Cómo instalar un certificado digital y no morir en el intento

Publicado por Nubox | 15 de junio del 2020
Cómo instalar un certificado digital y no morir en el intento

En pocas palabras, el certificado digital es la versión electrónica de tu firma. Un carnet de identidad virtual que te permite dar validez legal a los trámites y operaciones que realizas en la web.  

En los últimos años ha cobrado especial importancia en el mundo de las Pymes porque, además de ser un requisito indispensable para obtener la autorización para facturar electrónicamente, sirve para hacer declaraciones, rectificatorias, consultas privadas en el sitio del SII y ejecutar diversas operaciones entre empresas y entidades públicas y privadas.

Sin embargo, pese a la importancia que tiene, hay bastantes aspectos que los contribuyentes aún desconocen de él. Por ejemplo: el marco normativo que lo rige, las empresas que lo proveen, su valor y el cómo se usa para firmar los documentos digitales.

Dicho esto, la pregunta más frecuente es sin duda la que hace referencia al procedimiento para instalar dicho certificado digital.

Toma nota, porque es de lo más sencillo:

 

Nueva llamada a la acción

 

Paso a paso para instalar certificado digital

Si eres usuario del sistema de facturación del SII -conocido como Mipyme- debes comprar tu certificado digital con alguno de los proveedores autorizados por el Servicio de Impuestos Internos. Luego de esto puedes proceder a instalarlo en el equipo que emplearás para acceder al sistema. 

El proceso de instalación puede variar de un proveedor a otro, por lo que lo más seguro es que este te entregue un paso a paso en el que te indiquen exactamente cómo hacerlo.

No obstante, en términos generales, esta es la forma en que puedes habilitar la protección segura de claves y configurar el nivel de seguridad del certificado digital:

 

  •  Abre el archivo (.pfx) que contiene el certificado digital. 
  • Ingresa la contraseña que te entregó el proveedor del certificado al momento de la adquisición.
  • El sistema te permitirá que crees una contraseña nueva, que será la que emplearás cada vez que uses el certificado.
  • Una vez ejecutadas las acciones en mención, pulsa el botón “Finalizar”. 

 

¿Ves que es muy fácil?

No olvides que para desarrollar el proceso debes asegurarte de instalar el “netFramework”, requerido por el Plug-in Firma Digital, que puedes descargar desde Microsoft

De todos modos, ten presente que, si tu certificado digital es para aplicar firma electrónica avanzada, no tienes que hacer esta instalación. En tal caso sólo tendrías que ingresar el Token en uno de los puertos USB del PC e instalar su driver o software para configurarlo.

Para la emisión de facturas electrónicas en el sistema del SII, existe  la opción de centralizar tu certificado digital, es decir, de subirlo a la "nube del Servicio de Impuestos". Esto es mucho más beneficioso porque te permite usar el certificado desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, sin necesidad de realizar nuevamente el proceso de instalación. 

Actualmente, muchas instituciones públicas han digitalizado ciertos procesos y ofrecen ventanillas electrónicas para que realices tus trámites de manera online, sin desplazarte hasta sus sedes físicas y hacer el tedioso proceso que supone realizar ciertas gestiones de manera presencial. Sin embargo, aún falta mucho por profundizar y mejorar en dicha materia. 

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Cómo podría ayudarte un software con el certificado digital?

El procedimiento anterior es completamente diferente cuando lo ejecutas desde un software online, al menos por las siguientes razones: 

 

  • Por lo general, el proveedor del software de facturación online se encarga de realizar la adquisición del certificado por ti, es decir, te ahorra este trámite. Y mejor aún, en ocasiones asume el costo. 
  • Adicionalmente -cuando proceda- te guía en la instalación y configuración de las claves de acceso y niveles de seguridad. En todo caso, hablamos de interfaces intuitivas, muy fáciles de usar y que te permiten ejecutar de forma sencilla cualquier procedimiento.
  • El certificado operará en la nube bajo altos niveles de seguridad. Eso te permitirá acceder desde cualquier PC con conexión a Internet -no solo desde aquel en el que lo tienes instalado-, usando un protocolo de acceso de lo más sencillo y seguro. 
  • Si el sistema de facturación online admite varios usuarios y, si en tu empresa son varias las personas facultadas para firmar electrónicamente, el proveedor del software se encarga de tramitar los certificados digitales de todos. 

 

Por lo tanto, ya sea la adquisición como la instalación del certificado digital, se simplifican mediante un software de facturación online. Sumado a ello, ten presente que implementar este sistema en tu empresa no es una simple opción. Por un lado, es una obligación regida por la Ley 20.727; por otro, es una herramienta que simplifica la gestión de facturas y te permite ahorrar dinero. 

 

Nueva llamada a la acción