto, como mencionamos líneas atrás, no olvides ser cautivante, persuasivo e inspirador, yendo más allá del típico mensaje que resalta las bondades de un determinado producto en comparación con sus competencias.

Solo después de que cumplas con estas etapas, realiza una oferta comercial concreta orientada a cerrar la venta.

¡Eso es todo! Si leíste hasta aquí, ya sabes cuáles son los aspectos clave sobre cómo hacer un discurso de ventas ganador. Además, para retener y fidelizar aquellos clientes que atraigas, cuida muy bien los diferentes puntos de interacción con tu negocio.

Principalmente, garantiza que la experiencia de compra sea excelente, implementando tecnologías como los sistemas de facturación que hacen más transparentes, ágiles y eficientes los procesos de cobro. En general, estas soluciones optimizan la gestión de documentos como las facturas electrónicas y los procesos tributarios en sí.

Nueva llamada a la acción

¿Este artículo cumplió con tus expectativas? Diariamente, producimos materiales tan interesantes y útiles como este, así que ¡no dudes en suscribirte a nuestro newsletter semanal!