Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Cómo programar vacaciones de funcionarios en una Pyme

Publicado por Nubox | 7 de febrero del 2017
Cómo programar vacaciones de funcionarios en una Pyme

La correcta gestión de las vacaciones de los funcionarios es fundamental para no afectar la productividad de una Pyme, especialmente pensando aquellas temporadas en las que son solicitadas de forma masiva (festividades, fin de año, verano, etc.). Por lo tanto, es necesario que el dueño de la compañía y el personal administrativo aprendan a programarlas e implementar buenas prácticas al respecto, como las siguientes:

1. Cumplir la legislación

Para programar vacaciones de funcionarios se puede recurrir a dos estrategias: pactarlas a través del diálogo o definirlas de manera unilateral en el contrato de trabajo.

2. Realizar contrataciones de manera inteligente 

Si bien es cierto que la contratación de empleados obedece a un sin número de variables (renuncias, crecimiento empresarial, etc.), hay que realizar la integración de personal pensando en que su periodo vacacional no coincida con las temporadas de mayor productividad. Por ejemplo, si la normativa laboral exige que todo trabajador debe tener vacaciones cada año -y tu Pyme se dedica a la comercialización de juguetes- no es conveniente incorporar funcionarios a la nómina fija durante los meses de noviembre y diciembre, pues al siguiente año tendrán derecho a sus vacaciones justo en el momento en que más se necesitan.

3. Asegurar la continuidad de las labores

Antes de que cada empleado salga a un periodo de vacaciones hay que garantizar su reemplazo, recurriendo a contratos a plazo fijo de personal calificado. No es recomendable asignar sus funciones al resto de la plantilla, pues esto significaría una sobrecarga laboral que puede afectar la productividad de la empresa y el bienestar de los trabajadores.

4. Evitar conflictos entre los trabajadores

Cuando las vacaciones de varios empleados coinciden para una misma temporada -especialmente cuando la actividad es alta-, es necesario llegar a acuerdos claros con ellos y priorizar solicitudes. Así, evitaremos inconvenientes entre los trabajadores y posibles disgustos de ellos hacia la empresa.

Ebook ¿Cómo utilizar las redes sociales para potenciar tu negocio de contabilidad?

5. Definir una política vacacional clara

Para programar vacaciones de funcionarios de manera inteligente y evitar el impacto de las mismas en la productividad de la empresa, es necesario crear políticas empresariales al respecto. Esto se refiere a establecer derechos y obligaciones para la solicitud y disfrute de las vacaciones, que deben ser conocidas a fondo por todos los trabajadores.

6. Gestionar las vacaciones con suficiente tiempo de antelación

 Es sumamente importante implementar un sistema de gestión vacacional que permita, con tiempo, reaccionar ante el impacto que puede generar la ausencia de funcionarios, como la organización del trabajo o la eventual contratación de reemplazos, entre otros. Además, con diálogo, ellos mismos pueden anticipar su período de descanso y organizar actividades o salidas fuera de la ciudad, aliviando el estrés al que están sometidos durante el año.

De esta manera, todos los trabajadores podrán planificarse con tiempo, aprovechando al máximo este (tremendamente necesario) período de descanso. Después de todo, no se trata solo de tus empleados, sino también de sus familias: se deben coordinar los tiempos de todos para que lo planeado resulte. ¿Qué pasa si, por mala organización, debes re agendar el descanso de uno de ellos? Probablemente, arruinarás meses de coordinación con su familia, y más que un relajo, le traerás problemas y disgustos.

 Lee también: "¿Cómo resolver una urgencia contable en vacaciones?"

Beneficios de las vacaciones en los empleados

Además de que son un derecho de todos los trabajadores, las vacaciones reportan excelentes beneficios para la empresa. Entre éstos, los más importantes son:

  • Mantener la productividad de la empresa: los empleados no son máquinas. Requieren descanso para renovar energías y mantener su rendimiento. Además, el buen trato y respeto de sus derechos, estimulan en los trabajadores las ganas de dar lo mejor de sí en todas sus obligaciones laborales. Con ello, al retorno, notarás cómo sus tareas las realizan de mejor ánimo y con mejores resultados.
  • Fortalecimiento de la familia: las vacaciones son el período ideal para que el núcleo familiar fortalezca los lazos lejos de las obligaciones del día a día. Esto influye directamente en el desempeño de los trabajadores, pues al mejorar la comunicación y las relaciones familiares se pueden abordar con mayor tranquilidad las obligaciones cotidianas.
  • Disminución de riesgos laborales: según varios estudios al respecto, publicados en el sitio de la universidad de Valencia, el derecho de los trabajadores a las vacaciones reporta beneficios para la salud. Por nombrar algunos, la disminución de presión arterial, reducción de estrés y mejora del estado anímico son los principales, entre muchos otros. Estos efectos positivos se traducen en trabajadores más productivos y menos propensos a sufrir accidentes laborales.
  • Crecimiento personal: las vacaciones son el período en que los trabajadores aprovechan para dedicar más tiempo a las actividades que los llenan espiritual y emocionalmente, mejorando el estado anímico y ayudando a aliviar el estrés propio del año laboral.

Estos beneficios son de vital importancia para el óptimo funcionamiento de todos los frentes de la empresa. Sin embargo, es importante saber programar vacaciones de funcionarios y gestionarlas pensando en cada uno de los empleados, para que no se conviertan en obstáculos dentro del proceso productivo y todos puedan gozar tranquilamente de un merecido tiempo de descanso.

Lee también: "Tipos de softwares de Remuneraciones en Chile"