Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Forma fácil de hacer un contrato de trabajo

Publicado por Nubox | 2 de mayo del 2019
Forma fácil de hacer un contrato de trabajo

 

El artículo 7 del Código del Trabajo, define el contrato de trabajo como un “acuerdo entre el trabajador y el empleador, por el cual el primero se compromete a prestar servicios personales bajo subordinación y dependencia de un empleador, quien se compromete a pagar una remuneración por los servicios prestados”. En pocas palabras, se trata de un documento legal que formaliza la relación laboral y establece los derechos y obligaciones de ambas partes. Es importante conocerlo a fondo para cumplir con todas las disposiciones de la ley en la materia. 

 Contenido básico para hacer contratos de trabajo

De acuerdo con el artículo 10 del Código del Trabajo, el contrato laboral debe tener, como mínimo, la siguiente información: 

  1. Lugar y fecha del contrato. 
  2. Identificación plena de las partes. 
  3. Fecha de ingreso del trabajador a la empresa
  4. Descripción clara de las obligaciones y funciones del trabajador. 
  5. Monto, forma y período de pago de la remuneración. 
  6. Duración y distribución de la jornada de trabajo. 
  7. Duración de la relación laboral pactada. 
  8. Pactos adicionales que se acuerden entre las partes, como beneficios añadidos, asignaciones, entre otros. 

También es importante dejar estipulado en el contrato de trabajo todo lo relativo al periodo de prueba y las causales de despido y renuncia. 

Lee también: "Calcula las horas extra sin errores"

Tipos de contrato  

La ley establece diferentes tipos de contrato que debes conocer:

  1. Contrato de trabajo a plazo indefinido: no establece fecha para la terminación de la relación laboral. Esta solo podrá darse por mutuo acuerdo de las partes, renuncia o muerte del trabajador, conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato y caso fortuito o fuerza mayor. 
  2. Contrato de trabajo a plazo fijo: la relación laboral tiene una caducidad determinada. Su duración mínima es de un día y la máxima de un año. Cumplido este plazo, el empleador tiene la potestad de renovarla o darla por terminada. 
  3. Contrato por obra o faena: se refiere a la contratación en la que la relación termina una vez que se concluye una obra o tarea determinada, independientemente de la duración de esta. 
  4. Contrato part-time: se firma cuando la jornada laboral no excede las 30 horas semanales
  5. Contratos de trabajo especiales: son convenios que operan bajo lineamientos extraordinarios, como los de trabajadores de casa particular, de trabajadores agrícolas, de aprendizaje, de artistas, de trabajadores portuarios y de trabajadores temporeros. Se encuentran regulados en el Título II del Código del Trabajo. 

Cabe señalar que, de acuerdo con el Dictamen 3581/186 del 29 de octubre de 2002, “la figura del estudiante en práctica no se encuentra regida por la legislación laboral. En consecuencia, no da origen a un contrato de trabajo y tampoco existe norma alguna que limite su aplicación”.

Forma fácil: con un software

La gestión de contratos puede llegar a ser sumamente compleja cuando se cuenta con varios empleados con diferentes tipos de convenios laborales. Sin embargo, la tecnología puede ayudarte y el software especializado simplifica por completo esta tarea de las siguientes maneras: 

  1. Plantillas de contratos: el sistema cuenta con contratos pre-elaborados en los que solo debes diligenciar información muy específica, como la identificación de las partes. 
  2. Llenado automático: gracias a la base de datos de la que se nutre el software, la creación y renovación de contratos puede reducirse a unos cuantos minutos porque muchos de los campos se rellenarán automáticamente en función de la información que ya hayas completado en eventos pasados.
  3. Al día con la legislación laboral: al hablar de contratos de trabajo hablamos de muchísimas leyes para tener en cuenta y es fácil que alguna se te escape. Pero con el software eso no es problema porque se mantiene actualizado en la materia. 
  4. Visibilidad de los contratos: cada convenio queda asociado al perfil del empleado y guardado en la base de datos del sistema. Si deseas visualizar uno en particular puedes hacerlo fácilmente desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. 
  5. Notifica las fechas de terminación de contrato: el sistema te avisa con antelación las fechas de vencimiento de los convenios, para que empieces a evaluar la viabilidad de la renovación o terminación definitiva de la relación laboral. 
  6. Actualizaciones garantizadas: realizar modificaciones a los contratos es de lo más sencillo. Solo debes buscar el documento en cuestión y cambiar las cláusulas respectivas. El sistema creará copias de seguridad tanto de la versión antigua del convenio como de la nueva. 
  7. Mayor seguridad: la información incluida en un contrato de trabajo es muy delicada. Por eso el software la almacena bajo estrictos protocolos de seguridad. 

 

Lee también: "Cómo hacer contratos para extranjeros"

En síntesis, el software te ahorra tiempo y trabajo. Por supuesto, para que así sea debe ser intuitivo, fácil de usar, ofrecer buen soporte y ser proveído por una compañía de reconocida reputación. 

 Conoce aquí Remuneraciones Nubox