Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

Manual del emprendedor exitoso

Publicado por Nubox | 14 de noviembre del 2018
Manual del emprendedor exitoso

La base de todo emprendimiento es una buena idea. Por lo tanto, cualquiera puede lanzarse a la aventura de crear su propia empresa. Sin embargo, algo que debes tener en cuenta es que todos los emprendedores exitosos tienen las siguientes cualidades: 

  1. Compromiso: el compromiso hace referencia a la obligación que asumes de cumplir los objetivos trazados en el plan de negocios o, por lo menos, de trabajar duramente para lograrlos. Si no te comprometes sinceramente con el proyecto de empresa -ya sea por miedo al fracaso o cualquier otra razón- simplemente será muy difícil que progreses. 
  2. Constancia: emprender no es fácil. La constancia es esa fuerza continua e inquebrantable que te lleva a mantener en el tiempo el ímpetu necesario para lograr los objetivos fijados, sin importar que eso implique esfuerzo extra o enfrentar diferentes obstáculos. En cierta forma, es hermana de la paciencia porque te enseña a construir el éxito poco a poco, a esperar y a resistir.
  3. Orden: un negocio que es metódico cumple con las fechas impuestas y tiene organizada su contabilidad, finanzas y demás procesos administrativos, tiene mayores posibilidades de alcanzar el éxito. Simplemente, porque es más eficiente y puede responder con mayor celeridad a los requerimientos y contingencias que se presenten en el desarrollo del emprendimiento. 

Si logras hacer de estas cualidades un hábito, tendrás más ventajas que aquellos que esperan que la suerte les caiga del cielo. En definitiva: alejas las posibilidades de fracasar.

¿Qué dicen las estadísticas?

En el país existen cerca de 1.800.000 emprendedores. Sin embargo, cerca del 80% de los emprendimientos no pasan el primer año de vida y el 90% de las startups no llegan a los tres años, dando cuenta de las dificultades del entorno.

Además, solo un 10% de las Pymes sobrevive a los 10 años, por lo que la constancia y determinación son indispensables para el éxito del negocio.

Entonces ¿cómo lograr el éxito?

Las tasas de fracaso son altísimas y podrían asustar a cualquiera. Pero los emprendedores osados ven una oportunidad de negocio en dicho panorama. Sin embargo, antes de lanzarte a la aventura, debes aplicar los siguientes tips: 

1. Estudia los términos financieros

La mala gestión de las finanzas es una de las principales causas del fracaso empresarial. Como emprendedor, debes conocer todo lo que puedas sobre ellas porque las decisiones más importantes al respecto recaerán sobre ti. Conceptos como activos de renta fija, confirming, factoring, leasing y control presupuestario -entre otros- deben ser parte de tu léxico. Pero, más allá de saber qué significan, debes aprender cómo operan y qué impacto pueden tener en la administración de tu negocio. 

2. Aprende los términos contables

La contabilidad es imprescindible en cualquier negocio porque es la que refleja su situación financiera, facilitando la toma de decisiones estratégicas. Al manejar los conceptos contables con precisión, puedes entender claramente los estados financieros que el contador elabora para ti, así como indicadores importantes para la gestión de la empresa, como ratios de estructura, solvencia y liquidez, entre otros.

3. Contrata trabajadores o consultoras que manejen la información que tú no manejas

Por supuesto, no puedes ser experto en todas las materias que inciden en un emprendimiento. Por eso, lo mejor es contratar personal experto en aquellas tareas que no dominas, como la contabilidad. Si tu capacidad económica no te lo permite, siempre está la opción de la externalización. No lo veas como un gasto, sino como una inversión estratégica. 

4. Realiza un plan de negocios

El plan de negocios describe detalladamente cómo vas a operar y a desarrollar tu idea de negocio durante un período determinado. Incluye -entre otros puntos- análisis de la competencia y de mercado, organización de recursos humanos, proyecciones de ventas, planes de marketing, de producción y de compras. Emprender sin este es como navegar a la deriva, sin un mapa.

¡Y no olvides las habilidades blandas!

Al hablar de emprendimiento, generalmente se hace alusión da la necesidad de planificar el crecimiento del negocio con diferentes técnicas comerciales y administrativas, pero poco se hace referencia a las habilidades blandas. 

En concreto, hablamos de aptitudes, rasgos de personalidad, valores y cualidades humanas que son imprescindibles en todo emprendimiento, porque te permiten mantenerte emocionalmente saludable y conectar con el resto, ya que en los negocios siempre tienes que relacionarte con otras personas (socios, mentores, inversionistas, trabajadores, proveedores, etc.).

Entre las habilidades blandas que todo emprendedor debería tener, se encuentran: 

  • Capacidad de liderazgo. 
  • Buen manejo del estrés. 
  • Proactividad. 
  • Resiliencia al fracaso. 
  • Disciplina.
  • Creatividad. 
  • Capacidad para trabajar en equipo. 
  • Empatía. 
  • Habilidades comunicacionales.

Como ves, para lograr el éxito en un emprendimiento no basta con tener una idea buena. Sin embargo, poniendo en práctica los consejos que acabamos de revisar te acercarás al éxito cada vez más, de manera sostenida y con el apoyo de tus trabajadores.

Conoce aquí Factura Electrónica Nubox