<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1719939494918793&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Qué es el seguro de Cesantía y quién lo paga

Publicado por Ana Zúñiga | 28 de agosto del 2018
Qué es el seguro de Cesantía y quién lo paga

Al hablar de remuneraciones, también hablaremos de los descuentos que actualmente se le aplican al sueldo bruto o al imponible. De seguro has escuchado hablar de las cotizaciones previsionales (AFP o INP), las cotizaciones de Salud (Isapre o Fonasa), los aportes previsionales voluntarios (APV) y el Seguro de Cesantía (AFC) que, muchas veces por desconocimiento, es pasado por alto por parte de las empresas contratantes.

Si eres empresario, emprendedor, o Pyme y tienes colaboradores que trabajan para tu negocio, queremos apoyarte para que conozcas quién debe pagar este seguro, por qué debe hacerlo y las reglas establecidas en la Ley en cuanto a ello. En cambio, si eres trabajador, podrás obtener información general sobre este backup y la mejor forma de gestionarlo si es que se presenta la oportunidad.

En líneas generales,  es un seguro cuyo dinero se acumula en una cuenta llamada Cuenta Individual por Cesantía, que -a partir del 2002- AFC Chile abre automáticamente para cada afiliado, una vez que el empleador los informa (eso sí, en el caso de que un trabajador cuente con un contrato anterior a esa fecha, deberá acudir de manera independiente a las oficinas de la AFC e inscribirse).

Todos los trabajadores que cuenten con un contrato indefinido tendrán acceso a estos fondos de respaldo cuyo porcentaje corresponde al 0.6% retenido desde la remuneración imponible y al 2,4% restante, que corre por cuenta de la empresa contratante.

En cambio, si el colaborador de la empresa cuenta con un contrato a plazo fijo, por obra o servicios, no habrá porcentaje que salga del sueldo imponible, sino que es el mismo empleador quien debe correr con el 3% de la remuneración del empleado.

En resumen:

Para contratos indefinidos:

  • 1) Aporte del trabajador: 0,6% de su remuneración imponible.
  • 2) Aporte del empleador: 2,4% de la remuneración imponible del trabajador (1,6% va a la cuenta individual por cesantía y el resto al Fondo de Cesantía Solidario).

Para contratos a plazo fijo:

  • 1) Aporte del trabajador: ninguno.
  • 2) Aporte del empleador: 3% de la remuneración imponible del trabajador (2,8% va a la cuenta individual por cesantía y el resto al Fondo de Cesantía Solidario).

 

Lee también: " Cómo calcular las remuneraciones en Chile"

 

¿Cómo se ocupa?

Cuando un trabajador queda cesante, tiene derecho a retirar el dinero acumulado en su cuenta mediante giros mensuales según el porcentaje de remuneración; y, de ser necesario, podrá también recurrir al Fondo de Cesantía Solidario, que está conformado con aportes de los empleadores y del Estado.

Además, el Seguro de Cesantía cubrirá beneficios de salud, Asignación Familiar, Becas de capacitación y acceso a la Bolsa Nacional de Empleo (BNE).

En este proceso, cada persona tendrá que acreditar su cesantía mediante un finiquito, la carta de despido, la carta de renuncia, el acta de comparendo ante la Inspección del Trabajo, un certificado de la Inspección del Trabajo o una sentencia judicial, según corresponda.

Otra forma de solicitarlo es mostrando las cotizaciones, desde la fecha de afiliación o desde la fecha de cobro del último giro registrado en su cuenta individual. Seis cotizaciones, en el caso de haber estado contratado a plazo fijo y doce cotizaciones, en el caso de haber contado con contrato indefinido.

Finalmente, vale considerar que, si un trabajador es desvinculado de su empresa, el empleador tiene la obligación de pagarle una indemnización por años de servicio (con un tope de 11 años), completamente aparte al monto que haya depositado durante el tiempo que duró el contrato laboral, en la AFC.

Sin embargo, a esta indemnización por años de servicio se descuentan los aportes hechos por el empleador a la cuenta individual por cesantía del trabajador. Es decir, los aportes del empleador al seguro de cesantía del trabajador permiten rebajar el monto de la indemnización por años de servicio que el empleador debe pagar al trabajador cuando pone término al contrato de trabajo por la causal necesidades de la empresa

 

Algunos datos extra que desconocías sobre este seguro…

  • Los recursos acumulados en la cuenta individual son únicamente propiedad del afiliado.
  • Si el trabajador fallece, los recursos acumulados en su cuenta personal, podrán ser reasignados a la persona que él determine.
  • No debes pagar ningún tipo de impuesto al momento de retirar el dinero de tu seguro de cesantía desde la cuenta personal.
  • Si el trabajador nunca queda cesante, podrá traspasar parte o la totalidad del dinero acumulado en su cuenta individual de la AFP.
  • Una vez que el trabajador se jubile, podrá retirar en un solo giro todos los fondos ahorrados en la AFC.
  • Si un trabajador no cuenta con suficientes fondos en su cuenta individual, el Fondo de Cesantía Solidario lo apoyará en el financiamiento de beneficios mínimos establecidos como un porcentaje de la remuneración promedio del trabajador.

 

¿Quién NO tiene derecho al Seguro de Cesantía?

A este seguro no tienen derecho:

  1. Empleados públicos.
  2. Funcionarios de las Fuerzas Armadas.
  3. Trabajadores independientes.
  4. Menores de 18 años.
  5. Trabajadoras de casa particular.
  6. Trabajadores con contrato de aprendizaje.

 

Si aún te quedó alguna duda, siempre podrás encontrar información actualizada sobre el Seguro de Cesantía en las siguientes fuentes:

· Ley N°20.440.

· Decreto N°91, de 2009, que regula el artículo 25 bis de la Ley N°19.728.

· Decreto N°49, de 2002.

· Decreto N°250, de 2009.

· Ley Nº19.728 que establece un seguro de desempleo.

· Ley N°20.829 que modifica el seguro de cesantía de la Ley N°19.728.

 

Lee también: "Tipos de sistemas de remuneraciones en Chile"