Suscribirme al Blog

Recesión económica global: ¡Prepara tu negocio para este segundo semestre!

Publicado por Nubox | 20 de julio del 2020
Recesión económica global: ¡Prepara tu negocio para este segundo semestre!

Además de producir daños en materia de salud, el COVID-19 despertó varios de los “fantasmas” de la crisis financiera global de 2008 y 2009, entre los cuales sobresale la recesión económica.

Con el fin de evitar una mayor propagación de este virus y preservar cuantas vidas sea posible, la mayoría de los países optó por limitar la actividad comercial, aplicar medidas de confinamiento y cerrar de manera parcial o total sus fronteras.

Dichas medidas —además de alterar lo que concebíamos como normalidad— tuvieron daños colaterales en las economías, produciendo este fenómeno que tanto preocupa a los Gobiernos y las empresas, pero que bien se puede enfrentar y superar con las acciones adecuadas.

Para que tu negocio sea uno de los que resistieron esta nueva recesión económica mundial y pueda prevenir los riesgos que conlleva, en las siguientes líneas te explicaremos de qué trata, cómo puede impactar a las organizaciones empresariales y, también, de qué manera enfrentarla con éxito.

¡Veamos! 

 

¿Qué es una recesión económica?

Los grandes organismos de finanzas a nivel mundial auguran que 2020 será uno de los años de peor desempeño económico en la historia reciente de la humanidad.

En el caso del Fondo Monetario Internacional (FMI), la organización estima una contracción anual global del 3%, comparable con las sufridas durante las dos guerras mundiales.

Lo anterior denota que cerraremos el año con una nueva recesión, es decir, la caída generalizada de la actividad comercial y económica y de la demanda de bienes y servicios.

De acuerdo a las teorías tradicionales, este fenómeno se produce cuando el Producto Interno Bruto (PIB) decae durante dos periodos trimestrales consecutivos.

Pero ¿cómo este concepto macroeconómico afecta las empresas? ¡Te respondemos a continuación! 

 

¿Cómo puede impactar una recesión económica a tu negocio?

Ahora que sabes en qué consiste la recesión económica, es tiempo de que conozcas cuáles son las amenazas que este fenómeno pone ante tu negocio:

Disminución de ventas

Lógicamente, este es el principal riesgo directo de una recesión económica y del cual parten muchos otros impactos negativos que detallaremos más adelante.

Este hecho está directamente relacionado con una menor actividad comercial y con la disminución de la oferta de bienes y servicios, lo que se traduce en más personas desempleadas, disminución de los niveles de ingresos y mermas en la actividad comercial.

Por ese motivo, independientemente de si tu cliente es el consumidor final u otras empresas, puede que sus bolsillos no estén en su mejor momento y estén evitando hacer compras e inversiones en este complicado momento.

Falta de liquidez

Este riesgo está directamente asociado con el anterior. La caída de las ventas equivale —al mismo tiempo— a la disminución de los ingresos y, en consecuencia, a problemas de liquidez.

En contextos como el actual, el tiempo entre una venta y otra suele ser mucho mayor y la dinámica de ingresos es más lenta, lo que puede generar que las empresas no dispongan de suficiente dinero en efectivo para costear arriendos, salarios y otros gastos indispensables.

Inestabilidad operativa

Si bien algunos sectores empresariales han tenido un buen rendimiento en medio de este contexto adverso, como las grandes tiendas de comercio electrónico y empresas de contenidos audiovisuales en línea, lo cierto es que la gran mayoría del mercado se ha visto afectada.

Por esa razón, puede que empresas que prestan servicios indispensables a tu negocio estén experimentando dificultades en estos momentos y hayan desmejorado la calidad de su atención y productos.

En ese caso, es muy posible que tu negocio —al carecer de ciertos servicios, productos y apoyos estratégicos— vea cómo sus operaciones son mucho más inestables y se dificulte el cumplimiento de determinados procesos y actividades clave.

Daño a la reputación de la marca

Este es uno de los impactos más peligrosos de una recesión económica para los negocios, ya que sus efectos se prolongan en el tiempo.

Si tu empresa carece de liquidez y desmejora sus operaciones, esto puede verse reflejado en el exterior a raíz de una menor calidad de su oferta comercial y de múltiples deficiencias que afectan la experiencia del usuario.

Evidentemente, los daños en la imagen de una marca no suelen arreglarse de la noche a la mañana, sino que requieren de estrategias y campañas de marketing y comunicación con alcances de mediano y largo plazo.

Debido a esto y otros impactos negativos, los organismos internacionales esperan un masivo cierre de empresas este año: tan solo en América Latina más de 2,5 millones de negocios formales podrían culminar con sus operaciones producto de las dificultades económicas de esta recesión.

 

 

Entonces, ¿la recesión económica es el fin de tu negocio?

Que los Gobiernos y organismos multilaterales anuncien que —en efecto— experimentamos una recesión económica mundial, no significa necesariamente que tu empresa llegará a su fin, mucho menos si adoptas las acciones estratégicas adecuadas. ¡No te preocupes!

Además de entender muy bien este fenómeno y tener claro las amenazas que implica, para evitar males mayores te conviene emprender técnicas y estrategias claves, como:

 

  • Ajustar la cartera de productos o servicios: En contextos como el actual surgen nuevas necesidades, así que no descartes ajustar tus productos o servicios a las mismas.
  • Modernizar procesos clave: Si bien no es sencillo hacer inversiones en estos momentos, vale la pena hacerlo en tecnologías que permitan optimizar y automatizar el registro de información y el control operacional.
  • Evaluar constantemente la situación: No dejes de medir el “pulso” de tu entorno, identificando nuevos problemas y dinámicas que puedan impactar a tu negocio.
  • Reducir gastos innecesarios: Ya que la reducción de ingresos es una amenaza latente, esfuérzate por reducir costos operacionales, eliminando todos aquellos gastos que no generan valor ni grandes beneficios.
  •  

¡Ahora sí! Ya sabes qué es la recesión económica, de qué forma amenaza a tu empresa y cuáles medidas te conviene tomar para enfrentarla.

¡No te detengas y manos a la obra para mantener tu negocio a flote!

¿Este material te resultó interesante? De ser así, seguramente también disfrutarás nuestro ebook "Las claves para gestionar un negocio en tiempos de crisis". ¡No dudes en descargarlo y leerlo!

 

Nueva llamada a la acción