<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719939494918793&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué es el feriado progresivo?

Publicado por Nubox

La legislación chilena contempla varios beneficios, que algunas veces son desconocidos por los empleadores y los mismos trabajadores. El personal tiene derecho a vacaciones, ciertos permisos administrativos y varias otras prestaciones a las que se puede acoger, y una de ellas es el feriado progresivo. 

Respetar estos beneficios y derechos de los colaboradores son deber del empleador, así como también el hacer las gestiones necesarias a nivel administrativo para que sus trabajadores puedan aprovecharlos.

¿Qué es el feriado progresivo?

De acuerdo al Código del Trabajo, todo colaborador con diez años de trabajo (para uno o más empleadores), continuos o no, tendrá derecho a un día adicional de feriado por cada tres nuevos años trabajados. Pero, ¿qué significa esto?

La Dirección del Trabajo explica que, para tener derecho a un día feriado progresivo, el empleado debe:

  • Formar una base de 10 años, que la puede constituir con años trabajados para su actual empleador o para otros anteriores.
  • Haber trabajado para su actual empleador tres nuevos años.
  • Para acogerse a otro día de feriado progresivo, debe continuar prestando servicios a su actual empleador durante tres años más.

Lee también: "Cómo programar vacaciones de funcionarios en una Pyme"

Un ejemplo práctico

Para entender mejor cómo se calcula este beneficio y qué debe hacer el trabajador para solicitarlo, pondremos un caso práctico. 

Todo empleado cuenta con 15 días hábiles de vacaciones que contempla la legislación chilena, luego de cada año trabajado. En el caso de Pedro, que tiene 10 años trabajando de forma dependiente para distintas empresas, tuvo cada año este beneficio. 

Sin embargo, cuando cumplió tres años de servicio con su último empleador, Pedro había acumulado 13 años de cotizaciones previsionales como trabajador dependiente. 

Esto significa que podía acogerse al feriado progresivo, es decir, que la ley le entrega el derecho a recibir un día más de vacaciones

Sin embargo, la empresa para la cual Pedro trabaja actualmente no posee los registros correspondientes a esos 10 años, pues solo le ha correspondido pagar las cotizaciones previsionales de Pedro durante los 36 meses que ha trabajado ahí. Por lo mismo, el colaborador debe entregarle un registro de las cotizaciones anteriores al área de Recursos Humanos de la compañía. Pero, ¿cómo lo debe hacer?

Para acceder a este beneficio, es necesario que Pedro solicite en su AFP o en el Instituto de Normalización Previsional un Certificado por Vacaciones Progresivas.

Con este documento, la AFP de Pedro certificó la cantidad de meses cotizados en el sistema previsional que fueron declarados por sus empleadores, sin considerar aquellos meses en que Pedro trabajó como independiente. 

De esta forma, el departamento de Recursos Humanos de la empresa pudo procesar el beneficio y pagarlo, pues Pedro cumplía con todos los requisitos que exige el Código del Trabajo, los cuales son:

  • Cumplir 13 años de cotizaciones continuos o discontinuos, con uno o más empleadores.
  • Que los últimos tres años cotizados sean con el actual empleador.
  • Ser trabajador dependiente del sistema privado.

Así, la empresa de Pedro tomó nota del certificado, y el empleado pudo acogerse a 16 días de vacaciones. 

¿Se pierden los beneficios de feriado progresivo? 

Todos los trabajadores dependientes pueden acogerse a este beneficio, siempre y cuando hayan trabajado tres años de manera ininterrumpida con el mismo empleador. Al mismo tiempo, este derecho es acumulable siempre y cuando los trabajadores continúen trabajando para la misma empresa.

Volvamos al caso de Pedro

Él continuó trabajando en la misma empresa seis años más, por lo que acumuló tres días de feriado progresivo de manera consecutiva, uno por cada tres años en la empresa.  Para cuando Pedro decidió cambiarse de empleador, tenía derecho a solicitar 18 días de vacaciones. 

El panorama cambió cuando Pedro dejó la empresa e ingresó a trabajar en otra compañía. Aunque acumulaba ya 19 años de cotizaciones previsionales como trabajador dependiente, ya no podía acogerse al feriado progresivo del que disfrutaba antes. 

Si un trabajador cambia de empleador, pierde esos días ganados, pero no pierde el derecho a volver a tenerlos. 

Pedro ya no contaba con esos días acumulados, por lo que se acogió a los 15 días de vacaciones legales hasta que cumplió tres años de trabajo con su nueva empresa. Solo entonces pudo solicitar el beneficio con su nuevo empleador, quien le exigió acreditar sus años de cotizaciones. 

Súbete a -Remuneraciones Nubox-

¿Quién se hace cargo del beneficio?

El empleador debe pagar este tipo de prestaciones. Aunque el feriado progresivo es un derecho de cualquier profesional que trabaje para el sector privado, es responsabilidad de este el presentar la documentación a su empleador, y es el deber de la AFP o el Instituto de Normalización Previsional contar con estos registros para ponerlos a disposición del empleador.

No es necesario que el empleado haya acumulado 10 años de cotizaciones previsionales de manera ininterrumpida. Sin embargo, debe tener en cuenta que, a la fecha el sistema de previsión sólo considera el tiempo en el que ha cotizado como trabajador dependiente.  Aunque el empleado haya cotizado en su fondo de pensiones en calidad de trabajador independiente, la ley no considera aquellos meses dentro del cálculo.