¡Los problemas más comunes de la cadena de suministro y cómo resolverlos!

Publicado por Nubox | 9 de julio del 2020
¡Los problemas más comunes de la cadena de suministro y cómo resolverlos!

Cuando tu negocio comienza a tener movimiento de ventas —y tu inventario comienza a transitar entre las bodegas y sus destinatarios finales— es el momento justo de aplicar tu plan para mantener la cadena de suministro al ritmo que ha estado funcionando y que no se detenga de sopetón.

Por esta razón, debes tener visualizados y analizados los problemas que pueden acontecer en la cadena de suministro, lo que no solo significa estar bien preparado como comerciante, sino también estar consciente de que cumples con la obligación de mantener un equilibrio en la cantidad de unidades disponibles para la venta y no ver afectada la demanda.

En esta ocasión, queremos compartir algunos de los problemas más comunes de la cadena de suministro y sus respectivas soluciones.

 

Nueva llamada a la acción

 

1. Dificultades en la gestión de personal

La cadena de suministro depende de que las personas sean diligentes en su administración y confíen en el equipo. Por este motivo, el mayor desafío que afrontarás como administrador de las relaciones con el personal que trabaja en ella será establecer un vínculo de confianza mutua en lo laboral; es decir, mantener una "maquinaria humana" bien aceitada.

Suena sencillo, pero no lo es. De hecho, este aspecto representa un tremendo obstáculo en la gestión de varios administradores porque requiere de habilidades blandas para saber relacionarse bien con las personas, además de organizar y planificar detalladamente cada movimiento de la mano de una alta sincronía en el equipo de trabajo.

Quienes manipulan los productos —como los empaquetadores y estibadores de bodega— y quienes recogen la mercadería para distribuirla, son el corazón de la cadena de suministro. Ciertamente, puedes ayudarte con algunos avances tecnológicos, pero el trabajo humano no pierde su vigencia ni valor, motivo suficiente para no descuidar las normas de seguridad.

Si la cadena de suministro está un poco inestable, no es razón para hacer excepciones en los protocolos de cuidado y seguridad. Hay reglas que deben cumplirse cualquiera sea la situación y la seguridad de los trabajadores en todos los ámbitos es algo que contribuye al buen funcionamiento y eficiencia de estos.

Por ello, establecer horarios de descanso que sean suficientemente largos para reponer al trabajador y conceder en el contrato un periodo de vacaciones pagadas son medidas que provocan satisfacción y una sensación de protección en los colaboradores.

La percepción —y la posterior certeza— de que alguien vela por su salud y seguridad permite a los trabajadores alcanzar un rendimiento óptimo gracias a la calma que proporciona tener una red de seguridad proporcionada por el empleador, lo cual se traduce en un mejor desempeño, menos errores y un funcionamiento impecable de la cadena de suministro.

 

2. Desafíos a la gestión laboral

Si estás a la cabeza de la administración y gestión de la cadena de suministro, suponemos que ya te habrás encontrado con una falla que informan varias empresas alrededor del mundo; esta falla se relaciona con el talento humano y cómo las empresas no están logrando captar su interés, quedando relegadas en innovación sin la posibilidad de acceder ni tener al personal calificado para realizar una tarea determinada en la cadena de suministro.

Hoy más que antes, esa falta de interés de los jóvenes profesionales debe preocupar a las empresas, ya que sin nuevas fuentes de conocimiento e innovación el desarrollo del negocio se verá afectado y comenzará a estancarse.

Para evitar este problema, enfócate en la atracción del talento y la innovación. En una encuesta reciente, el 75 % de los responsables de la cadena de suministro señalaron que les preocupaba el hecho que es difícil encontrar a las personas adecuadas para el trabajo.

Esto último enciende varias alarmas, ya sea porque es difícil encontrar talento o porque el que hay no quiere trabajar en tu empresa. Sin importar cuál sea tu caso, ambos indican que tienes fallas importantes en distintos niveles.

Lo más aconsejable en esta situación es un estudio para volver a estructurar las políticas de contratación e incentivo a jóvenes profesionales. Quizá sea hora de modernizar ciertos lineamientos del área de Recursos Humanos y otras áreas de tu negocio o de mejorar los salarios, ya que pueden ser insuficientes en relación al mercado y a la responsabilidad que demanda el cargo.

Recuerda ser competitivo en tus políticas de contratación para captar al personal mejor entrenado y adecuado para tu cadena de suministro.

 

3. Riesgos ambientales y climatológicos

Vivimos en un mundo que enfrenta el cambio climático y esta alteración de los ciclos naturales del planeta ha interrumpido varias operaciones comerciales y financieras. En estos momentos, por ejemplo, la sequía es un problema ambiental que afecta a América del Sur, repercutiendo en la importación o exportación de frutas y vegetales.

Si bien tú solo no puedes hacer nada contra un fenómeno ambiental, sí puedes planificar cómo será tu funcionamiento si las condiciones dejan de ser las actuales o ideales y tener varios proyectos de contingencia que te preparen para escenarios específicos que puedan solucionar cualquier inconveniente eficazmente. Por ejemplo, puedes pensar en planes para diversificar la producción o cómo se administra el flujo de suministros.

 

4. Riesgos cibernéticos

Sin duda, la tecnología ha significado una mejora en la calidad de vida de millones de personas en el mundo, pero también abrió la puerta a nuevos riesgos y peligros. Por eso, invertir en recursos informáticos que refuerzan la seguridad de tus sistemas y bases de datos es esencial. De lo contrario, esta batalla está perdida.

Contratar un software antivirus es el primero de tantos pasos a dar para prevenir que tu cadena de suministro se vea afectada por una irrupción a tu sistema de datos.

De hecho, muchas empresas no solo se protegen a sí mismas, sino que también alientan a sus proveedores a hacerlo, ya que una vulneración a un negocio puede ser una amenaza para todos los demás.

Eso sí, contrata personal especializado, pues será una inversión a largo plazo.

 

Nueva llamada a la acción

5. Riesgos relacionados con la infraestructura

Puede suceder que, pese a tu empeño en realizar los chequeos y reparaciones en los plazos estipulados, se rompió una cañería que hizo que la producción y el funcionamiento de tu empresa se detuviera.

Las cosas se rompen y eso está fuera de tu control. Lo que sí puedes controlar es el plan que implementarás ante situaciones en las cuales la infraestructura deje de garantizar la seguridad de las operaciones y de quienes allí trabajan. En virtud de ello, es bueno tener un respaldo, algún seguro o ahorro para emergencias que involucren este tipo de circunstancias.

Por último, te recomendamos poner cada uno de estos puntos en una lista y revisar si se estás cumpliendo las condiciones para que la cadena de suministro funcione sin problemas en tu negocio.

Si este u otros artículos te han resultado provechosos, te invitamos suscribirte a nuestro boletín haciendo clic aquí.