Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Tu concentración llegó a su límite? Mantente atento con estos tips

Publicado por Nubox | 23 de enero del 2018
¿Tu concentración llegó a su límite? Mantente atento con estos tips

Si últimamente te cuesta mucho estar concentrado en una tarea, tranquilo, no estás solo. Hay estudios que demuestran que tenemos interrupciones cada 12 minutos en el trabajo. Y es que, en una era de tantas distracciones digitales, no sorprende que haya problemas para ignorarlas.

La atención no es tan simple como parece. De acuerdo al neurocientífico Adam Gazzaley y el psicólogo Larry Rosen, autores de The Distracted Mind: Ancient Brains in a High-Tech  World, la habilidad de estar atento requiere dos funciones separadas: “realce” (concentrarse en lo que importa) y “supresión” (ignorar lo que no es relevante). Ambas funciones no se contraponen entre sí, sino que simplemente se llevan a cabo en distintos procesos del cerebro. De hecho, si alguno de estos se ve afectado, perdemos el foco. Como cuando estamos cansados, hemos tomado unas copas de más o cuando estamos envejeciendo.

Pero, ¿qué podemos hacer para mantener el enfoque?

¿Te has dado cuenta que hay personas que cierran los ojos para recordar algo? Esto no lo hacen porque sí. Cuando los ojos están cerrados, el cerebro no está trabajando tan duro para filtrar la información visual. En vez de luchar por ignorar todo lo que está en el campo de vista, se dedica a escanear la memoria. Según Gazzaley, un ambiente lleno y desordenado distraerá más que uno organizado, debido a que los espacios llenos de distracciones visuales fuerzan a nuestro cerebro a trabajar más por filtrar la información superflua; para rescatar lo que queremos recordar.

Necesitamos eliminar la distracción e impulsar la capacidad de concentración, una tarea a la vez. Si estás en tu oficina y tienes un plazo límite para entregar un documento importante, por ejemplo, limpia tu lugar de trabajo. El despejar, tanto tu escritorio físico como el virtual, es una muy buena opción para no caer en distracciones; al igual que limitarse a usar un monitor, tener una ventana del navegador abierta y un programa o app a la vez, son buenas prácticas.

Impulsa tu atención

Gazzaley y Rosen afirman que algunas actividades pueden impulsar la capacidad cognitiva y la atención al simular la habilidad que tiene el cerebro de reforzar y reorganizar las conexiones neuronales existentes, un proceso conocido como neuroplasticidad.

Entre las actividades que puedes realizar para impulsar tu atención, están: ejercicio físico, meditación y pasar tiempo al aire libre, en la naturaleza. Pero también existen ejercicios cognitivos que te pueden ayudar a cumplir la meta.

Así como los atletas deben ajustar sus rutinas de ejercicios a medida que se van fortaleciendo, los programas de ejercicio cognitivo también deben hacerlo. Por eso, la adaptabilidad es clave. Un buen ejercicio, que está comprobado que funciona para la capacidad cognitiva, son los videojuegos como Medal Of Honor, donde se crea un ambiente interactivo, adaptativo y con recompensas complejas. Con esto, lograrás que tu habilidad de poner atención se centre e ignore en partes iguales; que la información irrelevante afecte en tu habilidad de suprimir la distracción; e incrementar la capacidad de enfocarte.

Si estás en la oficina, no tienes tiempo para realizar algún ejercicio cognitivo, y perdiste la concentración por completo, ¡siempre puedes seguir estas formas de recuperarla!

Técnica del objeto

Busca algo que te llame la atención en tu escritorio, cualquier cosa, y fija tu atención en él. Obsérvalo durante dos minutos sin pensar en algo más, sin analizarlo ni interpretarlo. De esta forma, estarás centrándote por un tiempo corto en algo sin importancia, quitando de tu mente las distracciones que están afectando tu trabajo. ¡Puedes volver a tu objeto cada vez que quieras!

Pon atención a tu respiración

Cierra los ojos y respira profundamente, centrándote solo en cómo entra y sale el aire. Te conectarás con tu propio cuerpo y suprimirás las distracciones.

Técnica de separación

Es útil cuando lo que te distrae es algo externo. Cuando tienes que trabajar rodeado de personas que están conversando, por ejemplo, imagina que te separas de ese entorno ruidoso. Visualízate en una cápsula o rodeado de muros durante unos minutos.

“Cinco más”

Cuando llevas mucho tiempo en lo mismo, y tu cerebro ya no quiere más guerra pero te falta poco para terminar, lo mejor que puedes hacer es olvidar la meta final y poner objetivos pequeños. Si tu tarea se puede dividir, proponte avanzar de cinco objetivos a la vez. Si no se puede, opta por fijar un objetivo de trabajar duro cinco minutos.

¡Premios!

Cuando alcances un objetivo propio, piensa en tu recompensa. Si terminas el proyecto en el que estás, te invitarás a una rica comida o, si lograste trabajar una hora sin interrupciones, date permiso para un descanso y ve tus redes sociales o vídeos divertidos por 15 minutos.