¿Qué es el bono de producción y cómo calcularlo?

Karen Pastén

Escrito por Karen Pastén

Ingeniera en Información y Control de Gestión. Cuento con un Diplomado en Desarrollo de Personas y Organizaciones. Tengo más de 10 de años de experiencia liderando el proceso de remuneraciones en empresas del sector retail y tecnológica.

Author's LinkedIn
Índice de contenidos

El bono de producción - también conocido como bono de productividad - destaca entre los instrumentos de compensación económica más utilizados por las empresas, con la finalidad de incentivar a los empleados.

Desde la perspectiva del trabajador, las bonificaciones contribuyen a aumentar los ingresos disponibles y el nivel de compromiso con la organización; mientras que para el empleador supone mayor productividad y la satisfacción del equipo de trabajo.

Estas pueden satisfacer necesidades específicas (alimentación, útiles escolares), reconocer logros (ventas, desempeño), o atender el cumplimiento de valores propios de la empresa, entre otros objetivos.

En las siguientes líneas, profundizaremos en la compensación bajo el modelo de bono de producción y sus alcances e implicaciones.

En general, ¿Qué es un bono y cómo pactarlo voluntariamente?

En términos generales, un bono es un beneficio remuneracional que recibe el trabajador. Se trata de un monto adicional al que fue estipulado como sueldo base por la prestación de un determinado servicio o el ejercicio de una función.

Al momento de pactar bonificaciones, se debe tener en cuenta la legislación laboral vigente en el país donde se celebra el contrato. Por ejemplo, en el caso de Chile, los bonos son considerados haberes imponibles.

Los haberes imponibles son los ingresos percibidos por concepto de sueldo y remuneraciones, sujetos a diferentes cotizaciones previsionales. Entre ellas destacan: sueldo, sobresueldo, comisiones participaciones y otros. 

De acuerdo con la Dirección del Trabajo (DT), un bono es una remuneración imponible que puede ser pactada voluntariamente entre las partes (trabajador - empresa), en contrato individual o colectivo.

Esta contraprestación en dinero, destinada a incentivar un aspecto de la relación laboral (productividad, puntualidad, antigüedad), será adjudicada siempre y cuando se cumplan los requisitos acordados por las partes para este efecto.  

No obstante, también es posible que el empleador emita bonos, sin que estos hayan sido acordados, como una forma de agradecer a los trabajadores por su esfuerzo y generar mayor motivación.

Específicamente, ¿Qué es bono de producción?

Se entiende por bono de producción o de productividad a la remuneración adicional recibida por el trabajador cuando alcanza o supera las metas de desempeño establecidas por la organización, como parte de su plan de crecimiento.

El bono de producción puede adjudicarse en reconocimiento al desempeño individual del empleado, al esfuerzo grupal o al cumplimiento de objetivos empresariales macro (por ejemplo, incrementar las ventas un 20%).

Como otros compromisos financieros, la inclusión de un bono de producción en los beneficios laborales de los trabajadores debe planificarse con antelación, tomando en cuentas factores como sueldo líquido y periodicidad de la remuneración.

La periodicidad implica establecer cada cuánto tiempo el trabajador recibirá la bonificación, siendo las más utilizadas mensual, trimestral (cada 3 meses), semestral (cada 6 meses) y anual. Aunque esto no descarta otros lapsos de tiempo.  

Otro factor importante a considerar es la legislación laboral vigente: al igual que remuneraciones como horas extras, comisiones, participaciones, gratificaciones, semana corrida y bonos de otra índole, es de carácter imponible y, además, impactará la renta total del empleado.

No olvides que debe estipularse con claridad cuáles serán los parámetros de la evaluación y el monto del bono de producción. También es esencial que las metas propuestas estén alineadas con el plan de acción de la empresa y sus valores.

Es preciso que el bono de producción esté concatenado con misiones, tareas y metas claves tanto para el desarrollo del profesional involucrado y su equipo (departamento), como para el crecimiento de la organización.  

¿Cómo puedes calcular y liquidar este beneficio?

Vale la pena destacar que las bonificaciones pactadas en el contrato pasan a formar parte del sueldo bruto y de los haberes imponibles, por lo que tendrán que ser tomados en cuenta en otros cálculos, como el del sueldo líquido e, incluso, el finiquito en caso de la culminación de la relación contractual.

Estas alteraciones pueden complicar un poco las tareas administrativas, afortunadamente existen softwares especializados en remuneraciones capaces de simplificar el proceso, mediante la automatización.

Con estos sistemas, creas fichas de tus funcionarios en las cuales incluyes todas las compensaciones, incluyendo el bono de producción, para luego automatizar la liquidación de sueldo considerando todos estos elementos.

En la solución, podrás registrar el monto recurrente asociado al bono o su porcentaje de equivalencia, como, por ejemplo, el 10% del sueldo bruto mensual.

Accede gratis a este Kit de Remuneraciones
Accede gratis a este Kit de Remuneraciones

Accede gratis a este Kit de Remuneraciones

Beneficios del bono de producción

Tal y como te señalamos al principio, la entrega del bono de producción supone diferentes beneficios para los trabajadores y la empresa, tales como el aumento de los ingresos para los empleados y una mayor eficiencia en la organización.

De la misma forma, esta práctica estimula el compromiso de los trabajadores con la empresa, generando un estado de satisfacción, dado que los esfuerzos son debidamente reconocidos por el empleador.

Desde el punto de vista individual, el bono de producción estimula la sana competencia entre los trabajadores y el reconocimiento a las competencias y habilidades profesionales propias de cada individuo.

Por otra parte, al trabajar con base en objetivos grupales o específicos de la empresa, se refuerza el espíritu de equipo, la coordinación de los esfuerzos, el sentido de pertenencia a la organización y el buen clima laboral.

El bono de producción igualmente permite identificar los trabajadores más eficientes (si buscas indicadores para ascensos y aumentos salariales); y promueve la retención del talento en la empresa.

Para principiantes y profesionales de otras compañías, el bono de producción puede ser el factor decisivo que los motive a aceptar una propuesta de tu empresa. Por esta y otras razones, no debes descartar el valor de las bonificaciones.

Ahora que conoces más sobre qué es y cómo calcular el bono de producción, suscríbete a nuestra Newsletter y mantente al día con los mejores artículos sobre el mundo empresarial, especialmente en el ámbito de remuneraciones y gestión de nómina.

+15.000 emprendedores reciben cada semana información sobre cómo hacer crecer su negocio.

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor