¿Qué le espera a los sectores económicos de Chile en el 2021?

Ignacio Maldonado

Escrito por Ignacio Maldonado

Head of Sales en Nubox Chile I Experiencia en ambientes de ventas B2B y B2C en industrias principalmente de Servicios y Productos.

Author's LinkedIn
Crédito Fogape Reactiva Aprende aquí cómo solicitarlo

Crédito Fogape Reactiva

Aprende aquí cómo solicitarlo

Índice de contenidos

Los sectores económicos en Chile han tenido un año realmente complejo, el cual encadenó las consecuencias del estallido social de 2019 con la crisis generalizada producida por el COVID-19.

En un panorama de contracción global del 5,2%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), cientos de países han experimentado sus mayores dificultades económicas en lo que va de siglo XXI y, lamentablemente, Chile no es la excepción.

Más allá de los problemas actuales, ¿Qué tan comprometido está el futuro? ¿Qué le espera a la economía chilena?

En términos generales, como proceso natural o de “rebote”, ciertas estadísticas, indicadores y datos macroeconómicos podrían arrojar mejoras en el futuro inmediato, luego de tocar fondo y alcanzar niveles negativos históricos.

Para que tengas una idea clara sobre el panorama del próximo año, a continuación mencionaremos 3 realidades, situaciones y tendencias específicas que deben esperar los sectores económicos en Chile el 2021.

¡Atención!

¿Te preocupa que tu negocio no salga bien parado del complejo entorno actual? ¡Lee nuestro ebook 11 claves para gestionar tu negocio en tiempos de crisis!

 

Nueva llamada a la acción

 

Potencial recuperación

Durante una de las etapas más graves de la crisis sanitaria en Chile y América Latina, en el segundo trimestre de 2020, la nación experimentó una caída del 14,1% de su actividad económica. El país no mostraba un registro tan negativo desde hace 38 años, cuando cerró el periodo de debacle económica de 1982 con un Producto Interno Bruto (PIB) de -13,6%.

Si bien el desempeño económico fue alarmante en el trimestre mencionado, lo cierto es que representó un punto de inflexión. En los meses siguientes, en medio de una serie de medidas de apoyo, las perspectivas de consumo mejoraron moderadamente, de acuerdo a un informe del Banco Central de Chile.

Esto alentó al organismo a mejorar varias de sus proyecciones para el cierre de 2020: entre otras cosas, ajustó su proyección inicial de una caída del PIB, pasando de entre 5,5% y 7,5% a una de entre 4,5% y 5,5%, lo cual se vislumbra como el punto de partida de un proceso de recuperación en 2021 como efecto rebote de la contracción de 2020 generada por la crisis del COVID-19 y, también, por los problemas heredados del estallido social de 2019.

El próximo año, Chile será el tercer país de Latinoamérica con mayor crecimiento económico (4,9%), conforme señala un informe de Consensus Forecasts, poniendo a los sectores económicos frente a un panorama de potencial recuperación, el cual deben aprovechar para retomar volúmenes de negocio e ingresos.

Otra buena noticia es que dichas mejoras en la economía serán sostenidas. Consensus proyecta que en 2022 el país ya recuperará su nivel de PIB previo a la crisis.

Eso sí, es importante tomar en cuenta que estas proyecciones podrían desmejorar si continua empeorando el tenso clima social y político del país.

 

Oportunidades de apoyo a PyMEs

No es un secreto que las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) suelen ser las más afectadas en periodos de turbulencia económica.

A mediados de 2020, la Confederación Nacional de la Pequeña Industria y Artesanado (CONUPIA) estimaba que 200 mil de estas empresas podrían llegar a la quiebra, la mayoría perteneciente a sectores claves como turismo y comercio.

Para revertir dicha situación, el Estado ha impulsado múltiples medidas de apoyo a las PyMEs, las cuales influenciarán la dinámica económica de 2021: como ejemplo, un “Fondo Especial para las PyMEs y el Turismo” —equivalente a 120 millones de dólares estadounidenses— fue creado para destinarse a subsidios, créditos flexibles, capacitaciones y capital de trabajo.

También, los financiamientos y ayudas estarán orientados a programas de digitalización y modernización dentro de estas empresas para ayudarlas a afrontar la “nueva normalidad”, en la cual tendencias como el teletrabajo y el comercio electrónico cada vez serán más practicadas.

Cabe destacar que la carga tributaria a estos negocios será mitigada y flexibilizada gracias a los nuevos regímenes tributarios Pro Pyme Transparente y Pro Pyme General, contemplados en la Ley de Modernización Tributaria aprobada por el Congreso. 

 

Proceso de recuperación del empleo y la capacidad de compra

Si bien se tomaron mediadas como mitigar la carga tributaria de las empresas y liberar fondos de pensión, el empleo y el poder adquisitivo cerrarán 2020 con números negativos: de hecho, en la Gran Santiago —bastión del empleo en el país— se perdieron más de 540 mil trabajos, lo que representó una caída interanual del 16,9%.

En tanto, la pérdida de poder adquisitivo se refleja, en buena parte, en las proyecciones negativas del PIB y la actividad económica que mencionamos algunas líneas atrás.

Frente a esta realidad, una de las respuestas estatales ha sido un incremento del 9,5% del gasto público en 2021, contemplado en el presupuesto anual establecido e informado por el Ejecutivo.

En concreto, al Programa de Incentivos y Subsidios a la Creación y Recuperación de Empleo se destinarán alrededor de 2 mil millones de dólares con el objetivo de recuperar 500 mil puestos de trabajo.

Además, los fondos de la administración para la protección de ingresos y empleos aumentarán más de un 400% con respecto a 2020, gracias a una dotación 5.200 millones de dólares.

La mejora gradual en el poder de compra y la reintegración de miles de personas al empleo es una oportunidad clave para los negocios y sectores económicos en Chile, las cuales pueden ayudar a mejorar los bajos niveles de consumo y de demanda de productos y servicios.

¡Eso fue todo! Ahora ya tienes una idea clara de la proyección de la economía chilena para 2021.

Como ves, las dificultades continuarán para los sectores económicos, pero también disfrutarán de oportunidades en un periodo natural y necesario de recuperación, luego del que muy probablemente sea el año más complejo desde el icónico 1982.

Para finalizar, resulta importante que realices un constante estudio del entorno y sus particularidades para que tomes las mejores decisiones de negocios y optimices la gestión en tiempos de crisis.

 

Nueva llamada a la acción

Visita nuestros otros blogs

Completa el formulario por favor