Flujo de Caja: ¿Cómo gestionarlo durante la emergencia sanitaria?

Publicado por Nubox | 1 de abril del 2020
Flujo de Caja: ¿Cómo gestionarlo durante la emergencia sanitaria?

El COVID-19 está generando dificultades en las empresas. La gran mayoría han suspendido sus actividades comerciales por la cuarentena obligatoria que han implementado algunos países para contener el efecto contagio del coronavirus.

Esta paralización temporal impacta considerablemente en el flujo de caja de las micro, pequeñas y medianas empresas, porque no cuentan con el respaldo económico suficiente para enfrentar las consecuencias de esta crisis.

El COVID-19 no es solo una crisis de salud, también ha logrado impactar en la economía. Los datos que proyectan algunas organizaciones internacionales no son para nada alentadores. El mundo está en puertas -o ya lo está- de una recesión económica mucho más grave que la ocurrida en 2008-2009.

Es importante que las empresas comiencen a interiorizar los riesgos que implicará la pandemia para su negocio, con el objetivo de que puedan tomar acciones rápidas que le ayuden a surfear de una forma más segura la emergencia sanitaria.

Pese a que algunas han podido mantener las operaciones a través del formato teletrabajo, esto no garantiza que el flujo de caja esté garantizado. Puede ocurrir que tus potenciales compradores decidan contraerse o gastar menos, lo que impactará severamente tus estados financieros.

Si eres dueño de un negocio y puedes verte afectado por los efectos del coronavirus, aquí te presentamos algunos consejos que te ayudarán a manejar tu flujo de caja en este tiempo de crisis.

 

Nueva llamada a la acción

 

1. Ajustar los presupuestos de flujo de caja

En estos tiempos difíciles, debes saber el impacto que tendrá una desaceleración en el flujo de caja de tu negocio. Es necesario precisar esa información porque eso te ayudará a determinar si podrás cumplir o no con el pago a tus proveedores, pago de deudas, servicios y remuneraciones de tus empleados.

 

2. Revisar los gastos de capital

Lo recomendable es que evalúes muy bien si es necesario en este momento realizar una inversión en un activo importante para tu empresa. Ante este incierto escenario por el COVID-19, es prudente parar cualquier gasto significativo que pueda comprometer tu flujo de caja.

 

3. Monitorea los financiamientos disponibles

No debes asumir que tus actuales facilidades de financiamiento y otras opciones disponibles lo continuarán estando en el futuro. Chequea con tu banco si tienes oportunidad de acceder a líneas de créditos o créditos empresariales que te sirvan de auxilio económico si presentas problemas graves de liquidez. Por ejemplo, el factoring -en este tiempo de crisis- puede ser una vía rápida de financiamiento para asegurar un flujo de caja más rápido.

 

De interés: Teletrabajo: Aprende a realizarlo de forma exitosa

 

4. No pierdas de vista tus Estados Financieros

Es importante que le pidas a tu contador que te mantenga actualizada toda la información financiera de tu negocio, para que así puedas determinar la rentabilidad durante esta etapa de crisis. No debes perder de vista los gastos generales, inventario, saldos deudores, acreedores, entre otros.

El software de contabilidad y Facturación Electrónica de Nubox tiene todas las soluciones que necesitas para cada etapa de tu negocio, incluidos recordatorios de facturas automatizadas, facturas personalizables y todos los informes que necesitas para rastrear con precisión el flujo de caja.

 

5. Recortar gastos: Tiempos de austeridad

La clave en este momento es ahorrar todo lo que puedas. No hagas un gasto que luego pueda afectar tu flujo de caja. Si tienes una nómina muy alta, evalúa entonces qué opciones te ofrece la legislación laboral para realizar recorte de personal o reducción de la jornada.

Por ejemplo, en la Cámara de Diputados ingresó una ley de protección al empleo que busca que los empleadores que se vean obligados a cerrar, puedan poner fin de forma temporal la relación con sus empleados, pero sin desvincularlo completamente de sus funciones.

Esto permitirá que la empresa no siga pagando sueldos, sino que solo deba cumplir con las cotizaciones de los trabajadores. Por su parte, el trabajador que quedó cesante temporalmente, podrá cobrar su seguro de cesantía durante el tiempo que dure el cierre.

 

 

6. Garantiza el inventario

Ante la parálisis general que existe actualmente por la crisis sanitaria del COVID-19, las empresas sufren interrupciones en su cadena de suministro ante la falta de materias primas y derivados. Si enfrentas una situación de ese tipo, busca alternativas para que puedas garantizar unos niveles mínimos de existencia y puedas continuar tus operaciones. El objetivo es vender todo lo que puedas.

 

7. Aumenta tus cierres de venta

Toma medidas para aumentar las ventas a través de acciones mucho más rápida. En este minuto, ofrece algún tipo de descuento bien aterrizado que, en vez de comprometer tu flujo de caja, la ayude a mantener una fluidez de efectivo.

 

Nueva llamada a la acción

 

8. Gestión de cobranza

Habla con tus clientes y coméntales la situación que estás atravesando. Quizás ellos están en la misma condición, pero esta oportunidad de comunicarte te va a permitir entender si es posible que te puedan pagar o crear alternativas de pago. Puedes motivarlos ofreciéndoles descuentos.

Lo otro que debes considerar es modificar tu ecosistema de cobranza. En este tiempo de crisis, garantizar el flujo de caja pasa también por plantear otras condiciones de pago. Por ejemplo, que factures tan pronto como sea entregado el servicio que ofreces a tu cliente, revisiones periódicas de informes de deudores antiguos y seguimiento con clientes que pagan lentamente.

 

 

 

9. Sortea a tus acreedores

Las opciones para administrar sus deudas pueden ser limitadas, pero si te ves afectado por los efectos indirectos del coronavirus, debes tomar todas las medidas que puedas para negociar con los acreedores, ya que pueden ayudarte de alguna manera.

 

10. Invierte en marketing digital

Muchas empresas que están experimentando una desaceleración están aumentando su estrategia de marketing en línea para atraer nuevos clientes. En este minuto, cualquier alternativa para llegar a tus prospectos de forma rápida es bienvenida.

 

11. No olvides cumplir con tus obligaciones tributarias

Es importante que tus compromisos tributarios se paguen correctamente y a tiempo. El gobierno emitió las siguientes medidas para ayudar a las PYMES en este sentido:

  • Se suspenden por 3 meses el pago de los PPM del Impuesto a la Renta.
  • Postergación del IVA para empresas cuyos ingresos sean menores a 350 mil UF posibilitando su pago en 12 cuotas mensuales a tasa de interés real 0%.
  • Postergación hasta julio de 2020 del pago de impuesto a la renta de las pymes de acuerdo a lo que declaren en la operación renta de abril próximo.
  • Anticipación de la Devolución del Impuesto a la Renta para abril.
  • A partir de abril, el Estado pagará a contado todas las facturas que tenga pendiente con las PYMES, generando liquidez inmediata de US$1.000 millones. 

 

12. Apóyate en los planes del gobierno

Para sortear la crisis, los gobiernos de todo el mundo han implementado paquetes de estímulos o inyección de fondos en los sectores que más golpeados podrían salir de esta crisis. Chile no ha sido la excepción. El Gobierno de Sebastián Piñera anunció un Plan de Emergencia Económica que contempla una inversión de más de USD 11.750 millones. Esta medida busca ofrecer una vía de oxígeno a las empresas y ofrecer distintos subsidios a los trabajadores.

Esperamos que estos consejos te ayuden a llevar de forma más controlada tu flujo de caja. Sé que es difícil la situación que estás atravesando, pero trata en lo posible de plantearte alternativas viables que permitan mantener tu negocio a flote. Si la única opción que tienes es cerrar, pues aprovecha las opciones que está ofreciendo el Estado para ayudar a aquellos negocios que por la crisis tienen que cerrar.