Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Nada nos detiene

Publicado por Nubox | 3 de septiembre del 2019
Nada nos detiene

Razonando acerca del cambio que ha experimentado la profesión del Contador, es obligatorio realizar una mirada al tiempo, a las tareas y al rol que hemos venido cumpliendo. El ejercicio de la profesión en los años 60 con respecto al presente siglo es indudablemente diferente.

 

Mientras en el pasado se ejecutaban las tareas en libros de tapa gruesa con columnas de 30 cuentas, -y el libro abierto podía medir un metro- , en el presente se pueden ejecutar las mismas tareas en un software, lo que ha representado un cambio relevante para la profesión.

 

El mundo contable dio un giro de 180° gracias a la tecnología. Hubo un cambio significativo en la forma como presentamos la información. Hay mayor orden, mejoramos la variable tiempo, hay espacios para el análisis y podemos presentar los informes de una manera más atractiva.

 

Las empresas a nivel mundial viven una digitalización en la que se busca optimizar todos los procesos mediante el uso de nuevas tecnologías. La contabilidad no escapa a ello: los contadores debemos aprender a manejar distintas aplicaciones, como los CRM y los sistemas contables.

 

Sin duda alguna dominar estas tecnologías supone más un beneficio que un desafío, pues permite simplificar los procesos al máximo. El problema radica en que gran parte de las soluciones que se ofrecen en el mercado no prestan un soporte oportuno para resolver los inconvenientes que se presentan mientras el contador aprende a manejarlos. En eso también las grandes empresas de software deben pensar; en cómo brindarnos una atención al cliente más oportuna y efectiva.

 

DE INTERÉS: Hablan los que cuentan

 

Estas transformaciones incrementan nuestra responsabilidad ante nuestros clientes y terminan siendo un aporte transversal para la sociedad. Siempre encontraremos resistencia porque cuesta a veces aceptar el cambio, incluso cuando plantean nuevos escenarios y procedimientos. Sin embargo, sabemos que son necesarios porque son producto de un mundo económico cada vez más globalizado.

 

La globalización en nada debe deteriorar los principios éticos que rigen un contador. Las nuevas tecnologías están para ayudarnos a mejorar nuestra gestión, no para crear mecanismos que permitan desvirtuar nuestras responsabilidades. La formación ética del profesional contable le exige hacer todo lo que esté a su alcance para disminuir la evasión fiscal y considero que la era digital va en ese sentido.

 

Los desafíos que se nos presentan se vuelven interesantes porque nos permiten crecer profesionalmente. Sin embargo, las dificultades de ser contador no son tan fáciles de sobrellevar, tendemos a estar sobreexigidos en nuestras labores, sin mucho apoyo, por lo que siempre será recomendable poder apoyarnos mediante el uso de herramientas tecnológicas.